La leyenda de las pistolas Astra 900s

Cuando se fabricaban armas cortas en España

Con la inauguración del siglo XX, España decidió entrar en el mundo de las pistolas semiautomáticas como arma reglamentaria de sus ejércitos. No debemos olvidar que en aquellos tiempos había muchas, muchísimas posibilidades para dotar a las Fuerzas Armadas, pero rápidamente quedaron pocas en lisa: Mauser modelo 1896 y Bergmann Mars modelo 1903. Pero en septiembre de 1905 se adoptó la Bergmann Bayard, en calibre 9 mm homónimo.

Como era de esperar, y teniendo en cuenta el genio de los españoles, inmediatamente muchos pensaron que se había tomado una decisión errónea. Particularmente, creo que la Mauser 1896 hubiera sido una mejor elección. Dos décadas más tarde y con el éxito alcanzado por las ventas de armamento, especialmente a Francia durante la Gran Guerra, la industria española estaba preparada para sorprender al mundo con productos de una calidad similar a las Mauser C 96. Me refiero a las firmas Beistegui Hermanos y Unceta y Cía.

Publicidad española posterior a 1931 y anterior a la Guerra Civil.

La primera en producir pistolas tipo Mauser fue Beistegui Hermanos bajo el nombre comercial de Royal en 1926. Dicha marca la tenía registrada desde 1906 Don Marcelo Zulaica.

Beistegui Hermanos inició la producción de estas semiautomáticas en calibre 7,63 Mauser y en 1928 y 1929 le introdujo algunas modificaciones vernáculas bajo patente. De este modo, hacia 1932 se pusieron en el mercado las primeras pistolas ametralladoras basadas en este sistema, bajo la denominación MM 31 (Modelo Militar) de las que se fabricaron unas 10.000 unidades. Y tras comprar la patente en 1931 de Don Luis Palomo Puyol, que con un curioso mecanismo neumático permitía regular el fuego ametrallador, la presentaron al concurso de la Guardia Civil como la MM34. De este modelo su número es desconocido, pero podría haber alcanzado y superado el millar. De la MM34 se conocen dos modelos: una con cañón con anillos refrigerantes y otra con cañón normal, ambas utilizaban los cargadores de petaca de la Mauser Schnellfeuer. Pero aquí, como veremos más adelante, entran en nuestra pequeña historia la pistolas de Unceta y Cía, las Astra.

Otras españolas aparecieron en el mercado, la Azul y la Súper Azul, en calibre 7,63 mm Mauser, 9 mm. Bergmann Bayard y .38 Súper Auto de Don Eulogio Arostegui, pero se trataba de armas producidas por Beistegui Hermanos distribuidas por este comerciante. Y que resultó un éxito en ventas, ya que se vendieron a China unas 23.000 ejemplares.

Uno de los modelos de la MM34 incorporaba anillos de refrigeración.

Muchos se preguntarán por qué esta eclosión de ponerse a fabricar pistolas semiautomáticas y automáticas en gran cantidad. La respuesta era el mercado chino que, debido a su interminable guerra civil, necesitaba todo tipo de armamento. Astra exportó a China unas 13.000 pistolas del modelo 900 a la firma Astra China Company Limited creada para tal fin, aunque posteriormente se ampliarían las exportaciones. De hecho, hasta relativamente poco tiempo era bastante fácil encontrar algunas de esta guisa con caracteres chinos. Sé que desgraciadamente en España muchas de ellas fueron destruidas por vaya a saber uno qué criterios ignominiosos. Yo soy coleccionista de armas y de otras antigüedades y hechos como estos me recuerdan a la quema de la biblioteca de Alejandría o a la que hicieron mis conciudadanos nazis de libros que llamaban impropios. El Patrimonio de la Humanidad son sus obras y no deben destruirse bajo ningún criterio, salvo la barbarie que lo permite.

En 1928 se inicia la fabricación de las pistolas tipo Mauser bajo la denominación Astra. La primera fue la Astra Modelo 900 en calibre 7,63 mm. Mauser, a la cual dedicamos este artículo, sin embargo, gracias a las patentes obtenidas entre 1929 y 1934, en 1930 salieron al mercado más modelos que disponían de sistemas de fuego ametrallador, como las: 901, 902 y 903. Esta última también se produjo en calibre 9 mm. Parabellum, 9 mm. Bergmann y .38 Súper Auto.

Curioso documento de autorización de tenencia expedido por el Ejército Norteamericano de una Astra modelo 900.

Con el advenimiento de la República Española en 1931 se incautaron todas las armas consideradas militares, aunque estuvieran depositadas en sus fábricas y demás establecimientos. En cuanto a las Astra modelo 901 se confiscaron unas 600, del modelo 902 unas 750. Posteriormente, el Ministerio de la Guerra se hizo cargo de los pagos a los fabricantes. De este modo, unas 1.350 de estas pistolas tipo Mauser C96 pasaron a manos del recién creado cuerpo de Guardias de Asalto. La sombra de la guerra se cernía lenta e inexorablemente sobre España.

Por último, en 1934 surgió otro modelo la 904, en calibre 7,63 mm. Mauser con un dispositivo de regulación del fuego automático. Gracias a la convocatoria de un concurso de la Guardia Civil para adoptar un arma de estas características nació la Astra modelo F que venció a la MM34 de Beistegui Hermanos.

De la Astra modelo F la Guardia Civil, con un buen criterio, compró 1.000 ejemplares, de las cuales 950 fueron entregadas antes de julio de 1936.

 

Exportaciones

Del modelo Astra 900, 21.000 pistolas producidas entre 1927 y 1941 para se enviaron a: China, Latinoamérica, las fuerzas Republicanas y la Wehrmacht con 1.050 ejemplares suministradas en 1943.

Mecanismo de disparo de una Astra modelo 900. Mecanismo de disparo de una Astra modelo 900.

Las Astra 901, con un total de 1.655 pistolas fabricadas en 1928, se exportaron principalmente a China.

De la modelo Astra modelo 902 unas 7.075 fueron fabricadas entre 1928 y 1933, la mayoría se exportaron a China, en tanto que el resto fue suministrado al Wehrmacht en 1943.

De la Astra modelo 903: 3.082 pistolas fabricadas entre 1932 y 1934, siguieron el mismo camino de la Modelo 902.

Las Astra modelo 904, fabricadas en 1934, no se tiene claro su número ni a dónde fueron.

Las Astra modelo 904E, unas 1.126 pistolas fabricadas en 1936, se destinaron a la Guardia Civil durante la Guerra Civil Española.

Por último, de las Astra modelo Astra F, 548 ejemplares, entre: 1949, 1951 y 1961 se vendieron a Egipto, India, Irak y Pakistán. Estas estaban hechas de piezas almacenadas.

 

Pistola Astra 903 en manos de un miliciano.

Astra modelo 900

 

Fabricada por Unceta y Compañía S.A., ubicada en la localidad vizcaína de Guernica y Luno en España, era una copia vernácula de la pistola semiautomática alemana Mauser C96, a las que se habían hecho algunas modificaciones si la comparamos al modelo original germano.

Entre las similitudes estaba el mismo calibre, 7,63×25 mm Mauser, su capacidad del cargador, incluso el tipo de funda-culatín de madera con arnés de correas de cuero. Esto último la convertía en una verdadera carabina con un gran alcance.

En todos sus detalles se puede observar que se trata de un arma exquisitamente bien hecha, lo cual redunda en un funcionamiento excelente.

 

Otros modelos

La Astra modelo 901 de 1928 permitía el fuego automático y semiautomático, ya que  incorporaba un selector a la derecha del armazón. Su principal inconveniente era su escasa capacidad de carga (10), que con su altísima cadencia de disparo (900 disparos/minuto) más su incómoda alimentación mediante peines por su parte superior, la hacían poco práctica. Su cartucho era el 7,63 x 25 Mauser.

Encastre del culatín con la pistola.

El alza tangencial y sus marcaciones nos adelanta las posibilidades del cartucho.

 

 

 

 

 

 

La Astra modelo 902, presentada también en 1928, era similar al modelo 901, pero ante los inconvenientes citados fue dotada de un depósito fijo más largo con capacidad para 20 cartuchos y un cañón más largo. Esto fue una buena solución, pero seguía pendiente su sistema de carga con peines que tampoco la hacía muy operativa.

Con la Astra modelo 903 se inicia la fabricación, en 1932, de pistolas con cargador separable de 10 o 20 cartuchos y se mantiene la cadencia de disparo de 900 disparos/minuto.

La Astra modelo 904 se incluyó un mecanismo de retardo de la velocidad de fuego, permitiendo reducirla a 350 disparos/minuto. De este modo, la pistola era más manejable en tiro de ráfaga corta. La Modelo 904 se asemeja a las pistolas Mauser modelo M712 Schnellfeuer de M1932 al tener un cargador extraíble, selector de fuego. Con este modelo hubo una variante calibre 9 mm (9 x 23 o 9 mm Largo), la Astra Modelo 904E, por lo demás era idéntica a la Modelo 904.

 

El cartucho

El origen de este cartucho lo hallamos en 1893 cuando era utilizado con la pistola Brochardt, pero Pablo Mauser supo desarrollarlo y sacarle más potencial para su pistola modelo 1896. Con su modificaciones el cartucho rebautizado 7,63×25 mm. Mauser alcanza una velocidad de 1.495 p/s (456 m/s) con un proyectil de 88 -90 grains.

El 7,63×25 mm. Mauser era un cartucho muy potente para la época, pero con escaso poder de detención debido principalmente al calibre y al diseño del proyectil. No obstante, tenía una penetración muy grande.

Su éxito traspasó a las pistolas Mauser, Astra, Beistegui, etc, cuando, en 1930, la Unión Soviética lo adoptó para su Pistola Tokarev.

 

En el campo de tiro

Todas estas pistolas Astra siempre han demostrado una gran precisión y esto se debe a sus sistema de automatismo, donde el cañón, aunque deslizante, actúa como fija con respecto al cierre.

La carga mediante peines de cartuchos es una rémora de los fusiles.

Su buen disparador redunda en lo dicho y más aún si se le coloca el culatín. Desgraciadamente en España no se puede tener una pistola como ésta con este elemento. Desconozco los motivos por los cuales esto es así, pero no deja de ser una pena, pues gracias a su culatín se logra una precisión más que llamativa. De hecho, un amigo mío de Baviera usa una Astra 900 para la caza del corzo y de liebres en su finca.

La prueba la hice con la munición italiana Fiocchi de 88 grains blindada o FMJ y obtuve una velocidad media de 410 m/s.

 

Final

España ha dado al mundo muchas grandes cosas: Descubridores, conquistadores, pintores, científicos, escritores y armeros; no deja de ser una pena que en el sector de la armería, con la excepción de la fábrica de rifles Bergara, no queden otras como las que había hasta hace unos años, Star, Llama y, por supuesto, Astra.

Klaus Müller

Traducción S.B.

No Comments

Post A Comment

18 + doce =