Pistolas 9 mm. Parabellum de Defensa

Parece que es el único calibre, aunque hay más

Desde hace unos 20 años a esta parte, el cartucho 9 mm. Parabellum se ha instalado como el monarca absoluto en todas las armas cortas. En este estudio veremos por qué, y analizaremos las armas que hay en cada segmento; es decir, Defensa, Tiro Deportivo y de Reglamento o Tiro de ocio.

 

El porqué

Mucho dista nuestro sector de la pujanza del estadounidense, ello ha revertido en una especialización mayor en cuanto a determinados cartuchos, que una generalización en el uso de muchos, razón por la cual desde la adopción del cartucho 9 mm. Parabellum éste ha ganado la batalla por la preeminencia.

Dentro de las leyendas urbanas sobre sus aspectos negativos, se dice que su calibre es escaso, más aún si utilizamos munición blindada al compararlo con otros más reputados. En abstracto, esto se repite como un mantra y tiene cierto basamento de verdad, más aún si entra en liza el .45 ACP (.452” – 11,4 mm.), pero si lo analizamos en serio, veremos que la diferencia que dista entre éste y el 9 mm. Parabellum (.355” – 9 mm.) es de 2,4 mm.; peor si lo hacemos con el 10 mm. o .40” donde sólo es de 1 mm. Por ello, las razones del citado mantra hay que buscarlas en aspectos tales como la forma, materiales y conformación del proyectil. Es decir, ahondar y no quedarse en lo obvio, como veo que se hace constantemente en los foros de Internet, donde cualquier indocumentado da cátedra.

Volviendo a la comparación del .45 ACP y el 9 mm. Parabellum, es verdad que tenemos casi un tercio más de calibre, y esto da más poder de detención. La contrapartida es que las armas en .45 tienen menor capacidad de carga de munición; aunque claro está que en un enfrentamiento defensivo, estadísticamente se sabe que raramente se llega a los 5 o, como máximo, 6 disparos, y esta cantidad cualquiera de las armas de defensa la tiene.

Las armas cortas de este nivel, dada su escasa velocidad, no aportan un shock hidráulico como podría ser un disparo del 5,56 x 45 mm. OTAN; por tanto el incremento de aquella sólo aporta capacidad de penetración a igual peso si lo comparamos con un cartucho de desarrolle una menor. Y es aquí, en el incremento de su velocidad inicial y, por tanto, presión en recámara que el 9 mm. Parabellum poco tiene que ver con aquel diseñado en 1904, a partir de su hermano menor el 7,65. De hecho, nunca debe utilizar munición moderna del 9 mm. Parabellum en una Parabellum, mal llamada Luger, original; pues terminaría rompiéndola.

El éxito de este cartucho radica en que ha sido adoptado por casi todos los ejércitos del mundo y de ahí ha pasado a ser obligado también para las Fuerzas de Seguridad. Esto ha planteado, y plantea, un problema, debido a que el cometido de unos y otros es diferente. Para un soldado, la capacidad ofensiva de un arma es muy importante, para un agente de policía no, siendo más importante la defensiva. Claro está, que la mayoría de los fabricantes de munición han desarrollado proyectiles expansivos, frangibles, etc. Éstos no pueden ser utilizados por las fuerzas militares debido a la Convención de Ginebra, pero sí por las policiales. Spain is different y en esto, aquellos que hacen los reglamentos, han vuelto a equivocar el rumbo por desconocimiento, al prohibir a que las Fuerzas de Seguridad usen munición expansiva o deformante y estén obligados a utilizar la de dotación militar; en caso contrario le caen al funcionario reprimendas y castigos como panes. A modo de recapacitación de lo dicho hay un refrán: Del juez se puede salir, de San Pedro nunca.

Soy un convencido de que la legalidad debe ser cumplida pero, también y con la fuerza de la razón, se puede cambiar por el bien y la seguridad personal de Policías y Guardias Civiles.

 

Beretta 8000 Cougar

La Beretta 8000 Cougar desmontada.

Se trata de la hermana mayor del grupo, tal vez no sea muy correcto incluirla en las de defensa, pero sus dimensiones apenas superan las medidas estándar de éstas. Además, muchos son los usuarios de esta pistola, que de por sí es muy compacta, dando un buen compromiso entre facilidad de ocultación y precisión. Originalmente, éstas fueron desarrolladas para utilizar el nuevo cartucho .40 S&W, posteriormente se las adaptó al 9 mm Parabellum,  y más tarde al .357 SIG y .45 ACP. Las Cougar usan cargadores de bifilares en las versiones recamaradas a:  9mm, .357 y .40, y cargadores monohilera en .45 ACP.

El armazón es de aleación ligera de aluminio. La versión básica es el modelo F, de filosofía DAO, con retenidas ambidextras y seguro localizado en la corredera.

Su sistema de cierre rotativo, recuerda a las pistolas Steyr 1912 reglamentarias en la caballería Austro-húngara, donde el cañón rota por acción del retroceso y permite abrirse a la corredera. Esto se logra gracias  a un pasador en su parte inferior, que sigue la guía de la leva hacia una inserción de acero en el bastidor. Para minimizar la acción del retroceso la inserción está montada en el muelle de retroceso.

La Cougar ha sabido ganar su especio vital debido a sus buenas prestaciones.

 

Beretta BU9 Nano

Estamos ante una pistola semiautomática DAO realmente enana, como su nombre lo indica. Ha sido construida en la fábrica de Beretta USA, en Accokeek, Maryland. Aunque la idea principal fue hacerla en .40 Smith & Wesson, los primeros modelos se hicieron en 9 mm. Parabellum. Posteriormente también se la ha recamarado a la primera opción.

La Beretta Nano es una pistola semiautomática DAO realmente enana, como su nombre indica.

Esta pistola sigue naturalmente a la Px4 Subcompact, la cual ya había adoptado la tecnología del polímero, pero incluyendo un martillo externo y seguro ambidiestro. Aquí tenemos una aproximación diferente a la estructura del arma, que utiliza una percutora lanzada, armada con la presión del disparador, según el afamado sistema Karel Krnka, inaugurado por la Roth-Steyr M1907. La Nano, aunque su nombre oficial es BU9, es una pistola pequeña, que se oculta con facilidad y cae bien a la mano a pesar de sus esdasas dimensiones.

Está diseñada para ser portada con disimulo, para ello utiliza un armazón de tecnopolímero y su corredera de acero ha sido tratada con Pronox, un acabado similar al Tenifer y también al Melonite, ambos muy utilizados por otros fabricantes. El Pronox está diseñado para soportar bien la transpiración corporal del usuario hasta en los días de mucho calor.

Su sistema de puntería se basa en los tres puntos, cabe agregar que su colocación es muy baja para evitar enganchones en la ropa. La posibilidad de regular los aparatos de puntería sin intervención de armero alguno, hace que podamos cambiar de munición cuando lo deseemos.

La capacidad de su cargador monohilera en calibre 9 mm. Parabellum es de seis cartuchos más uno en recámara, aunque hay cargadores con extensión que elevan el número en uno. En el caso de las de calibre .40 Smith & Wesson tiene la misma capacidad.

Es súper compacta, de hecho, carece de asa de retenida y de seguro externo, pues al quitar estas protuberancias el arma se vuelve más delgada y, como siempre, evita enganchones en la ropa. Otra ventaja que pocas armas ofrecen es la posibilidad de cambiar de ubicación el botón de retenida del cargador, habilitándolo para el uso de zurdos. Con el último disparo la corredera queda en posición retrasada y abierta.

En cuanto a su uso, dadas sus características de funcionamiento, conviene utilizarla con munición de no menos de 120 grains, siendo las de 124 ideales.

Tanto para llevarla en la cintura o en pistolera de tobillo, la Beretta Nano siempre sorprenderá, ya que sus medidas son mínimas, unos 23 mm. de ancho por 143 de longitud total.

El uso de sub-chasis modulares permite el cambio de empuñaduras y armazones a voluntad, como así la adecuación a poder montar un visor láser.

 

Beretta PX4 Storm modelo Compact

Fue presentada hacia 2005 en el Open Day Beretta en el campo de tiro de Lograto, durante la extinta Exa de Brescia. Se dispuso de dos ejemplares en la galería, que fueron probados por los tiradores, superando los 100.000 disparos cada una sin detectarse problema alguno, a  pesar de una limpieza y mantenimiento bastante escasos debido a problemas de tiempo. Otra prueba fue 1.000 tiros en 45 minutos con el modelo Sub Compact y los resultados fueron los mismos. Existen cuatro componentes en la familia de la Px4 Storm, con el objeto de confrontar las diferencias con respecto a sus hermanas. Aquí encontramos la primera sorpresa: al empuñar la Compact percibimos inmediatamente un mayor equilibrio debido a la reducción de 15 mm. en longitud y 10 en altura, respecto del modelo full size.

Otro detalle exclusivo de la Compact es la posibilidad, bajo pedido, de utilizar un inserto que permite tener la leva del bloqueo de apertura de la corredera sobre el lado derecho, permitiendo la utilización por parte de tiradores zurdos; también el desenganche del cargador y resto de los mandos se encuentran en el lado derecho del arma, algo impensable hasta hace poco tiempo.

La familia Px4 Storm al completo, en orden de las agujas del reloj: SD en calibre .45 ACP, Px4, Px4 Compact y Px4 Sub Compact

El diseño de la corredera es nuevo, al tener las líneas de los flancos sin aristas, aspecto que agiliza la portación y extracción del arma. Además, los fresados han sido modificados, disminuyendo su número y haciéndolos más amplios, lo cual permite el retroceso de la corredera de forma rápida y segura, aún en condiciones de lluvia, humedad o manos transpiradas. En este modelo se ha vuelto al indicador de cartucho en el cañón, mediante un punto rojo en la parte superior, consintiendo de esta manera un rápido control visual y táctil sobre el estado del arma. Una última diferencia es el carenado en plástico adherido sólidamente al bloque de cierre, que activa la  rápida rotación del cañón, dentro del cual se aloja el muelle doble de recuperación.  Un dato interesante, y para tener en cuenta, es que  pesar de la reducción de la empuñadura en 10 mm., la Compact ha mantenido la capacidad del cargador de 15 disparos, los cuales son intercambiables con aquellos de la Px4 Storm de mayor tamaño. A diferencia de la Sub compact, que tiene el sistema de cierre del tipo Browning modificado, la  Compact mantiene el de cañón de traslación rotativa que ha perfeccionado a lo largo de los años, después de la experiencia realizada con el modelo 8000 Cougar, ulteriormente mejorado, reduciendo a dos los tetones de cierre del cañón, optimizando las dimensiones, muy robustas y configuradas de manera que permite una mejor distribución de la fuerza de cierre en el acto del disparo. Por otra parte, el cañón presenta un aumento en la boca que permite un acoplamiento cañón-cierre óptimo y constante, reposicionándolo siempre de forma correcta y perfectamente alineado con los sistemas de puntería, asegurando así la máxima precisión independientemente de los disparos realizados. A modo de conclusión, diré que la  Px4 Compact es un arma óptima, especialmente para portarla de defensa, ya sea en funda a la vista u oculta; su ergonomía, su rotundidad, la ausencia de aristas, sus dimensiones y el peso reducido con autonomía de 15 disparos (+ uno en cañón) la ponen seguramente sobre el podio de su categoría.

Esta pistola representa un paso más en función de dotar al usuario de algo diferente y muy utilitario. De hecho, en ella encontramos el disparador Omega, muy satisfactorio, pues utiliza menos piezas, por tanto, disminuyen las posibilidades de roturas, es suave al disparar en doble acción, y permite saber en qué momento saldrá el tiro. Otro activo importante es el rápido cambio del asa del decocker por la del seguro y viceversa. Tal cual me llegó esta pistola, trae la del seguro colocada. En ambos casos, los dos mandos son ambidiestros; sin duda, esto es una mejoría, pero, como dije, la principal ventaja es el cambio de uno a otro. En cuanto al desarme, es básicamente igual que una 75, no se necesitan herramientas. Y hasta si deseamos limpiar el mecanismo de disparo, tampoco es muy difícil hacerlo. Los técnicos de CZ también han pensado en la reducción de peso para mejorar la portación diaria de la pistola por parte de personal que debe ir armado, para ello hacen uso de un armazón de polímero y una corredera mecanizada de una barra de acero. Tiene perfil de miras bajo, aspecto muy importante en un arma de defensa, que además de funcionar correctamente y ser precisa, debe evitar cualquier tipo de enganche con la ropa, también, y más en un arma que suele ir en contacto próximo con el cuerpo, de ahí la posibilidad de una oxidación mayor. En la pistola CZ75 P-07 Duty encontramos un acabado nitrado para lograr una mayor durabilidad. A diferencia de sus hermanas, la Duty tiene un cierre calzado al estilo Peters Stahl, es decir, mediante una protuberancia en el cañón que encastra en la ventana de expulsión. Este sistema siempre me ha gustado, no porque sea superior a las mortajas tipo Browning u otros sistemas, sino por lo simple. Al igual que otras, mantiene su seguro de aguja percutora y una vez producido el disparo se vale de una robusta uña extractora para lograr una expulsión segura. La pistola CZ75 P-07 Duty viene en tres versiones: con seguro manual, decocker o con decocker y seguro manual intercambiable. Como siempre, se la suministra con su maletín de transporte, manual y dos cargadores con capacidad para 16 cartuchos. También trae un raíl Picatinny en su armazón, por debajo de la corredera, para instalar cualquier ayuda óptica, lasérica o linterna. El guardamano ha sido rediseñado para permitir un cómodo y seguro asimiento aún si utilizamos guantes. Según su fabricante, existen hasta 108 combinaciones posibles para utilizar cananas de diseño modular para esta pistola.

 

CZ 2075 RAMI

Durante estos últimos años la pequeña RAMI ha ganado adeptos en función de sus modelos, de hecho, existen tres: 1º La P con su armazón de polímero que aporta, si lo deseamos, una extensión de cargador con una capacidad de 14 +1 cartuchos en 9 mm. Parabellum ó 10+1 en .40. 2º La BD, cuya principal diferencia es la incorporación de un decocker al modelo clásico. También puede utilizar cargadores de 10 y 14 cartuchos en 9 mm. Parabellum. 3º RAMI a secas, que veremos extensamente.

La CZ 2075 RAMI es una pistola cómoda y fácil de portar

La CZ 2075 RAMI es una pistola de dimensiones muy pequeñas, basada en la serie 75, la más afamada de la empresa, y con seguridad, una de las mejores del mundo entre las armas cortas semiautomáticas. Al igual que sus hermanas mayores, la RAMI nos permite el uso de la simple y doble acción, como debe ser en un arma de defensa. La seguridad del arma y de su usuario corre a cargo de un seguro de percutor y otro manual en el armazón. El percutor, ante una caída o golpe sobre el martillo, no actúa al estar bloqueado por el disparador, ya que si éste no se presiona el primero no se mueve. Los cargadores son cortos y de doble hilera, aportando una altísima capacidad en calibre 9 mm. Parabellum, podemos portar 10 + 1 en recámara, suficiente para advertir que su poder de fuego la hace cruzar la línea de arma de defensa a una ataque. En el calibre .40 S&W no es tan así, ya que la capacidad disminuye a 7+1, pero no olvidemos que las pistolas reglamentarias durante muchos años llevaron una dotación de cartuchos muy similar a ésta. En la actualidad queremos siempre más: velocidad, potencia de fuego, energía cinética o cualquier cosa, en vez de simplemente practicar y mejorar nuestras capacidades como tiradores, ya que ésta y sólo ésta es la clave. Claro está que también hay otras, pero todas comienzan por saber manejar el arma. Su corto cañón de 3” (76,2 mm.) la hace muy portable y más precisa de lo que se espera, aunque como veremos en la prueba de tiro éste ayuda a incrementar su retroceso, que ya de por sí es violento. Con la longitud del cañón dada, la total es de 165 mm. y una altura máxima de 119,3 con un ancho de 33. Su armazón de aleación ligera asegura un peso muy correcto para llevarla encima. La protección de ésta corre a cargo de un baño múltiple muy resistente a las rozaduras y golpes. El arma descargada pesa unos 700 gramos; hay modelos de otras casas de menos, pero con esta magnitud, su retroceso es duro y dificulta el tiro de precisión con rapidez. No obstante, si practicamos podemos llegar a dominarla con mortífera certeza.

Las cachas son de goma sintética, dan un buen agarre y no se enganchan en la ropa, aspecto fundamental en un arma de defensa, ya que poco podremos hacer si cuando la necesitamos lo único que obtenemos es una maraña de ropa con una pistola en medio. El sistema de miras está basado en tres puntos de tritio, muy adecuado si tenemos que usarla en un contexto de baja luminosidad. A pesar de su corto cañón de 7,62 cm., he tenido una agradable sorpresa al ver cómo se agrupaban los disparos en simple acción a una distancia de 15 metros. A la doble acción tal cual viene de fábrica la encuentro áspera. En cuanto a la simple acción ronda los 2,4 kg., también un poco exagerada, pero se me ocurre que es parte de una filosofía para escapar a posibles problemas legales en caso de un disparo involuntario, ya que si nosotros modificamos los parámetros de aquella es nuestra decisión y, por tanto, nuestra responsabilidad, lo cual me parece bien.

Con munición Winchester blindada de 115 grains tiene un retroceso recio y lleva un tiempo hacerse con la pistola.

 

Smith & Wesson mod. CS9

Esta pequeña pistola es de las de siempre, es decir, simple y doble acción, con martillo a la vista aunque recortado. Esto último facilita el desenfunde de un arma portada entre las ropas. La posibilidad de disparar en simple y doble acción es siempre bienvenida, aunque desde hace tiempo se han popularizado las pistolas con sistema de percusión pretensado, las que Smith and Wesson también ofrece a sus clientes.

La Smith & Wesson CS9, Al igual que toda la gama, utiliza materiales de muy alta calidad que las hacen líderes en seguridad, durabilidad y precisión

Al igual que toda la gama, utiliza materiales de muy alta calidad que las hacen líderes en seguridad, durabilidad y precisión.

Su cargador tiene una capacidad de 7+1, lo que le da una figura más delgada, aspecto siempre de agradecer en un arma de defensa. No olvidemos que, con ocho cartuchos tenemos más que suficiente para resolver una situación de ataque y, como se dice en nuestra jerga, si con ocho cartuchos no somos capaces de resolverla, mejor es dedicarse a la filatelia.

El cargador ofrece un espolón de material sintético para mejorar la sujeción del arma.

Su corto cañón de 76 mm. empequeñece el resto del arma, haciendo que sus medidas totales sean de 160 cm. En su corredera encontramos un alza Novak tipo Lo Mount Carry, que es de gran ayuda a la hora de disparar rápido y con precisión.

El armazón es pequeño, forjado y sometido a un tratamiento térmico que asegura larga duración y una gran resistencia. Lleva un acabado mate que el confiere un toque de distinción, a la vez que de durabilidad.

Sus cachas son de caucho de gran adherencia y agradable tacto, pero sobre todo, toman más importancia a la hora de repetir o doblar el disparo.

 

S&W M&P 9 Compact

Ante la petición del mercado de un arma corta fácil de portar desarrollada para la defensa personal como así para llevar de servicio en todo momento, la empresa estadounidense diseñó la M&P Compact. La firma Smith & Wesson desde antaño ha sabido cubrir esta necesidad; por citar algunos, modelo 3913 (y sus equivalentes en otros calibres, como la 4013/4013 TSW y la 4516), además de su variante Ladysmith; las Mod. 6904/6906; sin dejar de mencionar la serie Chief’s Special (CS9/D, CS 40/D y CS 45/D) y la serie SIGMA.

Al igual que casi todas las Compact, es una versión acortada del modelo original, en este caso el Military & Police con la cual se inició esta serie. Muchos autores hablan del “influjo del Zytel”, bien es una forma de verlo, pero el armazón de este material sintético aporta un sinfín de activos. Desde una leve disminución del retroceso, mayor ligereza a mayor resistencia para un arma que suele estar en contacto con el cuerpo del usuario.

La S&W 9 Compact ha sabido ganarse el favor de los profesionales en los Estados Unidos

Su sistema de acerrojamiento es del tipo Browning-Peter, con plano inclinado en la base de la recámara y bloqueo de la misma contra la ventana de expulsión de la corredera. Próxima a ésta hallamos un pequeño taladro en la parte superior y posterior de la recámara del cañón, que deja ver si hay un cartucho en recámara. Sus piezas metálicas son de acero inoxidable con un acabado denominado Black Melonite® 68 HRc (grados Rockwell de resistencia). Es un tratamiento térmico-químico que proporciona gran resistencia frente a cualquier tipo de agente agresivo, a la par que un tacto muy grato.

En cuanto al sistema de percusión, se lleva a cabo a través de una aguja lanzada. Estas pistolas están siempre prearmadas, careciendo de la Simple Acción convencional, que sólo corresponde a las armas con martillo percutor.

Sus cargadores son de alta capacidad y llevan una tapa sobredimensionada donde apoyar el dedo meñique del tirador. Y según modelo encontraremos armas de diferentes calibres, como son el 9 mm Parabellum,.40 S&W,.357 SIG/Auto y.45 ACP.

La  S&W M&P Compact viene provista con seguro de aleta, de fácil e intuitiva utilización. Profundizando en la seguridad, nos encontramos con una pistola semiautomática con disparador articulado, denominado Striker Fire Action, ya utilizado por Smith & Wesson en su modelo SIGMA y, posteriormente, en las pistolas de esta serie, Military & Police o M&P. La idea axial es imposibilitar el disparo accidental por caída del arma, viéndose complementado con un seguro automático de aguja percutora. A esto se suma un seguro de cargador, que al no estar en su sitio, inhabilita el uso del arma. Sobre pedido expreso, la SW Compact puede venir si éste, en ese caso, sobre el lado derecho de la corredera, encontramos un texto escrito a láser que advierte de esta carencia.

Es una pistola realmente ambidiestra, pues su botón de retenida del cargador es intercambiable al sitio contrario de la empuñadura. Asimismo, la palanca de retenida de la corredera es doble, aspecto que a su vez que mejora sustancialmente la inmovilización de la corredera una vez disparado el  último cartucho del cargador. Esto deja de lado el riesgo de que sea lanzada hacia delante sin haber alojado completamente el nuevo cargador.

Es destacable que, a pesar del pequeño tamaño de esta pistola, esta versión porte, en la parte delantera del armazón, un raíl tácticos MIL-STD 1913 Picatinny., pudiendo acoplarse al arma diversos complementos auxiliares –siempre del tipo miniaturizado– de puntería (láser) e iluminación (linterna táctica para armas cortas).

Ante el retroceso de los cartuchos utilizados en esta pequeña pistola, sus diseñadores han incluido lomos intercambiables como solución idónea a los diferentes tamaños de mano del posible usuario.

Otra ventaja de este modelo es que, según la reglamentación de armas española, al superar los 130 mm. entre miras se puede guiar como arma federativa.

 

S&W Shield

La Smith and Wesson Shield es un arma fácil de ocultar debido a su estrechez, aspecto que la coloca por encima de sus posibles competidoras. Evidentemente, esto se paga teniendo un cargador más pequeño (7+1), aunque hay modelos de la Shield con un cartucho menos (6+1). El arma viene con dos cargadores, uno con extensión para el dedo meñique, y que sirve para meter un cartucho más (total 8), y otro más corto que la empequeñece aún más con 7 +1. Además, como ya es costumbre trae un candado para impedir el uso de la pistola por personas no autorizadas.

Su ligereza no queda al margen, pues descargada pesa 537 gramos. Nada es gratis, por tanto, su retroceso es recio, aunque permite disparar con comodidad y doblar cualquier disparo con una precisión llamativa.

Cae muy bien a la mano dado su ángulo de empuñadura que, como parte del armazón, es de polímero, Zytel, como el de sus hermanas mayores. Cuenta, al igual que los otros modelos, con un sistema pretensado o prearmado de la aguja de percusión, aspecto que hace de ella un arma muy precisa, dentro de los márgenes de una pistola de defensa. Con menos de cinco milímetros de recorrido, el percutor ha quedado listo para funcionar. El disparador pretensado apenas supera los 3 kilos, tiene dos tiempos claramente nítidos, y una vez sobrepasado el primer nivel, el disparo es una realidad.

Teniendo en cuenta que es una pistola de esta guisa, se la ha dotado de un seguro manual, que permite llevarla con cartucho en la recámara. Su situación es la que estamos acostumbrados con tantos años de pistolas Colt 1911.

Cuenta con un cañón de acero inoxidable con 78 mm. y sobre la corredera hallamos un sistema de tres puntos blancos en sus miras. Ambas piezas fundamentales utilizan el mismo material: acero inoxidable, con un acabado cuya dureza es de 68 grados Rockwell.

Al igual que la S&W M&P Compact se puede legalizar con la licencia F.

 

Steyr S-A1

Se trata de la sucesora de la modelo S, a la cual se le han hecho varios cambios importantes. Su empuñadura es más ergonómica y pequeña, además, permite colocar una correa y mantiene su rail Picatinny. Está fabricada en material sintético, que como sabemos aportar ligereza, durabilidad y un menor retroceso. Además, para quienes deseen tener mayor potencia, existe un kit calibre .40 S&W.

Steyr S-A1

Steyr Mannlicher ha sido durante mucho tiempo reconocido líder en la utilización de materiales sintéticos avanzados en armas de fuego. También los materiales utilizados en la ultra-rígida empuñadura de esta nueva pistola representan una evolución en el mundo de las armas de servicio.

Como el resto de la serie M-A1, mantiene un perfil muy bajo, que reduce el relevamiento durante la fase del disparo.

Una pistola compacta y eficiente, que llama la atención debido a varios aspectos que podríamos calificar de positivos, como su sistema de percusión por aguja lanzada, aspecto que da una sensibilidad distinta al accionamiento del disparador, con sistema de disparo Reset Action, ya que tiene un recorrido constante de sólo 4 mm. Sobre pedido se puede conseguir una llave para inhabilitar la pistola a personas no autorizadas.

Su sistema de cierre es el Browning Peters, muy utilizado en casi todas las pistolas actuales. Su despiece se consigue presionando el mando con trinquete del seguro manual.

La Steyr S-A1 mantiene su punto de mira con forma de triángulo equilátero apoyado en una de sus bases, en cuyo interior se inscribe otro más pequeño de igual forma de color blanco. Este punto triangular va sobre una especie de travesaño alargado insertado en la parte delantera superior de la corredera, por lo que puede ser desplazado lateralmente. A su vez el alza presenta una muesca o ranura semitrapezoidal de base mayor en la parte inferior y la menor abierta en la superior. Esta muesca o ranura tan singular, va enmarcada lateralmente por dos trazos blancos inclinados que, al hacer una correcta puntería, quedan paralelos a los lados del triángulo interior del punto flanqueándolo. Esta alza va también insertada a cola de milano en la corredera por lo que, si es necesario, se la puede desplazar lateralmente.

Saúl Braceras

No Comments

Post A Comment

1 × 2 =