Hausmann & Co.

Armeros jóvenes y brillantes

Saúl Braceras

Desde hace tiempo conozco a esta empresa, pero siempre había sido en su estánd de las diferentes ferias de la IWA a las que he asistido. La calidad de sus productos es llamativa y aunque siempre me detengo en los rifles monotiro o kipplaufbüchse, hacen todo tipo de armas, y las realizan con la misma gran calidad.

George y Florin, de pie, y Christian Hausmann, sentado.

 

Un poco de historia de la región

La historia de la armería en la región de Ferlach va muy atrás en el tiempo y los lectores de esta revista la conocen bien, pues le he dedicado muchas páginas de ellas en el pasado debido a la excelencia de sus productos. Los armeros han residido desde hace unos 450 años en esa localidad y ya con el Emperador Franz Ferdinand I de Habsburgo y la necesidad de mantener el control de las fronteras contra el enemigo turco, la villa experimentó su primer auge y florecimiento.

La Emperatriz María Teresa y sus sucesores también valoraron y promovieron el asentamiento de armeros en la región. En los siglos XVI y XVII existían registrados en Ferlach y alrededores más de 50 armeros.

Los grabados de esta empresa llaman la atención por su calidad y delicadeza.

 

Como es lógico pensar, la fabricación de armamento no solo abastecía a las necesidades militares, sino que se especializó en la producción de armas finas para la caza cuyo destino era la aristocracia. Teniendo en cuenta que la demanda de armas finas continuó creciendo,  en 1878 se inauguró El Colegio Imperial de Armeros en Ferlach, que es y ha sido el centro de los artesanos de la zona e inclusive de muchos países extranjeros.

 

 

 

 

La localidad de Ferlach es sinónimo de fabricación de armas de gran belleza y precisión, en realidad, estoy hablando de verdaderas obras de arte. Con los nuevos tiempos el panorama ha cambiado, ya que hace veinte años había ochenta armeros activos y en la actualidad son alrededor de doce.

 

Hausmann & Co

Su director, el Sr. Christian Hausmann, aunque es un hombre joven, es un armero con experiencia y que realmente sabe lo que quiere hacer con la empresa que lleva su nombre. Junto a él encontramos a otros dos profesionales de gran preparación y nivel: Georg y Florián.

 

Los rifles monorito como éste son la quinta esencia de un arma bella

La calidad de la madera de la culata, al igual que su ejecución, es perfecta

Básicamente, tienen dos líneas de producción: armas Clásicas  (escopetas, rifles de cerrojo, drillings, etc.) y armas de apertura con asa lateral (monotiros y escopetas de báscula redonda).

Las últimas son las de mayor excelencia de la compañía y están íntegramente producidas por ésta. Llama la atención la extrema delgadez y estrechez de la báscula. Pero no debemos confundir estos dos adjetivos con debilidad, ya que sus rifles recamaran toda la cartuchería moderna.

Asimismo, tienen otra línea de producción artesanal: Superior Guns que, como el nombre indica, está destinada a armas como rifles express de apertura superior y con llave tipo Holland and Holland y el monotiro Wolfseye (del inglés ojo de lobo) con asa lateral y recamarado al 7 mm. Blaser Mágnum.

El arma con que ilustramos este artículo es un monotiro de rececho calibre .30 R  Blaser con asa de apertura lateral. El uso de este tipo de cierre permite colocar el visor mucho más bajo que si utilizamos un asa superior de apertura.

El rifle lleva un disparador tipo francés regulable, muy en boga en este tipo de armas que necesitan mucha sensibilidad en el tiro. Es destacable que la cabeza de muñeca, que está al comienzo de la recámara,  no es de adorno sino una pieza clave del cierre junto a los dos enganches inferiores. Son notables los labios de refuerzos laterales de la báscula. En ella encontramos unos grabados florales y en su parte inferior un ibex.

Vistas laterales de un rifle monotiro excelsoComo es lógico, este monotiro lleva extractor y no expulsor automático, ya que no tiene sentido en este tipo de armas. Todo lo contrario sería para un rifle express.

Sobre el cañón tenemos un esbozo de aparatos de puntería. Me gusta que así sea, ya que la función principal de ésta recaerá en un visor, como en este caso, un Swarovski. No obstante, la falta total de aparatos de puntería me parece una inexactitud, hay algo que falta y que, llegado el caso, siempre estará a nuestra disposición.

La madera de la culata es de nogal de gran calidad y no lleva segrinado, lo cual sirve para ver mejor sus vetas. Es bastante típico en armas que tienen maderas de gran calidad no tener ningún tipo de picado.

La cantonera de goma está recubierta de una piel muy fina para evitar enganchones con la ropa. Este es un detalle que solo se ve en armas de gran calidad. La chimaza está rematada con un schnabel.

De este modo, a vuela pluma, acabo este breve reportaje sobre unos armeros de Ferlach que ya se han hecho su propio nombre en el mundo de las armas finas.

Nota: agradezco la cesión del material para la confección de este artículo a la empresa Hausmann & Co, A-9170 Ferlach, Ressnig 39, tel & fax +43 4227 30920-20, www.hausmann-co-guns.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No Comments

Post A Comment

dieciocho + once =