Desert fire

La colección para Emiratos Árabes

El atelier de Trompeter & Ritchi es bien conocido por los lectores de esta publicación, sus obras se han extendido a lo largo del mundo gracias a su máximo grado de ejecución y exquisitez creados por sus lujosos grabados, como así también por sus finos cuchillos hechos a mano. Solo algunos abandonan el estudio situado en Bondorf, cerca de Stuttgart cada año para ser presentados en ferias internacionales como las de Moscú, Las Vegas, Abu Dhabi o Nuremberg (IWA), el resto van directamente sus compradores.

 

Solo para exquisitos

Debido a que las colecciones de estos artistas están realizadas totalmente a mano, solo unas pocas piezas son creadas a lo largo de cada año, para las cuales se utilizan los mejores materiales, como marfil fósil de mamut y/o acero de damasco. Otro aspecto de constante interés para Trompeter & Ritchi es las búsqueda de materiales nuevos que sirve para ampliar sus metas en cuanto a diseño y realización. En esto se puede decir que no hay fronteras ni prejuicios, todo vale para hacer algo excelso. Variados especialistas trabajan en un cuchillo Trompeter & Ritchi; aquellos que realizan las hojas de damasco, los artífices del arma blanca en sí misma, así como los grabadores, sintonizan esa perfecta unión de la que nace una obra de arte. Montadores y encuadernadores destacados aportan las pieles que darán forma a los estuches de presentación de cada pieza, entre las que encontramos navajas, cuchillos integrales y una variada cantidad de modelos de caza, foco de las colecciones.

 

Una colección para Emiratos

La feria de Abu Dhabi se ha convertido desde hace años en un bazar de ensueños, allí se puede encontrar lo que no veremos en ninguna otra parte. Tal es el poder y el dinero de quienes a ella concurren, que este encuentro se ha vuelto imprescindible para todos los diseñadores y fabricantes de cualquier cosa, siempre y cuando sea lo mejor en su sector.

La parte interior de las cachas han sido realizados en titanio anodizado en azul y dorado, otra simbología destinada a destacar el abierto cielo azul y la arena del desierto.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los Emiratos Árabes Unidos es un país soberano o federación de Oriente Medio, situado en la península arábiga, signada por una monarquía híbrida cuyo territorio está compuesto por siete emiratos: Abu Dabi, Ajmán, Dubái, Fuyaira, Ras al-Jaima, Sarja y Umm al-Qaywayn. Su cohesión se basa en su fe, la musulmana, y los intereses comunes del petróleo. Cabe aclarar que hasta que el oro negro no se disparó en cuanto a consumo a nivel mundial, estos emiratos eran extremadamente pobres.

Limita con Omán al sureste, con el Golfo Pérsico al norte y con Arabia Saudita al oeste y sur. Como ya dijimos, el petróleo es la principal fuente de ingresos y el componente esencial de su PIB. Los Emiratos Árabes Unidos son la economía número 30 por volumen de PIB y en cuanto al índice de desarrollo humano elaborado por Naciones Unidas fueron situados en el puesto nº 42 de entre de 188 países en 2016.

La marca de Trompeter & Ritchi ha pasado a ser un icono de máxima calidad.

La región está habitada desde al menos el 5500 a. C., y su principal cambio  en cuanto a desarrollo cultural fue la llegada del Islam en el siglo VII d.C. Durante el XVI, cayó bajo la influencia de las potencias coloniales europeas, asentándose finalmente el dominio británico. Tras el fin del protectorado del Reino Unido, en diciembre de 1971, seis jeques formaron la unión, suscribiendo la Constitución de 1971, a la cual se unió Ras al-Jaima dos meses después. Cada emirato conserva una considerable autonomía política, judicial y económica. Es más una federación de estados que un país.

Su estratégica localización, rodeando por el sur el estrecho de Ormuz, lo convierte en un vital paso del tránsito del comercio de petróleo crudo mundial.

EAU está considerado como uno de los quince países que conforman la “Cuna de la Humanidad” (conjunto de yacimientos paleontológicos y arqueológicos designados por la Unesco en 1999 como Patrimonio de la Humanidad.)

 

Las navajas

Las Dessert Fire forman parte de un repertorio de cuatro piezas realizadas a mano de navajas con cierre trasero, presentadas en estuches ornamentales. Cada una de ellas puede ser, por supuesto, realizada a partir de los deseos del cliente.

La navaja cerrada o abierta mantiene unas dimensiones cómodas para su uso.

Concebidas para la feria de Abu Dabi, simbolizan los recursos naturales de los Emiratos Árabes Unidos, con los detalles de olas en la parte superior de la estructura de las hojas, representando el desierto y el cielo. Todo aquello que simbolice los iconos de los Emiratos tiene preponderancia en los gustos de los clientes de esa zona.

Cuatro cajas realizadas a mano con ornamentos árabes y bordados en cada una con los colores nacionales, dan cabida a estas joyas de la cuchillería.

La parte interior de las cachas han sido realizados en titanio anodizado en azul y dorado, otra simbología destinada a destacar el abierto cielo azul y la arena. El espaciador trasero es de acero forjado y está bruñido, a diferencia de todas las demás partes, como la tecla de apertura que están pulidas a espejo. Existen dos versiones: la primera las cachas son de marfil y la segunda de acero inoxidable pulido a espejo.

El acero de damasco inoxidable utilizado en sus hojas es el llamado “explosión de Damasco” y al verlo no se puede estar más de acuerdo con el nombre. Obsérvese el decorado del estuche de presentación.

Sus hojas son del tipo drop-point y llevan unos vaceados perfectos para mejorar la toma de filo. En cuanto a éste podemos decir que es positivo, pues su hilo está hacia fuera. Esto permite cortar de forma más cómoda que en los negativos, que sí son buenos para cortar cabos y cuerdas. Con una longitud total de 21 cm., la hoja mide 9,5 cm. y la navaja cerrada 11,5. Estamos ante un elemento que, además de ser un ornamento como todos los productos de Trompeter & Ritchi, ha sido concebido para su uso.  Sería un error creer que toda esta explosión de colores y calidades son solamente para estar guardadas en una vitrina, es una serie de navajas de acero de damasco inoxidable y acabado brillante de un titanio de alta graduación. En definitiva, una obra de arte que exalta los sentidos.

Nota: agradecemos la sesión de material a Trompeter & Ritchi, www.trompeter-ritchi.de

E.R.

 

No Comments

Post A Comment

14 + uno =