S&W MP-15 .300 AAC Blackout

Ha venido para quedarse

Desde hace tiempo los lectores de Armas y Municiones conocen bien las carabinas Smith and Wesson MP-15; en esta ocasión veremos una en un calibre muy interesante: el .300 Blackout. Se trata de una adecuación del original en calibre 5,56 mm. OTAN (prohibido en España) a un cartucho con vaina similar, aunque modificada en calibre .30” para darle otros usos.

 

El arma

Esta carabina, basada en una M-4, aporta un cajón de mecanismos de aluminio 7075-T6  con una regleta y un apoyo porta-correas de aluminio Picatinny instalada en su parte superior y carente de elementos de puntería metálicos. Tiene un cañón de 16” (40,6 cm.) de acero 4140 con y un paso de estrías de 1 vuelta en 7.5”; su acabado es de Melonite. Tengamos en cuenta que el paso de estría de un .308 Winchester estándar es de 1 vuelta en 12” y el de un .30-06 de 1 en 10”. Está equipado con un cargador con capacidad para 10 cartuchos al tresbolillo.

Es interesante el detalle de haber hecho un guardamonte de mayores dimensiones para el uso del arma con guantes durante el invierno, en vez del clásico militar. Y aquí se acaban las diferencias.

Según leemos en su cañón, puede utilizar indistintamente la munición .300 Blackout y la versión Whisper de las que hablaré más adelante. En su boca lleva un apagallamas A-2 en la versión de culata RealTree, mientras que en la de acabado negro utiliza una Yankee Hill. Un aspecto interesante es que Smith and Wesson ha cambiado el paso de rosca del apagallamas A-2 para evitar que alguien se confunda y en este rifle calibre .30” coloque uno de 5,56 mm. ó .224”.

Posee una chimaza estándar y una culata retráctil Car de seis posiciones con un acabado RealTree, aunque, como he dicho, existe otra en negro. En su posición más corta mide hasta el disparador 25,8 cm. y en la más alargada 34,5. Este detalle, que originalmente fue desarrollado para las armas de uso militar y que pudieran ser utilizadas dentro de transportes, en la vida civil tiene otra aplicación, y es que si estamos en invierno, es decir, con mucha ropa, podemos acortar la culata para mejorar nuestro encare y que no se nos enganche en ésta.

El acabado Realtree aporta camuflaje y durabilidad al conjunto

El cartucho .300 AAC Blackout  se trata de otro intento de mejorar las características balísticas del cartucho militar 5,56×45 mm OTAN. Desarrollado por la empresa Advanced Armament Corporation, de ahí las siglas  AAC, y con la asistencia de Remington en su área de Defensa.

Advanced Armanent Corp. es una de las firmas que más ha estudiado el perfeccionamiento de los supresores sónicos para uso militar. Y teniendo en cuenta que uno de los impedimentos para el silenciado de un proyectil es la velocidad inicial, ya que de ser superior a la del sonido, aunque se apague la explosión el crack sónico de la ruptura del sonido delata a éste. Como dije, en el cañón viene una leyenda que dice .300 Whisper / .300 Blackout. Empecemos por el comienzo. El cartucho .300 Whisper fue creado por J. D. Jones de la firma SSK Industries basado en un cartucho .221 Remington y desarrollado para lograr una velocidad inicial subsónica con una energía superior a cualquier otro cartucho de esta guisa. Utiliza proyectiles muy pesados, de más de 200 grains, incluso de 220 y 240.

El .300 AAC Blackout por el contrario fue desarrollado para dotar a una carabina M-4 de un cartucho calibre .30” con las capacidades balísticas a tope; de hecho, éste es un cartucho supersónico y que emula a la balística del cartucho 7,62×39 mm. De esta forma se dota a las M-4 de un a munición más potente capaz de penetrar mucho más que la 5,56 mm., como también lo hace otro desarrollo paralelo como el 6,8 mm., pero el .300 permite proyectiles de mayor peso.

De este modo, en enero de 2011, el .300 AAC Blackout fue aprobado por las normas SAAMI (Sporting Arms and Ammunition Manufactures’ Institute). En la actualidad varios fabricantes de munición aseguran su comercialización, como: Cor-Bon Hunter Ammunition, con proyectil Ballistic Tip o punta balística de 125 gr, o las T-DPX de 110 gr; BARNES BOX-TX, con proyectil TAC-TX™ de 110 grains (gr); PNW Arms, con proyectil FMJ BT de 147 gr., Hornady 110-grain V-Max. Ésta,  con una velocidad inicial próxima a los 700 metros/segundo, aporta suficiente energía para la caza de animales medianos como un ciervo. No debemos olvidar que si lo queremos utilizar en la caza debemos usar cargadores con su capacidad restringida a tres cartuchos.

El cargador que viene con la MP-15 tiene una capacidad de 10 cartuchos

Pero, la mayor oferta la tenemos de la mano de Remington, que en su línea UMC Ammunition, utiliza un proyectil de 115 grains CTFB que alcanza una velocidad inicial de 700 m/s y una energía de 1,822 J; como así también en la línea de munición Express Rifle subsónica con proyectil OTM de 220 gr; en las Remington Premier AccuTip, con proyectil AccuTip de 125 gr, y Premier Match con proyectil OTM, de 125 gr, con éste obtiene una velocidad inicial de 675 m/s y una energía de 1,840 J. Es importante aclarar que el .300 ACC Blackout con proyectiles como los de 125 a 150 grains supera en prestaciones balísticas a todo un clásico como el .30-30 Winchester. También supera a su homólogo ruso el 7,62×39 mm a 300 m, en casi un 17 % en energía, cifrando su alcance efectivo hasta los 460 m.

En la actualidad el distribuidor de Remington y Smith and Wesson, Borchers S.A., Calle  Industrialdea 22, Guernica. 48300 Vizcaya. Tel: 946.252.029. www.borchers-sa.com, cuenta con la munición del .300 ACC Blackout como así de las carabinas MP-15 S&W. No obstante, de las vainas del .222 Remington se pueden transformar para las del .300 Blackout.

 

En el campo de tiro

Comparativa de un cartucho y una vaina del cartucho .222 Remington con las del .300 ACC Blackout

Es un arma muy ligera y compacta, ya que tiene un peso de 2,850 kg. y una longitud total, con la culata retraída, de 820, y 905 mm., extendida. Por ello en los países donde ya se ha distribuido tiene mucha aceptación entre cazadores. Como dije, este MP-15 no trae aparatos de puntería metálicos, pero su distribuidor Borchers S.A. me envió un visor holográfico EOTech, que realmente le dan una gran operatividad, ya que sólo debemos apuntar y colocar su retículo sobre la diana sin preocuparnos si está alineada o no. De hecho, cuando vemos las noticias de lugares en guerra como Afganistán o Irak, las tropas estadounidenses siempre llevan un visor holográfico en sus M-4.

Una vez en el polígono de tiro, pude apreciar ciertas bondades con su disparador de un solo tiempo, cosa de agradecer, ya que los de dos están bien para personas no muy avezadas en el tiro. Su presión de disparo es de 1,5 kg, pudiéndose mejorar para quienes lo deseen, pero en un arma de estas características ya me parece muy buena.

Excelente grupo de tres disparos con munición Remington de 125 grains a 50 metros con el visor holográfico EOTech

Dado que poseía el visor holográfico EOTech 512.A65  de un aumento preferí mantenerme en una distancia de 50 metros, ya que esta óptica es perfecta para quienes buscan la mayor velocidad y funcionabilidad a la hora de apuntar como en la montería. Tiene una retícula de punto rojo de 1 MOA y círculo de 65 MOA. Tiene una graduación muy buena de medio MOA a 100 yardas y su rango de ajuste es de +/- 40 clics MOA. Es compacto (Largo / Ancho / Alto: 131 x 49 x 60 mm.) y ligero, sólo 326 g. Se monta directamente sobre carril Weaver o Picatinny, como de hecho venía en esta Smith and Wesson MP-15 y su robustez está fuera de duda al ser fabricado con estándares militares.

El retroceso es casi imperceptible, un poco más que si disparásemos esta carabina en calibre .222 Remington. Esto permite doblar los disparos con mucha precisión, haciendo de la MP-15 .300 ACC Blackout un arma muy deseable, al tener más energía cinética para las competiciones de IPSC en donde estén permitidas.

Como se puede ver en la fotografía del blanco, su precisión es muy buena y muy mejorable, a tal punto, que me atrevo a decir que la agrupación publicada podría obtenerse al doble de distancia con un visor telescópico.

Según su fabricante, y como reza la leyenda del cañón, se puede usar ambos cartuchos: el .300 Whisper de proyectiles muy pesados y el .300 Blackout; es decir que su rango de aceptación de pesos de estos iría desde 110 grains a 240, esto me parece mucho ya que un cartucho X suele tener un rango de +- un 30% en la variación del peso, por ejemplo en un .308 Winchester con paso de estría de una vuelta en 12”, que está pensado para disparar con proyectil estándar de 144 grains no conviene pasarse de los 180. La prueba la realicé con la munición Remington OTM de 125 grains y demostró una gran precisión. Teniendo en cuenta que el paso de estría es de una vuelta en 7,5”, es decir para proyectiles pesados no deberíamos usar aquellos de menos de 125 grains.

 

Nota: agradezco la cesión de material para este reportaje a Borchers S.A., C/ Industrialdea 22, Guernica. 48300 Vizcaya. Tel: 946.252.029.  www.borchers.es

Saúl Braceras

No Comments

Post A Comment

18 − once =