Nesika

Rifles de largo alcance

Saúl Braceras

Hace ya un tiempo la firma Borchers anunció que dispondría para España de los rifles Nesika, tal vez una de las firmas más interesantes que existen en el mercado internacional. Desde hace unos años produce sus propios cerrojos y, después el rifle completo, pero su meta fue siempre la misma, utilizar unos materiales excepcionales con una precisión en su mecanización única.

La chimaza es gruesa y tiene dos puntos de anclaje. No es plana, porque se trata de un rifle de caza.

Para aquellos que no están al tanto, los rifles Nesika llevan tres décadas ganando las competiciones internacionales de alta precisión y esto le ha servido para ser adoptados por la Unidad de tiradores de Elite del Ejército de los Estados Unidos.

La pala de la culata es grande y equilibra el conjunto.

 

Un poco de historia y algo más

Nesika fue creada en 1990 por Glenn Harrison en Poulsbo, Estado de Washington, en donde se halla una bahía de este nombre, y rápidamente sus cerrojos ganaron una fama merecida por su precisión robustez y falta de tensiones, todos estos aspectos importantísimos a la hora de buscar la precisión supina.

El ángulo del pistolete es ideal para un arma de esta guisa.

Detalle el pico de la alta carrillera para que el diente del percutor del cerrojo no la toque.

La nuez del percutor recuerda a unos rifles escandinavos.

 

En 2003 la compañía fue comprada por Dakota Arms y se mudó a Sturgis, Estado de Dakota (donde aún reside), esto demuestra el interés que ya despertaba en aquel entonces para que una empresa como ésta la adquiera. Pero esto no acabó aquí, ya que el Freedom Group, dueño de Remington, Bushmaster, DPMS y Marlin compraron a su vez Dakota y Nesika en 2009, lo que si cabía, ayudó a esta última a conseguir aún mayores retos.

Desde entonces Nesika ha desarrollado varios rifles, como el Long Range, que es el que probamos para este artículo. Tanto éste como el Sporter utilizan un cerrojo Hunter, mientras que el Tactical usa uno de igual nombre que es más largo. Ambas acciones tienen un perfil inferior redondo.

Visor Khales Helia con el que se probó el rifle.

De este modo, dicha compañía se asegura dar una línea muy completa a sus clientes, ya sean cazadores, tiradores de larga distancia o profesionales de las Fuerzas de Seguridad. Éste es el sector al cual Nesika llega con sobrada y bien ganada fama.

 

A primera vista

Aunque la primera visión nos hace pensar que estamos ante un cerrojo Remington 700, con el que comparte el perfil inferior redondo y en algunos modelos los surcos helicoidales, no es así. También la nuez nos llevaría a pensar en algunos rifles escandinavos. Pero, la visión nos engaña, pues estamos ante una acción diferente, con otros parámetros.

Una firma creada en 1990 para fabricar cerrojos se ha convertido en un referente de rifles de calidad y precisión.

Un aspecto distintivo, comparando con el cerrojo Remington 700, es que el Nesika tiene un punto de unión al cañón más largo (6,7 mm. más) que el primero, lo que aumenta la rigidez del conjunto, minimizando las vibraciones, aspecto muy importante para un rifle de alta precisión.

Lo que nos sorprende es la idea de robustez de toda el arma desde el momento en que la tenemos en nuestras manos. Nos trasmite la sensación de un arma bien hecha, con un cerrojo custom excelente, no solo de diseño, sino constructivamente hablando, pues utiliza acero inoxidable 15-5 endurecido Rockwell C-42. Este cerrojo fue desarrollado en 1990 por Glen Harrison y Jim Borden para ser construido con maquinaria CNC y un avanzado y sofisticado sistema de mecanizado EDM (Electrical Discharging Machining) que elimina tensiones al material, lo que da un resultado cercano a la perfección con unas tolerancias inferiores a 0,025mm.

El cañón es masivo. Obsérvese el retranqueado de la corona para proteger las estrías.

Si con la ayuda de una llave Allen de 5/32” retiramos la culata Bell & Carlson de fibra de vidrio, encontraremos un bedding o encamado de aluminio que encastra a la perfección con la parte inferior del cerrojo. También quedará claro que el disparador es un Timmey.

Cuando cerrojeamos, veremos que éste apenas cabecea, ello hace que su axis y el de la recámara sean prácticamente el mismo e idéntico en el momento del cierre. Esta diferencia mínima en cuanto al axis cerrojo-recámara en el momento de cerrojear, se debe a que es necesario dejar cierto espacio para  la inevitable acumulación de suciedad, ya sea de la combustión de la pólvora o del ambiente.  Los surcos helicoidales del cuerpo del cerrojo, aportan: ligereza sin restar rigidez.

Nesika Long Range en .300 Winchester Mágnum con visor Khales Helia2,4-12×56 I.

La capacidad del cargador es de 3 en los cartuchos Mágnum y 5 en los estándar. Sobre el cerrojo hallamos un raíl Picatinny de acero inoxidable, material utilizado en todo el rifle. Como es lógico, estas armas no llevan alzas ni puntos de mira metálicos, por ser de gran precisión para largas distancias.

El disparador Timney aporta una salida limpia y precisa.

Su cañón es un Douglas de 66 cm. ( 26”) y paso de estría 1:10”, pues está recamarado al .300 Winchester Mágnum.  El flutted o acanalado, al margen de la distinción que otorga, sirve como las canaletas de las bayonetas, para aligerar el conjunto y no restar rigidez. En la boca del cañón tenemos un diámetro de 22 mm. y en la recámara de 32.

Las estrías han sido retranqueadas para protegerlas.

Los rifles Nesika se fabrican en tres calibres diferentes: 6.5×284, 7mm Remington Magnum y .300 Winchester Mágnum (el que probamos).

 

Prueba de campo

El rifle nos fue enviado por su distribuidor exclusivo, Borchers, S.A., con un visor Khales Helia 2,4-12×56 I y para más inri, usamos la munición Barnes Long Range 190 grains LRX BT, que según su fabricante obtiene 2.880 p/s de velocidad inicial. Más no se puede pedir.

En números anteriores hemos visto esta munición, como así sus proyectiles en detalle, por tanto, no me repetiré, pero sí recordaré que ésta fue desarrollada para disparos a largas distancias. Razón por la cual sus características custom son como si de una munición recargada se tratase.

Evidentemente, con la recarga específica para cada rifle con proyectiles Barnes LRX aún elevaríamos más la precisión final del arma.

La munición VOR-TEX con proyectiles LRX trae  mucha información en sus cajas, donde podemos saber el coeficiente balístico de la punta y variables como velocidad, caída, energía y deflexión del viento a nivel del mar y a 5.000 pies de altura (1.524 metros).

El disparador Timney demostró su alto rendimiento con una salida limpia y precisa.

Tres disparos a 100 metros.

Al manipular el rifle nos damos cuenta de que se trata de un arma con mayúsculas, es grande como no cabe de otra forma para una de tiro a largas distancias. La culata Bell & Carlson nos da ese necesario agarre que da confianza y durante el disparo la relevación es escasa, como el retroceso en sí. El ángulo del pistolete es ideal para un rifle de esta categoría.

Según su fabricante, estos rifles dan una precisión mínima de 1 MOA a cien metros (para hacerlo fácil: por debajo de una pulgada o 25,4 mm.). Después de varias tandas de tres disparos cada una con la munición VOR-TEX, la media me dio 0,87 MOA (22 mm.)

 

Nota: agradezco la cesión de material para este reportaje a Borchers S.A., C/ Industrialdea 22, Guernica. 48300 Vizcaya. Tel: 946.252.029. www.borchers-sa.com

 

 

 

 

No Comments

Post A Comment

tres × cuatro =