CZ 75 P-07 Duty

La calidad de siempre, con más opciones

Cualquier tirador o simple entusiasta de las armas encuentra en las pistolas CZ algo muy próximo a la perfección. Sé que habrá quienes digan que necesitan un repaso, pues suelen estar duras o con un acabado un poco crudo. Esto era verdad, pero no lo es en los nuevos productos; en ellos encontramos una terminación totalmente europea en sus pulidos, acabados y funcionamiento en general.

 

La nueva generación de pistolas

La CZ P-07 Duty representa un paso más en función de dotar al usuario de algo diferente y muy utilitario. De hecho, en ella encontramos el disparador Omega, que debo afirmar que lo encuentro satisfactorio, aún más que el modelo anterior, pues utiliza menos piezas, por tanto, hay menos posibilidades de roturas, es suave al disparar en doble acción y permite saber en qué momento saldrá el tiro.

Otro activo importante es el rápido cambio del asa del decocker por la del seguro y viceversa. Tal cual me llegó esta pistola, trae la del seguro colocada. En ambos casos, los dos mandos son ambidiestros; sin duda, esto es una mejoría, pero, como dije, la principal ventaja es el cambio de uno a otro. En cuanto al desarme de la Duty es básicamente igual que una 75, no se necesitan herramientas. Y hasta si deseamos limpiar el mecanismo de disparo, tampoco es muy difícil hacerlo. Los técnicos de CZ también han pensado en la reducción de peso para mejorar la portación diaria de la pistola por parte de personal que debe ir armado y para ello hacen uso de un armazón de polímero y una corredera mecanizada de una barra de acero.

Me ha gustado particularmente su bajo perfil de miras, un aspecto muy importante en un arma de defensa, que además de funcionar correctamente y ser precisa, debe evitar cualquier tipo de enganche con la ropa, también, y más en un arma que suele ir en contacto próximo con el cuerpo, de ahí la posibilidad de una oxidación mayor, en la pistola CZ75 P-07 Duty encontramos un acabado nitrado para lograr una mayor durabilidad.

A diferencia de sus hermanas, la Duty tiene un cierre calzado al estilo Peters Stahl, es decir, mediante una protuberancia en el cañón que encastra en la ventana de expulsión. Este sistema siempre me ha gustado, no porque sea superior a las mortajas tipo Browning u otros sistemas, sino por lo simple.

Al igual que otras, mantiene su seguro de aguja percutora y una vez producido el disparo se vale de una robusta uña extractora para lograr una expulsión segura.

La pistola CZ75 P-07 Duty viene en tres versiones: con seguro manual, decocker o con decocker y seguro manual intercambiable. Como siempre se la suministra con su maletín de transporte, manual y dos cargadores con capacidad para 16 cartuchos.

También trae un raíl Picatinny en su armazón por debajo de la corredera para instalar cualquier ayuda óptica, lasérica o linterna. El guardamano ha sido rediseñado para permitir un cómodo y seguro asimiento aún si utilizamos guantes. Según su fabricante existen hasta 108 combinaciones posibles para utilizar cananas de diseño modular para esta pistola.

 

En el campo de tiro

La CZ 75 P-07 Duty recamara los siguientes cartuchos: 9 mm Browning, 9 mm Parabellum, 9×21 y .40 S&W. La que tuve oportunidad de probar era del 9 Para. Tiene una longitud total de 185 mm. y un cañón de 95, su altura es de 130, anchura 37 y un peso de 770g., por tanto se puede decir que no es un arma grande ni pesada y que la podemos portar con cierta comodidad y que sí le sacaremos un buen rendimiento disparando con más seguridad de acertar que con una compact y subcompact.

Me ha gustado el ángulo de empuñadura, me resulta natural su asimiento y, por lo tanto, facilita la adquisición del blanco. Como ya dije, el disparador Omega la hace muy deseable y es fácil desenfundar y disparar en doble acción con buena precisión.

Para la prueba de tiro, usé la munición Winchester de 115 grains FMJ y al igual que otras pistolas de armazón de polímero su retroceso es más agradable, algunos dicen por la plasticidad de este material, puede ser o quizás su tacto nos da esta idea. Por esta razón creo que es un arma de dimensiones correctas para su tarea y fácil de dominar. Su rabera larga es todo un acierto en cuanto a un asimiento fuerte y seguro, ya que evita los pellizcos del martillo.

A pesar de su aparato de puntería espartano, se desenfunda muy bien y se puede apuntar con precisión. La presión del disparador en doble acción es de 2 kg. y como vemos en la foto de la diana disparada a 15 metros de distancia y con el primero hecho de esta guisa, creo que su precisión no deja lugar a dudas, estoy seguro que en manos de un tirador más avezado se hubiera mejorado el resultado.

 

Saúl Braceras

No Comments

Post A Comment

once − uno =