Tras los renos en  Noruega con RWS

Una de las más extremas y desafiantes experiencias de caza

La caza del reno por humanos, es una de las más antiguas que se conocen, ya en la prehistoria, en el periodo magdaleniense que duró hasta el final del cuarto periodo glaciar, es conocida  la cultura de los cazadores de esta especie a quienes se les atribuye la invención del arco y las flechas, como tal ha tenido una gran importancia para los pueblos aborígenes cercanos al Círculo Polar Ártico. En ese área la evolución fue diferente, estas gentes no eran cazadores/recolectores. Las duras condiciones climáticas de la zona hicieron que  estos fueran simplemente cazadores. La actividad cinegética ha jugado un importante papel en la historia, la cultura y las tradiciones de esas gentes que durante años los hemos conocido por “esquimales” palabra cuyo significado no es otro que comedores de carne, pero hoy en día los llamamos “inuits” que significa personas.

El equipo

Gracias a RWS hemos podido vivir la gran aventura de la caza del reno salvaje, asistiendo al “RWS Northern Classics”, la presentación mundial de la nueva gama de munición RWS Speed Tip Professional cerca de la localidad de Hovden, en Noruega.Un escenario perfecto, con clima extremo y deslumbrantes paisajes para ir en busca de una de las últimas poblaciones salvajes de reno europeo. Poniendo a prueba no solo la munición RWS, sino también los rifles Merkel, la óptica Leica, la ropa técnica Bergans y también  nuestra destreza y resistencia en esos parajes de ensueño.

El ciervo del Ártico nunca está quieto…

El reno en Eurasia (Rangifer tarandus tarandus) o caribú en América es el cérvido del Ártico, un animal migratorio que recorre grandes distancias. Las hembras pueden llegar a pesar los 120 kilos y los machos hasta los 230 kilos.

Ya en la prehistoria, en el periodo magdaleniense que duró hasta el final del cuarto periodo glaciar, es conocida la cultura de los cazadores de renos.

El reno o rangífero, llamado también “rener” en danés, es la única especie de mamífero artiodáctilo de la familia Cervidae, que tienen astas los individuos adultos de ambos sexos, siendo las de los machos de mayor tamaño y muy ramificadas, con membranas óseas entre las ramas. Los renos son animales diseñados para soportar el frío extremo, para ello aplican dos fórmulas muy efectivas, la primera es la protección mediante una considerable capa de espeso pelo que les sirve de abrigo y la segunda es que están en constante movimiento aproados con el viento para evitar que su cuerpo pierda calor. Otra peculiar característica es que tienen una superficie de pisada muy grande, gracias a que sus pezuñas se abren mucho, esto les permite circular por todo tipo de terrenos sin hundirse; además, el borde de las pezuñas sobresale, hecho que les permite escarbar en busca de alimento y les mejora la tracción sobre hielo y nieve.

 

Los renos fueron convertidos en animales domésticos por los aborígenes de la zona ya en el siglo IX. Actualmente, esta ganadería en algunos países es muy importante y está completamente regulada. Pero siguen existiendo grandes rebaños en estado salvaje, donde sus instintos de supervivencia en un ambiente inhóspito hacen que reaccionen de forma rápida ante cualquier sonido, movimiento y olor extraño que detecten. Sus sentidos de olfato y oído son los más evolucionados, mientras que su vista es lo más flojo, pese a que tienen un rango de visión que les lleva hasta los ultravioleta, de esta forma pueden distinguir mejor a sus depredadores incluso en la blanca inmensidad del invierno ártico.

 

RWS-Northern Classics

El Nothern Classics es un evento de RWS organizado en Noruega por los hermanos Morten y Are de Jackt & Friluft, en el cual se incluye una jornada de formación y práctica en el campo de tiro, más cuatro días de caza para poder ejecutar dos permisos (trofeo + hembra/cría) de reno salvaje.

El primer día realizamos el “training day” en  campo de tiro de Hovden, unas admirables instalaciones situadas a las afueras del pueblo en una especie de cantera, con varias canchas: de tiro al plato, de tiro con aire comprimido a 10 metros y una galería de tiro outdoor para rifle con blancos electrónicos a 100 metros y blancos reactivos “gongs” desde los 50 hasta los 380 metros, unas instalaciones que disponen incluso de una armería muy bien surtida de material. En el “shooting range” se hizo la presentación oficial del evento “RWS Northern Classics” y se procedió a repartir el completo equipo de primera categoría a los participantes, para que pudieran afrontar esta apasionante aventura en las mejores condiciones. Contando con la colaboración excepcional de la marca alemana de armas Merkel quien aportó los rifles RX Helix Alpinist en calibre .30-06 y .300 Win Mag, la empresa de óptica alemana Leica que participó con el nuevo visor telescópico Magnus i y los nuevos prismático con telémetro y calculador balístico Geovid HD-B  y por último Bergans of Norway,  la marca de ropa técnica para outdoor líder en Noruega, se hizo cargo de la equipación.

Nuestro campamento.

Pero sin duda lo más interesante fue la presentación a cargo de Hannes Dikhoff, responsable de desarrollo de nuevos productos en RWS, de la nueva munición Speed Tip Professional: “Máxima efectividad incluso a larga distancia”. Éste es uno de los últimos desarrollos de la marca de munición Premium con base en Furth (Alemania). De esta forma, el fabricante alemán RWS se renueva para reclamar una parte del suculento pastel del mercado actual, que es el de los proyectiles con punta de plástico, el de mayor crecimiento en los últimos años. El nuevo proyectil SPEED TIP PROFESSIONAL de RWS ha sido pensado para que pueda usarse en todas las modalidades cinegéticas actuales, desde las batidas o monterías, a los recechos llegando incluso a la caza en montaña. Un proyectil de caza con punta de plástico de moderno diseño y alta efectividad, uno tecnológicamente avanzado de doble núcleo con fragmentación controlada, que ofrece mínima resistencia al aire y gran precisión, incluso a distancias largas, éstas son sus verdaderas señas de identidad.

Shooting range. Shooting range.

Tenemos que tener en cuenta un pequeño detalle, la punta  Speed Tip, no es un proyectil nuevo para nosotros ya que curiosamente RWS lo lanzó tan solo en nuestro país, España, ya en el año 2010 con el fin de ver sus resultados y su aceptación en el mercado.  Ahora, con la experiencia adquirida, han mantenido el mismo concepto de la Speed Tip pero han ido un poco más lejos creando la RWS Speed Tip Professional. Un proyectil moderno con doble núcleo de plomo “dual core” que se basa en el principio probado del blindaje en  H (H-Mantel) que tan buenos resultados le ha dado a RWS a lo lago de los años, primero en calibre .338 como ya lo pudimos probar el pasado año en un safari en Sudáfrica cazando a larga distancia y ahora en calibre .30 presentado por todo lo alto en esta cacería de renos en Noruega. La gama Speed Tip Profesional en .30 (7,62mm) tiene un peso de 165grains (10.7gramos) y estará disponible en unos meses para la munición RWS de los calibres .308 Winchester, .30-06 y .300 Winchester Magnum.

 

Tras los renos

Alrededor de todo el Círculo Polar Ártico se calcula que hay millones de renos salvajes, eso hace pensar que darles caza puede ser de lo más fácil y así es, siempre y cuando el reno aparezca allí donde lo esperas. Pero si tienes que ir por ellos la cosa cambia drásticamente; no son animales territoriales y mucho menos de costumbres, son nómadas que están durante todo el año en un constante movimiento migratorio que les lleva de la zona de verano a la zona de invierno,  recorriendo cientos de kilómetros describiendo una especie de gran círculo. Lo difícil de su caza no es el lance sino encontrarlos andando dentro de la inmensidad del territorio inhóspito donde se mueven. Son necesarios unos permisos especiales durante un periodo muy corto de tiempo, exactamente desde el 20 de agosto al 29 de septiembre, en su búsqueda participan los cazadores locales (muy numerosos) que no dudan en hacerse con los permisos más económicos que son para los ejemplares jóvenes (kalv) y las hembras (simle) con el fin de llenar sus despensas de carne para pasar el invierno y los cazadores turistas que acuden en busca de un caro trofeo de macho (bukk), pero estos son muy pocos.

Comienza la aventura.

 

 

 

 

 

 

Después de la jornada de formación en el campo de tiro, los cuatro días siguientes los dedicamos a la caza, tanto si hacía buen tiempo como si llovía…

Nuestro cazadero era Vatnedalen, un área de caza privada de 25.000 hectáreas en abierto que se encuentra al final del embalse de Dammar; para acceder al mismo hacía falta conducir desde nuestro campamento en Bjoen durante una hora  siguiendo la pista forestal que bordea o incluso cruza por debajo este embalse, hasta llegar donde se acaba el camino. Allí teníamos nuestro centro de operaciones, el remolque Jackt & Friluft,  junto a unas cabañas y un embarcadero. Desde donde salíamos cada día de forma radial con el guía en busca de los renos. Podíamos  lanzarnos a la montaña a caminar durante horas o coger un pequeño bote de cuatro metros de eslora, equipado con un pequeño motor fueraborda, con el cual a toda velocidad cruzábamos el lago durante media hora,  hasta desembarcar justo en medio de la zona de caza completamente empapados con el agua fría que entraba salpicando desde la proa.

 

 

 

 

 

Los dos primeros días fueron para mí muy duros. El primero consistió en ocho horas de búsqueda con una intensa tormenta de agua y viento de las cuales caminamos seguidas más de  seis horas, sin ver nada.

El segundo, ya sin lluvia fue similar, andando durante más de siete horas por esos inhóspitos terrenos llegando a ver en esta jornada un alce, pero ningún reno. Suerte que físicamente estaba bien, aunque os aseguro que el rifle empezaba a pesar, y no poco. Aquello era preocupante, según nos decían el aire del oeste no era favorable para que los renos entraran a la zona.

 

El tercer día salimos con el bote hasta el extremo del lago a tentar de nuevo suerte, allí empezamos a recechar y andamos durante  unas tres horas hasta detectar a unos 600 metros, justo debajo de una peña, un rebaño ente los cuales había algún macho interesante. En esa área de caza privada las normas son muy estrictas y no permiten hacer lances a más de 200 metros, así que como la zona era muy abierta decidimos dar un rodeo que nos tuvo caminando durante un par más de horas, hasta llegar a situarnos a unos 300 metros al otro lado de los animales que estaban sesteando. Pero no me dejaban disparar, me comían lo nervios, sabía que con el equipo que tenía en mis manos a esa distancia podía abatir la pieza sin el más mínimo problema. Tuvimos que esperar otra larga hora resguardados en unas rocas hasta que los animales empezaron a moverse, para hacer la entrada final interceptándolos en un valle donde pude  realizar el lance sobre un impresionante macho, el “big papa” a 170 metros con un fantástico resultado gracias a la fulminante RWS Speed Tip Professional. Realizamos las fotos de rigor y procedimos a desollar el animal por completo. Allí no se caza por el trofeo, sino por la carne, así que tocó bajar hasta al bote cargando en la mochila de los guías 95 kilos de carne de caza, mientras que yo bajé con el trofeo.

El autor con su trofeo.

El último día, ya con el permiso de macho ejecutado, tocaba ir por una hembra o una cría. Caminamos con calma durante horas y horas disfrutando de los fantásticos paisajes pero sin encontrar lo que buscábamos. Tan solo a primera hora avistamos a lo lejos, exactamente a 1250 metros, bebiendo en un lago a un gran macho solitario mucho más impresionante que el que había abatido, pero mi cupo ya estaba hecho. Os puedo asegurar que jamás olvidaré esta aventura cinegética en Noruega.

Me tocó bajar con la cornamenta.

 

La caza del reno es una de las más extremas y desafiantes, una experiencia única en la que pondremos a prueba nuestra destreza y resistencia. Un auténtico reto en condiciones ambientales adversas que implicará casi siempre caminar durante horas y horas por un extenso territorio virgen en busca de esto animales, darles caza y volver al campamento con muchos kilos de carne y el preciado trofeo.

 

Ramón A.C. Fitó

Tags:
, ,
No Comments

Post A Comment

trece + 8 =