SW 22 A-1

Para el tiro de ocio y mucho más

Esta pistola Smith and Wesson 22 A-1 reúne cualidades excelentes. No sólo para la introducción al tiro sino para seguir en el deportivo, pues, como veremos, ofrece gran seguridad, funcionamiento impecable y precisión óptima.

Impacta el buen acabado de las partes metálicas; los planos pulidos son realmente los un arma de mayor precio, como su empuñadura sintética que, en suma, nos presenta un arma de concepción muy moderna.

La ventana de expulsión es amplia y abierta por ambos lados. Un detalle práctico es que la guía del muelle recuperador hace de expulsor

Me gustaron muchos sus mandos, aunque me llamó la atención el de la retenida del cargador, que sin bien funciona correctamente, está en un lugar atípico. Insisto, me gusta su ergonomía y en esto tiene mucho que ver su empuñadura, pensada para manos medianas, con lo cual va bien para aquellos que las tienen pequeñas como para los otros.

Es fácil y sencillo encontrar los mandos de la retenida de la corredera y el del seguro manual al alcance de la yema del pulgar de la mano derecha y son dóciles al tacto.

 

Funcionabilidad

Su corredera se desliza entre la lista donde se asienta el sistema de puntería sobre el cañón fijo. La percusión es de aguja lanzada, carece martillo. El seguro actúa sobre el disparador, inhabilitando a que el fiador desenganche la aguja percutora. Acceder a la corredera es llevadero, gracias a las estrías en la parte trasera de cada lado. También su manipulación se ve beneficiada por la poca fuerza que debemos hacer para cargar y montar el arma.

El cañón está embutido en una carcasa de aluminio aeronáutico donde va atornillada la lista, a la que se han practicado unas estrías longitudinales antirreflectantes, y otras en sentido transversal para adosar cualquier elemento táctico deseable.

El uso de un cañón fijo a los efectos de la precisión es básico, y más si sobre él encontramos el grupo compuesto por alza totalmente regulable y punto de mira de fibra óptica. Esto último es ideal para el tiro de ocio o la caza de pequeños animales, en aquellos países donde se permita, pues se ve perfectamente su contraste en la naturaleza. No obstante, lo podemos retirar para efectos de limpieza, gracias a una tecla que está por delante del arco guardamonte; al presionarla suelta el macho de unión entre el cañón y la empuñadura.

Un grupo excelente a 25 m. con apoyo.

 

En el campo de tiro

Como vemos en la foto de la prueba de tiro es un blanco internacional de 50×50, a veinticinco metros con apoyo y utilizando munición Standard Plus de SK, que a su vez pertenece al grupo Lapua. Los impactos están muy apretados, lo que nos advierte de la buena sintonía entre arma y cartucho, por tanto, creo que en las manos de un tirador con ambiciones deportivas podrá lograr mucho más de los que se espera de una pistola de precio muy ajustado. Es un arma pensada para tirar mucho y, sin duda, para darle a su propietario gran placer y precisión.

 

Saúl Braceras

No Comments

Post A Comment

diez + 1 =