Heym/Ruger Nº1 calibre 6,5x57R

Un rifle bien pensado y mejor realizado

El mundo de las armas es realmente infinito, siempre ha habido armeros que han sabido conjugar lo mejor de cada momento, y creo que este Heym/Ruger es una buena prueba, al reunir dos conceptos y dos mundos diferentes en un único rifle. Digo dos mundos, pues Europa y los Estados Unidos no siempre van de la mano en el gusto por las armas en general. Sí, por aquellas llamadas clásicas donde se impone la estética europea.

 

Friederich Wilhem Heym

Fue un fabricante alemán de armas de caza y fundador de la firma homónima en Suhl, Turingia, hacia 1865. Su marca comenzó a ser reconocida mundialmente en 1891 con la aparición del primer  drilling sin martillos (hammerless), armas que, junto con escopetas, rifles express, monotiro de precisión basados en acciones Martini y posteriormente de cerrojo, pasaron a ser sinónimo de esta compañía. A partir de 1945, la firma debió abandonar sus instalaciones de Suhl para trasladarse a Alemania Federal, a la localidad de  Münnerstadt y recomenzar sus actividades, como en la cooperación con Mauser en el rifle SR10, también conocido como Mauser 3000, hasta 1996, cuando retorna a Gleichamberg, a 40 km. de Suhl; de este modo volvía a sus raíces, pero ya con 131 años de tradición armera. A partir de 1967 inició una cooperación con la firma estadounidense Sturm Ruger con la compra de acciones de su rifle Nº1.

 

William “Bill” Ruger

Desde muy joven destacó por la pasión a las armas, llevándole a satisfacer en parte esa necesidad con el coleccionismo. Durante sus estudios universitarios en Carolina del Norte manifestó un elevado interés hacia los procesos industriales que, unido a la nombrada afición por las armas de fuego, le llevarían a trabajar en diversos proyectos relacionados con las armas ligeras. Finalizada la universidad, allá por 1939, comenzó a trabajar en el Springfield Armory Arsenal, lo cual debió ser apasionante para un joven estudioso y aficionado a dichas materias. Al año siguiente, por iniciativa propia, emprendió el desarrollo de una nueva ametralladora; la venta de dicho proyecto a la empresa Auto Ordnance, le brindó la oportunidad de trabajar en la planta de Bridgeport, estado de Connecticut. El conocimiento acumulado en dicha compañía le permitió desarrollar una importante experiencia en las áreas de producción, que en años posteriores serían decisivas para el inicio de su propia empresa.

A pesar de su lomo de jabalí, conserva un pistolete similar al Ruger de corte más británico

Un año después de terminar la Segunda Guerra Mundial, en 1946, William B. Ruger decide lanzar su propia empresa. La sociedad sería conocida como Ruger Corporation, dedicándose desde el principio a la fabricación de armas deportivas. Las cosas no fueron bien en aquel primer intento empresarial, por lo cual, dos años después se vería forzado a cerrar la empresa. Pero el renombrado carácter emprendedor de William, no le haría desistir en su empeño creativo y empresarial. Y en el año 1949, con el apoyo de un socio financiero, un conocido escritor llamado Alexander McCormick Sturm, le permitiría lanzar la primer pistola recamarada en calibre .22 estándar que recordaba a la Luger. La nueva empresa pasaría así a denominarse “Sturm, Ruger & Company” y su producto estrella sería, inicialmente, la mencionada pistola. La consolidación de la compañía llegaría en 1953 con el revólver modelo de época conocido como Single-Six, una réplica del Colt modelo Frontier en calibre .22 LR.

Los centros productivos más importantes de la marca están situados en el estado de Connecticut y en Arizona. El primero een la ciudad de Southport, donde se encuentra también el Cuartel General y el Centro de Diseño Principal. Por su parte, la planta de Arizona se encuentra en la ciudad de Prescott, cercana a Monumental Valley, un interesante paraje natural donde se han filmado multitud de películas sobre el Viejo Oeste.

 

La fuerza y el refinamiento

Como ya advertí, a partir de finales de la década de 1960 se inició esta coproducción de rifles entre Heym y Ruger, que finalizó en 2003, cuando el último rifle de este dúo salió de la empresa de Gleichamberg en Alemania.

Fundamentalmente se hicieron dos modelos, aunque con posterioridad se amplió la gama: A) Heym/Ruger modelo 30/38. Monotiro con acción descendente Ruger nº1, culata de nogal de primera calidad, con y sin grabados, y con chimaza corta o stutzen. Su cañón siempre fue octogonal, calibres: 6,5 x 57 R, 6,5 x 65R, 6,5 x 68R; 7 x 65R; .300 Winchester Mágnum, etc.

  1. B) Heym/Ruger. Monotiro con acción descendente Ruger nº1, culata de nogal de primera calidad, grabados, y con media chimaza. Su cañón siempre fue octogonal, calibre: .375 Holland and Holland Mágnum, .458 Winchester Magnum, .470 Nitro Express y .500 Nitro.

El visor Zeiss Diatal 6×42 es una gran ayuda para un rifle de caza como este

El rifle que traigo a estas páginas evidentemente pertenece al primer modelo y lo que llama la atención es la calidad de su culata, junto con el schnabel con que se remata su chimaza. En cuanto a la primera es de fisonomía centroeuropea, como delata el uso del lomo de jabalí. Como todo lo relativo a la estética es algo personal, no quiero adentrarme en esas aguas. Sí, digo que es cómoda y, sobre todo, da un excelente encare al visor telescópico. Y hablando de éste, el rifle traía un Zeiss Diatal 6×42 con montaje Akah. Un conjunto muy cazador, aunque sé que ahora todo el mundo se inclina por visores de mayor aumento. Pero con 6 aumentos y con la calidad de sus lentes, se pueden hacer disparos muy largos y, sobre todo, muy certeros.

Además, el montaje Akah, no es en vano el más caro, nos permite quitarlo y volver a montarlo tropecientasmil veces sin ninguna variación. Y esto es importante cuando viajamos, sobre todo en avión, ya que los funcionarios de estas compañías tratan de forma “muy especial” el equipaje en general, y más cuando de armas se trata. Como ya he dicho la acción de bloque descendente está basada en una modernización y mejora del sistema ideado por John Farquharson (pat. nº: 193.759), a la que los grabadores de Heym han aprovechado bien para realizar unos diseños  alegóricos de caza europea. El funcionamiento es sencillo, tiene un asa con pestillo que, empujándola hacia abajo, despeja el acceso a la recámara.

La chimaza está rematada con un schnabel muy centroeuropeo

Como sabemos, su cañón es octogonal de 60 cm de longitud, lo cual permite una buena combustión de los gases de la pólvora del cartucho 6,5x57R al que está recamarado. Sobre éste encontramos las bases Akah y el sistema de alza con corrección lateral y punto de mira fijo. Evidentemente, el fabricante era consciente que de su futuro propietario lo utilizaría con visor telescópico.

Aquellos que tengan un Ruger Nº 1 poseen un rifle fantástico que, como todas las armas de este fabricante americano, tienen un problema oximorónico y es su exiguo valor pecuniario que ha hecho que muchos crean que son armas baratas. Un error. En ningún producto de Sturm Ruger cabe dicha posibilidad, son armas que están entre las mejores del mundo, pero sus métodos de producción minimizan los costes, eso es todo.

 

Una tarde en el campo de tiro

Este es el mejor grupo obtenido con las puntas Hornady de 129 grains SST

Habida cuenta de que su cartucho lo he utilizado mucho en mi Fanzoj monotiro de acción Heeren, munido de su munición recargada (120 grains Nosler Partition con 45 grains de T-7000 a 920 m/s y 129 grains SST con 44 grains de T-7000 a 900 m/s) fui a probarlo a una distancia de 100 metros en campo de tiro en las afueras Madrid.

Al ser ligeramente más pesado el Heym/Ruger que mi Fanzoj, el retroceso aún se minimizó más, parecía que estaba tirando con un .222 Remington. Realicé varios grupos de tres disparos con cada una de las recargas y la que mejor funcionó fue la de 129 grains de Hornady SST con un promedio de 18 mm. No obstante, creo que preparándole una munición ad hoc, la de 120 también hubiera hecho algo similar, pues tampoco fue tan mal, ya que hizo unos grupos promedio de 26 mm.

El Heym Nº1 fue y es un gran rifle de caza, con un acabado superior que el Ruger, pero en ninguna de las dos armas por separado, advertí una mayor precisión en uno u otro. De todas formas es una pena que Heym haya dejado de producir este rifle, aunque por otro lado, esto incrementa su valor ya que no se producirán más.

 

Nota: J. Esteller, S.L., Polígono Industrial Molí dels Frares, Calle C, nº34, 08620 S. Vicenç dels Horts, Barcelona, tel: 936 724 510, e-mail: jesteller@esteller.com es el distribuidor de esta marca para España.

Saúl Braceras

No Comments

Post A Comment

diecisiete + tres =