Sako Bavarian Carbine

Cal. .30-06 Springfield

Sako es una de las mejores fábricas de armas del mundo, no me cansaré nunca de decir que da más de lo que pagamos sus productos. La comprobación es fácil, coja cualquier rifle de un precio similar y colóquelo al lado de un Sako. El resto es más que obvio.

 

Durante el período de entre Guerras  Mundiales

La República de Finlandia (Suomi o Suomen Tasavalta) es un país que ocupa la parte septentrional de Europa y es miembro de la Unión Europea desde 1995. País de cazadores y grandes tiradores, no en vano tienen una industria y leyes que les permiten desarrollar con normalidad sus aficiones. Es una pena que las autoridades españolas, cuando hacen los Reglamentos de Armas o el de Cartuchería y Explosivos, no se fijen en las normativas europeas de nuestro entorno, prefiriendo las “modas más subsaharianas”. Finlandia formó parte de Suecia hasta que en 1809 fue anexionada por Rusia, incorporándose como el Gran Ducado de Finlandia, autónomo hasta 1917, cuando obtuvo la independencia. Pero, ayer como hoy el “Si vis pacem para bellum” (si quieres la paz, prepárate para la guerra) era y es una realidad. Con el gran Oso Ruso de vecino la necesidad de armamento era inexcusable e inmediata. Y en 1921 la empresa objeto de estas líneas fue creada con el nombre original de Suojeluskuntain Ase- ja Konepaja Osakeyhtiö (Fábrica de armas y maquinaria de la Guardia Civil –no confundir con la española-) para producir armamento para la milicia voluntaria o Guardia Civil de Finlandia. En la actualidad se denomina Sako Limitida o en suomi: Suojeluskuntain Ase-ja Konepaja Oy.

Carabinas Sako, arriba-abajo: modelo Vixen L-461 en calibre .222 Remington con visor Hensoldt-Wezlar Dialytan 4×32 mm., modelo L-61 Finnbear calibre 7 mm. Remington Mágnum con visor Leupold 2-5×25 y modelo Bavarian calibre .30-06 con visor Delta Titanium de 2,5 -16 x50 con retícula iluminada y regulación de paralaje lateral

Este país, que ya se había enfrentado a Rusia en varias oportunidades, sabía que después de la Revolución de Octubre, más aún con Stalin ya en el gobierno, el enfrentamiento era casi ineludible. Y teniendo en consideración que las instalaciones militares en Helsinky no eran adecuadas, Sako se instaló en la población de Riihimäki, 75 km. al norte de la capital en 1927. Por tanto, el primer modelo que produjo fue el Mosin Nagant ruso en igual calibre: 7,62×54 R, con la clara idea de que, de darse el conflicto, serían los rusos quienes invadirían y en territorio suomi, como ocurrió (la guerra se desarrolló en la península de Kola), ellos tendrían ventaja y podrían utilizar el material soviético en su favor. Como realmente se hizo durante el conflicto.

Al margen de la producción militar, en la década de 1930 se inició la producción de armas deportivas, siendo el primer modelo de L-42 en un calibre vernáculo, el  7x33mm como rifle militar. Estaba desarrollado a partir de la base del cartucho 9×19 Parabellum, aunque evidentemente más largo y agolleteado a 7 mm. Al finalizar la Segunda Guerra Mundial Sako lo ofreció comercialmente al público. El 7x33mm demostró ser un excelente calibre para animales de la talla de un corzo o un zorro. Y en 1946, se redenominó al rifle y su cerrojo como L-46 (la “L” es de loudikko, rifle en soumi), y en 1947 fue exportado a Estados Unidos donde volvió a cambiar su nombre por el de “Vixen” modelo L-461. Teniendo en consideración que el cartucho 7x33mm. no tuvo buena acogida en ese país, Sako los recamaró al cartucho .222 Remington, convirtiéndose de inmediato en un gran éxito comercial. De hecho, la carabina del .222 Remington que puede verse junto a la del 7 mm. Remington Magnum y a la Bavarian del .30-06 es de esta época y perteneció a mi padre. Rápidamente, desarrolló rifles en calibres mayores como los modelos L-579 Forrester, L-61R Finnbear y VL-63 Finnwolf de palanca con martillo oculto. Es destacable que Sako siempre ha utilizado el largo correcto de sus tres cerrojos primigenios para cada cartucho que integraban a su línea de producción.

Hacia 1993, los diseñadores de esta empresa revolucionaron al sector con el cerrojo Sako 75 con tres tetones a la cabeza y un menor ángulo de apertura, cuyo nombre se debe a su aniversario número 80. Pero, en este modelo utilizaron cinco diferentes longitudes de cerrojo, cargadores de petaca, culata ergonómicas, como así tradicionales; más y más aciertos fueron sumados a la producción. De hecho, en la actualidad podemos encontrar rifles Sako que van desde el .222 Remington al .416 Remington Mágnum. Siendo el epítome de aquel momento el modelo 80th Anniversary Safari rifle en calibre .375 Holland &Holland. He tenido la suerte de visitar en dos oportunidades a esta firma en Riihimäki y siempre he encontrado la tecnología más alta al servicio de hacer rifles finos.

 

Sako modelo 85

Rifle Modelo 85 (arriba) y la carabina Bavarian Stutzen

Con el cambio de milenio, Sako se convirtió en parte de Beretta, con lo cual integra el grupo más selecto del mercado.

El modelo 85 fue presentado en 2006 como la evolución supina de la marca finesa en rifles de caza. El Modelo 85 fue el paso posterior al iniciado con el 75, con el cual mantenía todos sus activos presentes, no así en la guía independiente giratoria adosada al cuerpo del cerrojo, que recordaba al Mauser 98. En este sistema se ha optimizado el guiado del cartucho a recamarar, como así el sistema de extracción para garantizar la máxima fiabilidad.

Mantiene la disposición de tres tetones en la cabeza que aportaba, y aporta, además de un menor giro en la apertura, 70º en vez de los clásicos 90º, una guía más sólida en la translación del cerrojo. En la actualidad el modelo 85 ha agregado una longitud extra, la sexta, para recamarar el cartucho .450 Rigby. Nuestra carabina Bavarian es, dentro de todas las que ha hecho Sako, la más bella, lo cual es fácil de comprobar en la foto donde salen las tres: L461 en .222 Remington, L-61 Finnbear en 7 mm. Remington Magnum y la presente en .30-06. Creo no equivocarme en decir que es la culminación de muchos años de experiencia. Es una stutzen que nada tiene que envidiar a las primeras Mannlicher-Schoenauer, al contrario, es la evolución de éstas  en un 100 %.

Lo más destacable a primera vista, y no podía ser de otro modo, es su bella culata de nogal rematada con un schnabel y tapa de pistolete de palo-rosa. Me gusta mucho el pistolete asimétrico, ya que me da seguridad en el encare y repetición de disparos.

En segundo lugar queda su ligereza, que sólo podemos apreciar en el momento en que asimos la carabina. Con menos de tres kilos se transforma en el arma ideal para el cazador europeo y, teniendo en cuenta, en este caso su calibre, nos permite ir a cualquier sitio del mundo en pos de la caza. Esto lo digo por ser consecuente con mi serie de artículos Baterías de Rifles, donde destaco la importancia de usar munición de fácil obtención.

Tiene un cañón de 51 cm. de largo, que para un cartucho estándar va bien, ya que la pérdida de velocidad inicial está por debajo del 8%. Estas carabinas traen miras metálicas y, como es lógico, están preparadas para la colocación de un visor, con sus clásicos raíles. Como vemos en las fotos le adosé un visor insuperable: Delta Titanium de 2,5 -16 x50 con retícula iluminada y regulación de paralaje lateral.

Básicamente, las miras están reguladas con munición Sako de 180 grains 0 a 100 metros, no obstante, podemos variarlas a gusto.

Seguro de dos posiciones

Es un arma muy equilibrada y fácil de manejar, todo lo tiene en su sitio, aporta la ventaja de un cargador de petaca que podemos retirar y comprarnos otro para una recarga más rápida o en caso de pérdida o extravío tener uno de repuesto. En todos los rifles que tengo con cargador de petaca, como mínimo tengo dos cargadores. Además, las armas con éstos de quita y pon son muy útiles en ciertos sitios donde a determinada hora, por ejemplo en Canadá, hay que descargarlas o simplemente cuando nos metemos en el todo terreno. Lleva un único disparador regulable de 1 a 2 k. Si deseamos cambiar la presión del disparador, conviene desmontar la culata. Sin embargo, podemos hacerlo con una herramienta adecuada, a través de la apertura del cargador, esto está bien explicado en el Manual del Usuario en la fig. 8.

El peso del disparador viene ajustado de fábrica a 1,5 kg., con lo cual se asegura que en su modalidad de “al pelo” funcione correctamente en todas las situaciones. La presión de éste puede regularse a través de un tornillo con una llave Allen de 2.5 mm.; girándolo en la dirección de las agujas del reloj, aumenta el peso. Teniendo en consideración de que el tornillo es de tipo autobloqueo, requiere una herramienta adecuada.

El disparador “al pelo” tiene un peso de 230 gramos aproximadamente y no puede ajustarse en el sentido de rebajar su tensión. El tornillo que vemos, sí regula la distancia existente entre el disparador y el pitón del muelle de regulación del peso de aquél. Debemos tener en cuenta que esta distancia resulta incómoda cuando no está al pelo y debería ser lo más corta posible. Preferentemente, el tornillo deberá tocar ligeramente al pitón. Por otra parte, si la presión entre el tornillo y el pitón es demasiado fuerte puede afectar al funcionamiento del mecanismo de pelo. Nuevamente, el tornillo es de tipo autobloqueo y para que esta característica mantenga su buen funcionamiento, debemos evitar realizarle ajustes innecesarios.

Llave para desarme de campo del rifle

El cerrojo aporta una seguridad doble con un único mando, veamos cómo funciona: el seguro siempre se ajusta en fábrica. Sin embargo, si el disparador, el fiador o el nivel del seguro han de cambiarse, se deberá volver a ajustar el seguro. Para esta operación, el mecanismo de disparo ha de enviarse de nuevo a la fábrica, en Finlandia. Generalmente, no es necesario desmontar el cerrojo. Ahora bien, en caso de que se haya acumulado demasiado aceite e impurezas dentro del mismo, lo cual puede causar rigidez y/o fallos, hay que limpiarlo.

Si pretende utilizar el arma en clima frío, deberemos retirar el exceso de aceite para evitar su congelación. Una vez quitado el cerrojo del arma, se retira del percutor girando la cubierta del cerrojo en el sentido de las agujas del reloj, hasta que las muescas de cierre se desenganchan del cuerpo del cerrojo y la cubierta de éste salte hacia atrás. Una vez hecho esto, la cubierta del cerrojo y el conjunto del percutor, junto con el muelle y la guía del mismo, pueden quitarse del cerrojo. Normalmente, ya no será necesario desmontar el cerrojo por cuestiones de limpieza. Una vez limpio éste, invierta el orden para volver a montarlo. Primero, inserte el percutor, con el muelle y su guía, en su sitio, utilizando la cubierta del cerrojo, de manera que la pieza para amartillar quede en el lado opuesto a la manilla del cerrojo y las muescas de cierre de cubierta del cerrojo queden ajustadas en su posición en el extremo posterior del cuerpo del cerrojo. Entonces, la cubierta es empujada hacia el cerrojo y, al mismo tiempo, girada hacia la derecha, hasta que la leva para amartillar se detiene en la muesca delante del plano inclinado para amartillar. Nuevamente, el Manual del Usuario nos ayudará en este paso, que pocas veces haremos.

 

¿Y la precisión?

Todo está muy bien, pero en un arma siempre deberemos hablar de la precisión; ya que un rifle de caza puede ser muy bonito, ligero, etc., pero si no coloca la bala en el sitio del animal, de poco sirve.

Teniendo en cuenta que el calibre .30-06 no me es un desconocido, ya que he tenido varios rifles recamarados a éste, usé un recarga que siempre me ha dado buen resultado: proyectil Hornady BTSP  de 165 grains, 53 grains de Tubal 7000 y pistón CCI LR, con lo cual obtengo en otro rifle con cañón de 61 cm 840 m/s (2.756 p/s) y en esta carabina más corta estimo que la velocidad caerá a unos 777 m/s. Insisto, los animales no llevan cronógrafo.

En cuanto a precisión la recarga funcionó a la perfección ya que a 100 metros obtuvo un grupo de 16 mm.

Saúl Braceras

1Comment
  • Gustavo Daniel Garcia
    Posted at 15:32h, 08 enero Responder

    Hola Buenos días y FELIZ COMIENZO 2020 he leído atentamente su articulo ,me parece altamente instructivo especialmente los inicios de SAKO soy Español aunque resido en Argentina poseo entre otras armas un Sako L-579 Forester de cañón semipesado que no me molesta cargar ( lo aclaro por su peso ),lo uso tanto para caza mayor, como para pinchar carton) es .308 w / 7,62 x 51 OTAN , con mis propias recargas y da agrupaciones de 1/2 moa a 200 mts con puntas Hornady A-MAX de 168 gns , es una delicia no lo cambiaría por nada ,esta montado con una mira sencilla de la casa Leupold 3x9x40 que para la Fauna de este hermoso pais es correcto , exitos con vuestras publicaciones y alaaa a vivir que son dos dias .

Post A Comment

dieciseis + 3 =