Fanzoj Titanium Tl1

Un arma de cerrojo Mauser 98 nuevo y muy diferente

La firma Johann Fanzoj siempre sabe llamar la atención por su capacidad de innovar y mejorar lo existente. Un claro ejemplo es el que traigo a estas páginas, donde encontramos al mejor cerrojo del mundo, el Máuser 1898, pero producido en titanio.

 

Un material con tecnología espacial

Cuando alguien piensa en un elemento más resistente que el acero y más ligero que el aluminio, sus ojos se encienden al descubrir el titanio. El único límite para su uso siempre ha sido el mismo, el alto coste comparado con metales como el acero. Ésta es la única razón para que su utilización no se haya popularizado en un sinfín de aplicaciones industriales y sólo se reserva para piecería muy importante o destacada. En todas las aleaciones donde se halla presente el titanio se ha demostrado su superioridad con respecto a la mayoría de las del acero. Éstas aportan una resistencia a la tensión hasta 200.000 psi/ 1.380N/mm2.

Otro aspecto muy destacable de este material es su extrema ligereza, por ejemplo, el cerrojo Máuser Fanzoj de titanio pesa un 45% menos que uno original de acero. Ésta es la primera impresión que uno tiene al manipularlo. Aparte de proporcionar dureza, ligereza y resistencia, el titanio es invulnerable a la corrosión en alto grado. Es casi comparable al platino en dicho campo, donde este metal precioso ha demostrado ser inmune al ácido, gas clorhídrico y altas concentraciones salinas.

El cerrojo Fanzoj  Máuser 98, algo único

Todos los grandes armeros del mundo siempre han elegido al cerrojo Máuser 1898 como el epítome de su género, los hay para todos los gustos: más baratos o más rebuscados, pero no mejores. Como es harto conocido por nuestros lectores, no le dedicaré más espacio que aquel para decir que estamos ante una nueva era, dada por el cambio del acero por el titanio, tan bien aprovechado por Fanzoj.

Todas las piezas del cerrojo están construidas en aleación de titanio: armazón, cuerpo del cerrojo, guardamonte y tapa del cargador, seguro, etc. Además, esta parte esencial del arma conlleva un seguro de tres posiciones y disparador regulable.

En este modelo de gran acabado, podemos entrever que las posibilidades de hacerlo a nuestro gusto no tienen fin

Su cañón es forjado y producido en acero de tecnología espacial, por ser más apto a las exigencias del fabricante. Se puede pedir con aparatos de puntería de acero o no. Su acabado no es un simple pavonado, sino que utiliza uno de alta tecnología que aporta mucha más resistencia al uso. En cuanto a la parte noble del arma, la culata, es de nogal circasiano con un estacionamiento muy largo y un grano lo suficientemente apretado como para ofrecer mayor resistentica a los embates del uso y del retroceso del cartucho elegido. En cuanto a este último aspecto, el abanico es amplísimo. La estética de los grabados es floral, realizados a buril, llevan el nombre del fabricante, calibre y número de serie, pero bajo pedido se puede conseguir cualquier deseo.

En cuanto a la estética y calidad del arma, vemos que sigue siendo la misma a la que nos tiene acostumbrados este fabricante de Ferlach. En el Tl1 encontramos todos los detalles desde su pavonado intenso o el jaspe más profundo. Pero, insisto, todo se desvanece cuando lo cogemos y apuntamos, nos parecerá que los estamos haciendo con una carabina calibre .22 LR, ya que por ejemplo, un Tl1 del calibre 8×68 S pesa sólo 3 kg. con un cañón de 17 mm en la boca, mientras que uno en .308 apenas llega a los 2,5. Evidentemente, se podría bajar más aun el peso general del arma, pero su fabricante considera que cada calibre necesita uno determinado y no conviene disminuir de éste, pues se perdería estabilidad.

En este modelo con menos ornamento, están presentes todos los detalles que hacen del Tl1 un arma notable

 

A modo de conclusión

Estamos ante un arma de carácter único, donde se une la tecnología del siglo XXI y el saber armero de una tradición que data desde 1790. Esta combinación deja muy claro el espíritu de la firma Johann Fanzoj en ir más allá.

 

Nota: agradezco la cesión del material para la confección de este artículo a Johann Fanzoj, Griesgasse 3, 9170 Ferlach, Austria. Teléfonos +43 4227 2283, fax +43 4227 2867. E-mail office@fanzoj.com  www.fanzoj.com

Saúl Braceras

No Comments

Post A Comment

cinco + 9 =