Walther P38

La base de muchas pistolas actuales

Durante la década de 1920 y bajo la dirección de Georg Walther la firma de armas se introdujo en el mundo de las calculadoras, siendo un éxito en ventas; pero lo más importante fue que después de la Segunda Guerra Mundial, gracias a este segmento la empresa, podría remontar hasta volver a una posición aún más fuerte que antes. Sin embargo, todo esto fue fruto del esfuerzo y el duro trabajo durante décadas.

 

Retrotrayéndonos en el tiempo

A mediados de 1920, Walther puso en el mercado un nuevo modelo, la PP. Ésta es para muchos la primera pistola moderna. Su éxito fue inmediato, por tanto, se han hecho muchísimas copias, con y sin licencia. De hecho, los soviéticos de postguerra la copiaron en una versión más barata y cruda, pero funcional, conocida como Makarov.

La PP y su saga sentaron las bases para otra que mantendría la doble acción y el martillo a la vista como buque insignia del arma, la P38, denominación utilizada por el Ejército Alemán del régimen nazi. Por tanto, fue la pistola reglamentaria durante la Segunda Guerra Mundial, aunque como es lógico se siguieron utilizando muchas otras, desde la Parabellum P08 a la española Astra Modelo 600 en igual calibre, siendo reglamentaria de la Luftwaffe.

P38 fabricada por Walther durante la Segunda Guerra Mundial. Esta retenida era totalmente fuera de época cuando la P38 salió el mercado, sin embargo se mantuvo.

Pistola P38 fabricada por Máuser durante la Segunda Guerra Mundial.

 

 

 

 

 

 

 

Durante el conflicto la empresa alcanza un máximo de 2.000 empleados, con su final la destrucción azoló la zona y la firma Walther fue desmantelada por los Aliados. Gran parte de la maquinaria fue enviada a Francia, donde la firma Manurhin produjo la mejor copia de la Walther PP. Con el tiempo vino el cobro de la licencia Manurhin que junto con las calculadoras hicieron resurgir a la empresa en la localidad de Wurtemberg, como así también en Niederstotzingen y Gerstatten. Al finalizar las prohibiciones en función de la fabricación de armas, Walther volvió a su sector.

 

Una pistola revolucionaria

La Walther Modelo P38 es una pistola semiautomática con cierre calzado  de simple y doble acción y martillo externo. Sin duda, fue el símbolo del ejército nazi que combatió en la Segunda Guerra Mundial, con posterioridad a la guerra le permitió a Walther reconstruir su fábrica en Ulm y relanzar su marca a nivel mundial. Salió al mercado hacia 1935, con el nombre de pila de Heeres Pistole (del alemán: pistola para el ejército). Aportaba muchas de las características que en la actualidad son básicas en las pistolas de defensa o de servicio, como el mecanismo automático de bloqueo de la aguja percutora o el comando manual de desarme del gatillo.

Georg Walther con su familia a principios del siglo XX.

Sin embargo, mantenía una rémora del pasado, la retenida del cargador que sólo podía accionarse con la otra mano. No tenía sentido, pues la misma Parabellum P08 ya utilizaba un botón de retenida como las actuales. Pero en la firma Walther fueron renuentes y, de hecho, la PP en sus muy primerísimos modelos la tuvo de esa guisa, aunque rápidamente fue cambiada al botón que podemos accionar con el pulgar de la mano tiradora. El por qué se mantuvo este detalle (otras también los han tenido hasta hace poco, por ejemplo, la SIG 210), no está claro.

Volviendo y comparándola con la P08 a la cual remplazó en el Ejército Alemán, la P38 produce seguridad en su uso, pues se podía portar con tranquilidad con un cartucho en la recámara y utilizar rápidamente gracias al mecanismo de disparo de doble acción.

Su producción era más barata, aunque curiosamente tiene más piezas. En 1943 costaba 32 marcos contra los 35 de una P08. El buen recuerdo que se tenía por parte de los usuarios militares durante la guerra, hizo que en 1954 la firma Walther lograra un contrato con el Ejército de la República Federal Alemana de 100.000 P38 en calibre 9 Parabellum.  La principal diferencia con las anteriores era su armazón en aleación de aluminio. Esto llama la atención, pues la misma empresa durante la guerra no quiso usar este material y pensó en utilizar planchas estampadas. La otra diferencia fue la empuñadura con cachas de plástico negro con una cavidad para apoyar el dedo pulgar.

Fundas originales de P38 donde vemos una clara influencia de las de la Parabellum P08.

El código 41 fue el empleado por Walther durante la Segunda Guerra Mundial.

 

 

 

 

 

 

 

En los años 70 se hace una modificación al insertar en la zona cercana al asa de desmontaje un elemento de sección hexagonal de acero para que durante el ciclo de disparo el cañón se mueva sobre éste y no accione directamente sobre el armazón de duro aluminio, dando así mayor vida útil al arma.  Y por último, el punto de mira con mayor tamaño y mejor adquisición de la diana gracias a un círculo en color blanco.

 

Una vida azarosa

En la década de los cincuenta, la Policía y el Ejército de la República Federal de Alemania asumieron las funciones de orden interior y autodefensa y la firma Walther volvió a fabricar y suministrar de sus pistolas PPK y P38.

Nadie escapaba a la influencia de las Walther P38 y como vemos en la foto, rápidamente las ponían en uso, como estas tropas rusas en Berlín. Otro detalle, obsérvese que el oficial de la derecha lleva una Mauser 1896.

De esta forma, la P38, retornó a manos del ejército alemán, no la Werhmacht sino la Bundeswehr. Lo mismo ocurrió con otros cuerpos militares y de policía alemanes occidentales como Bundesgrenzshutz (policía de frontera) y Bereitschaftpolizei (reservistas territoriales).

Asimismo, muchas organizaciones gubernamentales de varios países la incorporaron, por ejemplo Gran Bretaña la usó de forma extensiva a poco de acabar la Segunda Guerra Mundial y no fue el único.

Muchos fueron los países en el extranjero que adoptaron la P38, como: Austria, Colombia, Chad, Chile, Francia, Ghana, Grecia, Indonesia, Líbano, Mozambique, Nicaragua, Noruega, Pakistán, Portugal, Turquía, Venezuela y Uruguay.

Como dato anecdótico diremos que mientras para el mercado civil se mantuvo la vieja denominación de la época de la guerra de P38, el Ejército Alemán de la República Federal la denominó P1. En la actualidad su uso se reserva a los campos de tiro, pero su éxito radica en que, si a cualquiera del sector, le dijéramos que nombre tres pistolas que hicieron historia, seguro que una de ellas sería la Walther P-38.

 

Carlos Segura

Tags:
,
No Comments

Post A Comment

15 + 18 =