Timney para Mosin Nagant

Una mejora sustancial

Este artículo va dirigido a todos los orgullosos usuarios y poseedores de fusiles y carabinas Mosin Nagant, una verdadera pieza de historia .

 

Un fusil que trasuntó su época

Muchos, cuando observan uno de estos fusiles los miran como si fueran dinosaurios del Jurásico, en cierta forma lo son, al haber sido superados por cerrojos como los Mauser modelos 1891, 1893 y, por supuesto por el 1898; pero también siguiendo el símil, otros grandes saurios como el Lee Metford, Lee-Enfield, Lee-Speed y toda su saga llegaron al siglo XX y dieron lo mejor de sí en dos conflictos mundiales.

Cuando el oficial zarista Serguei Mosin se unió con los hermanos Nagant, de Bélgica, para desarrollar el fusil homónimo, no creo que pensara que éste iba a armar al ejército más numeroso del mundo. Dicha joint venture cogió del oficial ruso la acción y el cerrojo y de los hermanos belgas, su depósito de munición. Antes de ello se hicieron varios centenares de cada uno y fueron suministrados a distintas unidades del ejército zarista para pruebas de campo o campaña y, al cabo de unos meses, el empate entre ambos persistía. Como ya se ha dicho, la comisión adoptó una solución de compromiso que fue presentada a los inventores y aceptada por ellos. En 1891 era adoptado ese fusil híbrido como reglamentario.

Vista superior con el Timney instalado y listo para utilizar

Comenzó a producirse en la fábrica de armas rusa de Tula y en la de Sestroretsk, pero la capacidad de las mismas era muy limitada y hubo que recurrir al extranjero para sustituir lo más rápidamente posible el antiguo armamento por el nuevo, así se suscribió un contrato con la fábrica estatal francesa de Chatellraoult, en 1893. Estos primeros fusiles Mosin Nagant se caracterizaban por tener una acción de sección octogonal y anillas portafusil de tipo normal, como las usadas en los demás fusiles militares de la época.

Al estallar la I Guerra Mundial, en 1914, la falta de fusiles para el personal ruso movilizado era tan patente y apremiante que el Gobierno Imperial Ruso suscribió otro contrato con la firma norteamericana Remington para producir un millón de unidades, que se amplió aún más con otro de la New England Westinghouse.

Hacia 1930 se cambió la graduación del alza, que estaba en pasos (en ruso arsins) y también se incorporó a la producción de este fusil la fábrica rusa de Ishvesk. También se suscribió un contrato con la suiza SIG para su producción, pero demostró ser insuficiente y se hizo otra transacción la casa austriaca Steyr.

Fue utilizado en toda el área del Imperio Zarista, posteriormente en las controladas por el Gobierno Comunista y también por un acérrimo enemigo de Rusia: Finlandia. Cabe agregar que los fusiles y carabinas desarrollados por los fineses están mejor hechos que los de la época comunista y, si los comparamos con los zaristas también aportan mejoras, como un cañón más robusto.

Éste es el talón de Aquiles del Mosin Nagant, el diseño de su disparador que, cuanto más se acerca el momento del disparo más se endurece, y no deja una zona clara de cuándo va a hacer fuego

 

Su talón de Aquiles

Como hemos visto el Mosin Nagant aportaba un cerrojo complicado, pero eficiente. No obstante, tenía un problema muy importante: el diseño del disparador era pésimo, ya que a medida que se acercaba el momento de la suelta del disparo éste se endurecía cada vez más, debido a la acción de un fleje.

En Armas y Municiones hemos dado algunas aportaciones que ayudan a disminuir éste problema. Hoy veremos la solución definitiva, que aporta la firma Timney de Estados Unidos, cuyo distribuidor en España es la Armería Izquierdo.

 

La precisión como meta

El disparador es el nexo, me atrevería a decir, más importante entre el tirador y su arma, por ello es tan importante.

En 1946 Allen Timney, conocedor de este principio, fundó su empresa homónima al finalizar la Segunda Guerra Mundial. El motivo fue que EE.UU. se vio inundado de fusiles militares Mauser que, en esa misma configuración o convertidos a rifles deportivos, se utilizaban cada vez más en el mercado civil. Al no poder mejorarse los disparadores militares de estas armas de forma que se comportaran como deportivos, creó una serie de disparadores de alta calidad.

A partir de entonces fue desarrollando diferentes modelos para otras armas. El que hoy traigo, como dije, es la solución para los Mosin Nagant, ya que podemos regular su tensión, como así el recorrido. Aunque debemos hacer una pequeña concesión: necesitamos hacer un cajeado mayor en la culata del Mosin, ya que el disparador Timney es más voluminoso. Si usted tiene paciencia, una lima y un poco de maña, verá que es sencillo y la ventaja es que desde fuera no se nota.

Como vemos en el grupo superior, apuntando al parche blanco del centro, he obtenido una
concentración de 433 mm. con el disparador original del Mosin Nagant. En el de abajo, apuntando al parche blanco que tapa al número 8, he obtenido una agrupación de 27 mm., ambos a cien metros

 

La precisión

Debido a las competiciones de Fusil Histórico y/o Sniper que se llevan a cabo en España y también el bajo precio que estos excelentes fusiles tienen en nuestro mercado, su utilización se ha multiplicado. Pero, cuando me encuentro en el campo de tiro con otro usuario siempre sale el tema a colación de “lo malo que es el disparador”.

Bien, con la instalación del Timney he podido reducir el grupo de dispersión de mi fusil de 43 mm. de  27 a cien metros. Evidentemente, utilizo la misma carga que me ha dado muchas satisfacciones: 45 de Tubal 5000 y proyectil de 150 grains Sierra Game King calibre .311”, es decir proyectiles del .303, ya que mi Mosin tiene un cañón de este diámetro y no en .308, como se esperaría. Pero, si el suyo es calibre .30” use aquellos cuyo diámetro sea .308” y ya está.

Como puede apreciarse en la foto vemos dos grupos en el mismo blanco, el de arriba es con mi Mosin Nagant y su disparador a cien metros y el de abajo es del mismo fusil, pero con el Timney instalado.

No hay nada más que decir, póngase en contacto con la Armería Izquierdo y verá como su adorado Mosin Nagant cobra una nueva vida.

Nota: agradecemos a Armería Izquierdo, C/Muñoz Grandes, nº6, 13630 Socuéllamos (Ciudad Real), tel: 926 53 11 46, la cesión del material para la redacción de este reportaje.

José Cid

No Comments

Post A Comment

9 − 9 =