Smith & Wesson M&P9 Shield con apuntador  verde Crimson  Trace Laser

El tiro instintivo en su más pura esencia

Desde hace un par de años Smith and Wesson comenzó a comercializar su pistola M&P 9 con este accesorio Laserguard. Con ello su arma que, de por sí era práctica y había sabido ganar el interés de los profesionales de la seguridad, se ha vuelto más golosa, si cabe. Esto se debe a que a su esbelta figura, gracias a su cargador monohilera, con capacidad de 7/8 + 1 cartuchos, y su compacticidad dada por su cañón de 7,8 cm., se le ha agregado un accesorio clave, el Laserguard verde. Este elemento es de gran ayuda para la rápida adquisición del blanco durante el tiro a corta y no tan corta distancia, tanto de día como de noche.

 

La M&P 9 Parabellum  o .40 Smith Wesson

Sin duda, estamos ante un arma de backup en el caso de personal uniformado o de defensa pura y dura si se trata de un particular que tiene que proteger su vida. La principal ventaja de este modelo de Smith & Wesson es su delgada empuñadura de 2,4 centímetros de ancho, una altura reducida a 11,6 cm. y un peso de 538 gramos (vacía).

Las M&P 9 y .40 sin el visor lasérico.

No en vano su nombre Shield (del inglés escudo) nos adelanta el deseo del fabricante en dar protección al usuario. Es destacable que la línea de esta nueva pistola compacta diseñada por Smith & Wesson es idéntica al del resto de sus hermanas, pero la Shield se diferencia de todas las demás en un aspecto muy importante: la delgadez de su empuñadura gracias a su cargador monohilera, del cual ya hablaremos. Esto no es potestativo de la Shield ya que, pistolas como la Walther PPS o Khar PM9, por citar algunas, ofrecen cargadores de esta guisa.

He leído en otras publicaciones que el uso de un cargador monohilera es una desventaja, pues recorta el número de cartuchos… ¡Pero, señores, estamos hablando de un arma de defensa que con su cargador corto nos aporta 7+1 cartuchos! La Shield en ningún momento ha pretendido ser un arma de reglamento de alta capacidad, justamente el ser lo contrario es lo que la enaltece como arma de defensa.

El perfil bajo de su corredera hace que las miras quedan casi a ras de la mano, haciendo que apuntar sea muy fácil e instintivo.

Todas las piezas metálicas como la corredera, palanca, retenida, etc. son de acero inoxidable tratado con melonite que, además de ennegrecerlos, aporta una dureza de superficie de 68RHc. Asimismo, la longitud del cañón de 7,8 cm. permite que el largo total sea de 15,5 cm. En pocas palabras, estamos ante una pistola de dimensiones mínimas y que podemos encontrarla en dos cartuchos excelentes: 9 mm. Parabellum y .40 Smith &Wesson. Desde mi punto de vista, la prefiero en 9 mm Parabellum por varios motivos, por ejemplo, dada la gran oferta de munición en el cartucho alemán y segundo, éste aporta un retroceso menor que el .40 Smith and Wesson, lo cual nos permite doblar mejor los disparos y tener un mayor control del arma constantemente.

Este modelo viene con la instalación de fábrica S&W del apuntador lasérico Laserguard de Crimson Trace.

Los mandos los hallamos donde deben estar, en el lado izquierdo, aunque hubiera sido deseable que fueran ambidiestros.

Me gusta particularmente la empuñadura y su ángulo de 18º, como así sus texturas para un mejor asimiento en las cachas. Otro detalle es la amplitud del arco guardamonte que permite el tiro aún con guantes. Y hablando de tiro, el radio de miras de 134 mm. me parece óptimo para una buena puntería. Su sistema de miras Novak es de tres puntos, con lo cual el enfoque es rápido, más aún si utilizamos el Laserguard.

Además, al sobrepasar los 130 mm. permite que en España se pueda guiar con la Licencia Federativa.

Su disparador mantiene una tensión constante de 2,9 kilos, lo cual nos habla de la preocupación del fabricante en evitar disparos accidentales. Por tanto, debemos ejercitarnos con esta tensión o bien solicitar a un armero que la reduzca un poco.

Comparativa entre el cargador normal y el que aporta mayor capacidad de fuego.

Su chasis de acero inoxidable reduce la flexión del arma durante el tiro y convierte a la pistola en una plataforma muy estable. Esto se une a que su cañón tiene un axis muy bajo que influye de manera positiva en minimizar el retroceso, lo cual a su vez, permite doblar mejor los disparos.

La M&P Shield con su apuntador Laserguard verde viene en un maletín de transporte con dos cargadores: uno corto con capacidad para 7 cartuchos y otro alargado que permite uno más. Evidentemente, para el tiro es mejor este último, pues da un agarre más seguro, pero para portar el arma, el de 7 cartuchos la disimula mucho más. Y en cuanto a esta pérdida de un cartucho, pensemos que con el cargador corto tenemos 7+1 y que, estadísticamente, en un enfrentamiento nunca se pasa de un intercambio de tres disparos. Razón por la cual llevar un cartucho más no hace la diferencia.

 

El apuntador Laserguard

Además este apuntador, como todos los laséricos, agrega el factor disuasorio, pues cuando el malo ve que el punto verde está sobre sí, generalmente, se olvida de sus malévolos deseos y entra en razón.

Los mandos están en su sitio y por ello el tirador controla la pistola en cada momento.

Para el pequeño tamaño de la pistola puedo decir que su empuñadura es cómoda y permite un asimiento firme y seguro.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La firma Crimson Trace ofrece varios apuntadores a Smith & Wesson para sus armas cortas, como este Laserguard con un diodo verde para sus pistolas M&P Shield recamaradas al 9mm Parabellum o al .40 S&W.  El polímero LG-489G Laserguard encaja perfectamente en el guardamonte de la pistola sin ningún tipo de herramientas o instalación, de este modo se ha aportado un elemento verdaderamente decisivo para un arma de defensa. Éste da una respuesta rápida en la adquisición del blanco con solo activar el láser y, gracias a una herramienta, podemos regular el punto de impacto en altura y deriva.

Foto con el láser simulado.

El Laserguard en la M&P 9 tiene un mando en su parte delantera que activa la batería de 1/3 N con más de dos horas de utilización.

Estos apuntadores verdes para día y noche ofrecen una gran superioridad en cualquier tipo de condiciones lumínicas. Y existen en el mercado fundas o cananas que permiten el uso de la M&P 9 o 40 con este dispositivo.

 

En el campo de tiro

Desde el momento de su aparición la M&P Shield supo atrapar el interés de los profesionales dadas sus características.

El control visual de bala en recámara siempre me ha parecido todo un detalle de arma bien hecha, porque con este mínimo hecho se agranda su halo de seguridad de forma exponencial. Otro aspecto, y más en un arma de defensa, es que sus seguros sean automáticos, pues, en este tipo de situaciones no hay tiempo para pensar, sino para obrar.

La clave de un buen resultado con una pistola de defensa compacta es un buen empuñe, uno firme y que nos permita mantenerlo durante el lapso de la sesión de tiro. Claro está que tiene un retroceso más recio que una con cañón de cuatro pulgadas y una empuñadura grande y dotada de un cargador bifilar lleno de munición que le aporta más peso. Pero, volvamos al concepto inicial, esta pistola está desarrollada para hacer entre tres y cinco disparos contra reloj y con gran precisión.

Insisto, el tirador se debe enrocar en una posición cómoda y donde la sujeción sea firme.

Un buen grupo con apoyo a 25 metros y munición Speer Lawman de 124 grains TMJ.

Con munición Speer Lawman de 124 grains TMJ disparé con apoyo pausadamente tres tandas de cargadores completos; el resultado: ningún yerro o encasquillamiento y logré meterlas todas dentro de negro a 25 metros. Cuando aceleré el ciclo de disparo con igual número de cartuchos (21) pude ver que algunos impactos (6) estaban ligeramente por encima del negro. Esto quiere decir que si hubiese hecho fuego sobre un blanco antropomórfico, todos los disparos hubiesen estado en la zona del pecho y 6 diseminados entre la garganta y la cara. Como decimos en Francia: pas mal!

 

Nota: agradezco la cesión de material para este reportaje a Borchers S.A., C/ Industrialdea 22, Guernica. 48300 Vizcaya. Tel: 946.252.029. www.borchers-sa.com

 

Ives Laroche

Traducción S.B.

No Comments

Post A Comment

diecinueve − diecisiete =