Heym 88 B Professional Hunter en .470

Para la caza peligrosa

Friederich Wilhem Heym fue un fabricante alemán de armas de caza y fundador de la firma homónima en Suhl, Turingia, hacia 1865. Su marca comenzó a ser reconocida mundialmente en 1891 con la aparición del primer drilling sin martillos (hammerless), además de armas como escopetas, rifles exprés, monotiros de precisión basados en acciones Martini y posteriormente de cerrojo, las cuales pasaron a ser sinónimo de esta compañía.

A partir de 1945, la firma debió abandonar sus instalaciones de Suhl para trasladarse a Alemania Federal a la localidad de Münnerstadt y recomenzar sus actividades. Entre las primeras armas producidas figura una en cooperación con Mauser para el rifle SR10, también conocido como Mauser 3000. En 1996 retorna a Gleichamberg, a 40 km. de Suhl; de este modo volvía a sus raíces, pero ya con 131 años de tradición armera.

Un rifle compacto, robusto y muy fiable.

 

Desde hace años este fabricante ha desarrollado rifles express de gran calidad y sobre todo robustez.

 

Heym 88 B Professional  Hunter en .470 Nitro

La producción de rifles comprende armas de cerrojo, express, escopetas, drillings y vierlings. En rifles exprés, la producción abarca desde el yuxtapuesto 88B en distintas versiones y acabados (desde .30R Blaser hasta .600 N.E.) y el compacto superpuesto 26B (desde .30-30 Win. hasta 9.3x74R). El modelo 88B es el que traigo a estas páginas, recamarado a un cartucho fantástico, como después veremos, el .470 Nitro 3 ¼”. Además, existe una versión con pletinas enteras: el 88 B SS.

Heym ha utilizado una versión modificada y mejorada del sistema Anson, lo cual simplifica y mejora sus prestaciones.

La empresa Heym desde larga data ha tenido una gran tradición en armas basculantes, con modelos históricos que han labrado la gran reputación de esta compañía. De esta tradición ha nacido el rifle exprés yuxtapuesto 88B como máxima expresión de las armas fabricadas por Heym.

Este rifle incorpora numerosas aportaciones técnicas que se unen a una línea original y elegante. De hecho, el 88B Professional Hunter es la elección de quien quiere un rifle de altísima calidad de fabricación, un diseño clásico, de gran belleza y la más alta fiabilidad en cualquier lance. Y para ello se vale de muchos puntos de apoyo positivos.

La utilización de un sistema Anson & Deeley modificado nos habla de pocas piezas y robustas, dejando de lado complicaciones y hasta roturas. Esto nos dice que el 88 B Professional Hunter lleva una mecánica perfeccionada para grandes calibres, sinónimo caza peligrosa. Comparte características mecánicas generales de los modelos 88, incluyendo detalles propios, ya que se vale de una versión reforzada y de mayores dimensiones, lo que le permite ofrecerse en una amplia gama de cartuchería para estas aplicaciones.

Podemos decir, como regla general, que los rifles del .470 Nitro o de caza peligrosa que NO estén provistos de expulsores automáticos hay que desecharlos por no estar a la altura de las circunstancias de un lance de este tipo. Por ello el Heym 88 B Professional Hunter nos aporta dicha ventaja inexcusable.

En la parte superior de la báscula, a los lados del asa de apertura, encontramos dos pitones que nos advierten si los percutores están montados o no. Este detalle me gusta más que los clásicos ejes con la flecha en las pletinas, ya que los mismos, al sobresalir, pueden ser detectados en plena oscuridad.

Obsérvense los dos pitones a los lados del asa de apertura que nos advierten si los percutores están montados o no. En este caso están en reposo.

El mecanismo Anson tiene la ventaja de usar muelles helicoidales en vez de los clásicos en V, por tanto, su reacción es más rápida y su vida más prolongada.

Un aspecto imprescindible en un arma de caza peligrosa es que lleve doble juego de disparadores, pues al tener todos los mecanismos duplicados si éstos no lo están actuarían de cuello de botella en caso de rotura.

Sobre sus cañones de 61 cm., encontramos un alza de tres librillos, para: 25 (hoja fija), 50, 100 y 150 metros. Además, trae un engarce para montura rotativa de visor y en este caso lleva un Zeiss Varipoint 1,1-4×24 T*, que ensambla perfectamente con el arma y su calibre. Aunque a mi modo de ver, en un .470 podemos usar sin temor alguno un visor de hasta 6 aumentos, pues su balística es bastante tensa hasta 150 metros.

Su culata es recta y minimiza la relevación, aporte importante cuando tenemos que doblar el disparo. Además, le da un toque clásico. Un detalle interesante es que Heym utiliza una rabera inferior hasta la tapa del pistolete para robustecer el encastre entre madera y metal.

La culata está rematada por una gruesa cantonera de goma de color negra. Ésta se complementa con la chimaza en forma de una cola de castor bien proporcionada.

 

El cambio

 

La gran innovación de la pólvora nitro que entró como un huracán en el mundo de la caza de riesgo, fue el aumento de la velocidad y la escaces de residuos. El primero en adoptarse por todos los cazadores de la época, tanto profesionales como deportivos, fue el .450 Nitro con 3 ¼ pulgadas de longitud de la vaina diseñado por Rigby.

El alza es de tres librillos, para: 25 (hoja fija), 50 (levantada), 100 y 150 metros.

Para quienes desconocen y hablan mal de tan venerable cartucho al sostener que es de baja presión, diré que al principio se presentó un serio problema con el nuevo .450 Nitro y es que por lo visto no se calculó bien el coeficiente de dilatación del metal con el que se construían los casquillos que, al generar presiones muy superiores a las que daba la pólvora negra, el resultado fueron serias dificultades con la extracción y expulsión, al quedar los cartuchos disparados pegados dentro de las recámaras. Mientras se hacían nuevos cálculos para resolver este problema, la firma Holland & Holland, de Londres, lanzó al mercado su rifle express en el calibre .500/450, o sea utilizando una vaina del 500 agotellándola al proyectil del .450, consiguiendo eliminar las posibles dificultades con la expulsión. Al mismo, tiempo los hermanos Eley crearon también un tercer cartucho del calibre .450 con una vaina muy larga de 3 ½  pulgadas, al que denominaron .450 Nitro Nº2, con una gruesa pestaña en el culote de la munición, donde quedaba fuertemente agarrada por los extractores, eliminando todo posible mal funcionamiento, pues además, este gran casquillo estaba  muy reforzado en toda su longitud.

El visor Zeiss Varipoint 1,1-4×24 T* ensambla perfectamente con el arma y su calibre.

Durante unos años estos tres cartuchos en el calibre .450 fueron las municiones dominantes entre los cazadores de animales peligrosos: El .450 Nitro original introducido por Rigby, la versión creada por Holland & Holland .500/450 Nitro y el .450 Nº2 Nitro de los hermanos Eley, siendo este último el que mayor popularidad alcanzó al no tener problemas de extracción y expulsión.

Todo funcionaba muy bien hasta que debido a unas sublevaciones en la India y Sudán hacia principios del siglo XX, el calibre .450 fue prohibido en ambos países, grandes mercados de armas en aquellos tiempos sobre todo la India. La razón fue debida a que los rebeldes disponían de armas en el calibre .577/450 Martini-Henry y lo que hacían era sacar las balas de los rifles deportivos del .450 y utilizar los proyectiles para recargar sus cartuchos y esgrimirlos contra los ingleses. Como vemos, la estupidez en los que gobiernan viene de lejos, porque si bien esta práctica de quitar las puntas de los cartuchos deportivos y montarlos en las vainas del .577/450 de pólvora negra pudo haber ocurrido, la pregunta es fácil: ¿cuántos cartuchos de estas armas carísimas podían obtener los citados rebeldes? No es más fácil pensar que los insurgentes tendrían moldes o turquesas del calibre .45 con que abastecer a sus Martini-Henry. Pero, como siempre lo cómodo es prohibir y aquí en España sabemos mucho de esta notable inclinación de las autoridades.

La chimaza es una cola de castor bien proporcionada.

Como la supresión de los tres .450 fue un hecho, esto originó que los armeros británicos buscaran la solución al problema, lo cual se tradujo en que cada uno de los más famosos fabricantes de armas y municiones ingleses emprendiera una carrera para ofrecer “su calibre especial”, en abierta competencia entre unos y otros. De esta forma, como cada nueva munición se creó como “property cartridge”, o sea que sólo su creador podía fabricar rifles en ese calibre particular, estando prohibido que otros lo hicieran al estar protegidos por la ley en cuestión de patentes, las cuales caducaron a los 50 años de su registro, dicho sea de paso.

Las firmas armeras no se calentaron demasiado la cabeza y los nuevos cartuchos, con pequeñas alteraciones del calibre, eran muy similares al proscrito .450, algo así como “los mismos perros con distintos collares”… Y lo que se decía sobre uno se podía aplicar al resto, pues desde el punto de vista práctico eran iguales en sus prestaciones tanto monta, ¡monta tanto…!

La culata recta minimiza la relevación y aporta un toque clásico.

En esa carrera competitiva Holland & Holland lanzó el calibre .500/465 que se hizo tan popular entre los maharajás que al final se le denominó  el “.465 India”, como figura en los viejos catálogos de la Holland. Joseph Lang, de Londres, creó el .470, Jeffery lanzó el .475 Nº2 Nitro, Westley Richards  el .476 Nitro y los hermanos Eley, tomando como ejemplo el magnífico .450 Nº2 Nitro, crearon el .475 Nº2 Nitro (con bala de 480 grains) aumentándole un poco el calibre.

Todos los calibres citados rápidamente ganaron cierta popularidad, pero el .470 Nitro más y por algo externo a sus cualidades balísticas: Joseph  Lang no lo registró como “exclusive property cartridge”, dejándolo libre para que cualquiera lo utilizara. Así, muchos armeros que no habían diseñado cartucho alguno, lo recibieron como agua de mayo y comenzaron la fabricación de rifles exprés en el .470 Nitro. De todos, fue especialmente Rigby quien más lo utilizó; de hecho, en muchos artículos he leído que fue quien creó el .470 Nitro, craso error.

Otra condición sine qua non es que un rifle de caza peligrosa lleva doble juego de disparadores.

En la actualidad, me atrevo a decir que es el mejor de todos, nuevamente no por sus cualidades balísticas, sino porque es fácil encontrarlo en África, pues la producción de su munición abarca a Europa, América y Australia. De esta forma, el .470 Nitro con sus 500 grains de proyectil a unos 2.150 p/s., fue, es y será uno de los calibres favoritos de los cazadores de animales peligrosos, pues a 110 años de su creación ha demostrado ser excelente en cuanto a penetración, poder de detención y precisión.

 

 

 

La prueba

Con munición Federal Premium de 500 grains con proyectil Weldcore se llevó a cabo la prueba de tiro y desde los primeros disparos quedó claro que el Heym 88B Professional Hunter es un arma hiperprecisa.

Con una presión de disparador delantero (cañón derecho) de 1,2 kg. y 1,5 el trasero, los disparos salían de forma serena, precisa, y gracias a su recta culata los retrocesos casi no desencaraban al tirador. El momento de la recarga se hacía rápido y de forma agradable, con lo cual el efectuar cuatro o más disparos no complicaba en lo más mínimo al tirador.

Excelente agrupación a 50 metros con apoyo, sin visor, y munición Federal de
500 grains.

Sin lugar a dudas, el Heym 88B Professional Hunter es todo un acierto y más si vemos su precio y prestaciones.

Para quienes estén interesados en un Heym como éste el distribuidor exclusivo es J. Esteller, S.L., Polígono Industrial Molí dels Frares, Calle C, nº34, 08620 S. Vicenç dels Horts, Barcelona, tel: 936 724 510, fax: 936 724 511, e-mail: jesteller@esteller.com

¡Buena caza!

Heym 88 B Professional Hunter

  • Sistema de puntería con punto de mira grueso y alza de tres hojas.
  • Disparador delantero articulado
  • Doble rabera prolongada hasta el borde del pistolete para reforzar la culata.
  • Grabado de elegante cenefa tipo inglés
  • Opcionalmente puede fabricarse con platina entera ornamental
  • Peso aproximado: 4,5 kg. Longitud de los cañones: 61cm.
  • Longitud total: 105,5 cm.
  • Calibres: .500/416 N.E., .450 N.E. (3¼”) .470 N.E., .500 N.E. (3”), .450/.400 N.E.

 

Saúl Braceras

No Comments

Post A Comment

tres + 9 =