Nueva escopeta Purdey Sporting Clays

Cuando la competición es el juego

James Purdey and Sons produce las armas más finas desde su fundación en 1814. Y en 1974 ha incluido una amplia selección de ropa y accesorios. A lo largo de su historia, esta empresa afincada desde 1883 en Mayfair, Londres, ha conseguido tres Órdenes o Garantías Reales. Sus talleres se encuentran en Hammersmith, Londres.

 

La historia del mecanismo Purdey con placa de disparo

Obsérvese el punto de encuentro entre el cañón superior y los labios de la báscula.

Este tipo de sistema se ha hecho popular a mediados y finales del siglo XX entre los fabricantes que utilizan maquinaria de control numérico (CNC). En 2007 Purdey retomó este tipo de mecanismo en su modelo Sporter, una combinación entre arma de competición y de caza que llevaba unas pletinas falsas para decoración. Sin embargo, la empresa ya utilizó este sistema en la temprana fecha de 1880 en una escopeta de cañones yuxtapuestos.

En la actualidad, la escopeta Purdey Sporting Clays está considerada como el arma ideal para todo tipo de competiciones, desde los platos lanzados de torretas o del suelo con cualquier ángulo de inclinación al skeet y/o trap. Evidentemente, estas disciplinas están basadas en simular la caza patos, faisanes, volatería en general y hasta conejos y liebres. Cabe destacar que esta clase de competición es la que más crece en países como Estados Unidos. Purdey ha producido muchas escopetas de pletinas que eran específicamente customizadas por sus compradores para el tiro de plato. No obstante, la primera que se diseñó con esa intención fue la Purdey Single Barrel (mono-cañón) Trap Gun, que apareció en el mercado estadounidense en 1922. Por todo lo dicho, Purdey con este nuevo modelo de Sporting Clays simplemente ha conseguido una innovación en la evolución de sus productos anteriores.

 

Una nueva escopeta

El principal motivo de la presentación de la Purdey Sporting Clays es dotar a sus clientes de un arma específica para este deporte en crecimiento constante y que siempre demanda más y más de sus armas.

Obsérvese la calidad del acabado de todas sus partes, metálicas o de madera

La Sporting Clays, con su robusto mecanismo Purdey con placa de disparo, está pensada para un uso intensivo y muy longevo. De hecho, ha sido probada con más de 150.000 disparos durante un periodo de cuatro años. El mecanismo Purdey con placa de disparo, además de ser fortísimo, aporta una batería de percusión extraíble que, combinado con el alto rendimiento de la Sporting Clays la convierte en una escopeta única.

Sus características principales han sido desarrolladas por el personal de la compañía en conjunción con las aportaciones de Don Currie, monitor profesional de tiro de escopeta e Instructor en Jefe de US National Sporting Clays Association (NSCA).

Como dice Don Currie: La Purdey Sporting Clays no ha inventado la rueda, ha perfeccionado su manejo. De este modo, sus aportaciones la han llevado al límite de la perfección.

La batería de disparo es extraíble

Sobre sus cañones encontramos una lista ventilada que se eleva 5 mm. y que va de un grosor de 11 a 7 mm. Su culata y pistolete son sumamente ergonómicos. Todos los aspectos han sido tenidos en cuenta para lograr un arma equilibrada y que reduce su retroceso en todo lo posible para permitir un double tap en el momento deseado.

El arma ha sido producida y montada enteramente en los talleres de armería de Purdey, donde se han combinado el mejor hacer con las máxima experiencia de sus maestros armeros para producir algo único.

La nueva Purdey Sporting Clays está recamarada al calibre 12 y al 20 y sus precios comienzan en 65.000 libras. Queda a cargo del cliente la longitud de cañones, chokes, grabados, etc. En cuanto a las customizaciones de la culata, tanto en su diseño, con o sin montecarlo, ganancia, culatín de goma o recubierto de piel, todo estará sujeto a las preferencias de clientes.

De este modo, cada escopeta será algo perfecto para su dueño.

Nota: para mayor información por favor, contactar con Miss Inken Kreckel en: inken.kreckel@purdey.com

Saúl Braceras

No Comments

Post A Comment

3 × 2 =