Centrar el rifle

Algo que no saben hacer más del 80% de los cazadores

Estimado y sufrido lector, debido a mi profesión, que como sabes es la de agente de safaris, me encuentro con que una gran mayoría de cazadores, incluyendo más de uno profesional,  no saben centrar su rifle.

La consecuencia es que lo usan descentrado, o bien encargan la tarea de centrarlo a su armero de confianza.

Que usar el rifle descentrado no es una buena práctica, no precisa de razonamiento alguno, pero sí se sorprenden bastantes cazadores, cuando les digo que cada vez que cambian de munición, es necesario volver a centrar el rifle, pues es poco usual el que dos municiones diferentes impacten en el mismo sitio. Todos conocemos cazadores que incluso mezclan diferentes tipos de munición en la carga del rifle “esta primera para cerca y las otras para lejos”. Lo más probable, es que no tengan el rifle afinado con ninguna de ellas.

Soporte de tiro.

Encargar el centrado del rifle al armero, tampoco es una buena práctica, por varios motivos:

–              No hay dos personas que encaren y apunten igual. La alineación que a tu armero le va de maravilla, es probable que a ti no te vaya bien.

–              Resulta caro y es necesario hacerlo cada vez que cambies de munición y de vez en cuando, para comprobar que el rifle continúa ajustado.

–              Centrando el rifle, practicas y esa es la única forma de ser un tirador efectivo.

Luz en el centro del ánima.

Para centrar el rifle, solo necesitas:

–              Tiempo, pero si tienes afición, lo encontrarás.

–              Un conjunto de rifle-visor-monturas que agrupe bien. Alguno pensará que voy a usar un conjunto caro y que con el suyo no podrá hacerlo, craso error, el rifle que usaré, un súper preciso Bergara B14 con culata de madera acabada al aceite, vale solo unos 900€, las monturas 150€ y el visor 200€. Vas a ver lo bien que tira.

–              Una munición que agrupe con nuestro rifle. Debes probar varias municiones y usar la que mejor agrupe. En mi caso, voy a usar munición recargada por mí 7mmRM con una punta que siempre agrupa bien, la Nosler Ballistic Tip de 140 grs. Para este calibre, consigo que salga en boca del arma a 970 m/s.

Luz centrada en el visor.

Si todavía no recargas, Nosler produce para el 7mmRM munición con la misma punta  de 140 grs, pero con el plomo soldado a la camisa (AccuBond), que sale en boca del arma a 975 m/s.

 

–              Un banco de tiro ligero como el que muestro en la foto, que es estable, pero fácilmente transportable. Es indispensable para estar seguro de que el rifle apuntaba correctamente en el momento del disparo. Lo encontraréis en la mayoría de armerías.

–              Un lugar donde practicar, en mi caso, voy al Club de Tir Montsià, donde disponemos de galería de 100 metros.

Te voy a explicar el proceso para centrar un rifle de cerrojo. Si tu rifle es un semiautomático, solo variará el primer paso, en lugar de usar un punto alejado 200 metros al que apuntar, debes usar un colimador.

 

Primer paso,  aproximación al centrado

Nos evitará gastar munición en el paso dos, pues iremos a la galería de 50 metros con el rifle impactando a menos de 20 cm del centro.

Buscamos un punto situado a unos 200 metros al que apuntar, en mi caso, uso una luz que hay en un descampado, a 180 metros de una ventana de mi casa. Que nadie se asuste, el rifle está descargado y con el cerrojo quitado. Además, no me ve nadie, ni siquiera mi esposa, ¡a la que podría alarmar!

50 metros ajustando.

–              Coloco el banco de tiro sobre una mesa y el rifle sobre el mismo, como ya he dicho sin cerrojo.

–              Mirando por dentro del cañón, muevo el banco de tiro, hasta que veo en el centro del ánima la mencionada luz. Ahora tenemos el cañón más o menos centrado.

–              Miro por el visor y sin mover el rifle, muevo las torretas hasta que hago coincidir la cruz del visor con el centro de la luz. Ahora tenemos el rifle con un primer y burdo centrado.

Regulamos en altura y en deriva.

 

Uso este sistema con los rifles de cerrojo, mono-tiros y dobles, porque al menos en mi caso, es más preciso que el uso del colimador.

Que nadie piense que con este primer paso ya basta, entre otras cosas, porque el rifle vibra en el momento del disparo y como veremos en el paso dos, falta bastante que centrar.

 

Segundo paso (en la galería de tiro)

–              Coloco el banco de tiro sobre una mesa estable y la diana a 50 metros.

–              Hago un primer disparo, que no tendré en cuenta, pues el rifle tiene el cañón limpio y a 50 metros se desvía 20 o 30 mm. Todos los rifles desvían después de una limpieza del cañón.

Corrección en mm. por cada clic.

–              Hago un segundo disparo, en este caso, impacta 15 mm a la derecha y 25 mm alto.

–              La tabla de corrección de este visor, nos dice que a 50 metos, un clic significa 3,5 mm de desplazamiento del punto de impacto. Corrijo pues 4 clics (4×3,5 = 14 mm) hacia la izquierda y 7 clics (7×3,5 = 24,5 mm) hacia abajo.

–              Hago un nuevo disparo y compruebo que a 50 metros dispara casi centrado. Acabaremos de ajustar a 100 metros.

50 metros ajustado

La casi totalidad de los visores de gama media y algunos de gama alta, tienen el defecto de que cuando mueves unos pocos clics, el retículo no se desplaza, haciéndolo de golpe cuando volvemos a mover la torreta. Esto, nos puede sacar de quicio si no sabemos evitarlo. La forma de sortear este defecto, es moviendo de más y retrocediendo. Por ejemplo, queremos mover 3 clics, avanzamos 13 clics y retrocedemos 10, de esta forma, nos aseguramos de que el retículo se mueve en la mesura que deseamos. También suelo dar unos golpecitos una vez movida la torreta en la misma con la propia tapa de ella.

 

 

Tercer paso

Primer disparo a 100 metros.

–              Coloco la diana a 100 metros y hago un primer disparo, impacta centrado en deriva, pero solo 20 mm alto. Quiero que impacte 50 mm alto a 100 metros, para no tener que hacer correcciones en altura hasta los 300 metros. Explicaré más adelante este importantísimo detalle.

–              Corrijo en altura 3 clics, pues nuestra tabla del visor, dice que por cada clic a 100 metros, se mueve el punto de impacto 7 mm (7×3 = 21 mm)

–              Hago un segundo disparo y compruebo que impacta 45 mm alto, que es más o menos lo que estaba buscando. Ahora el rifle está centrado.

–              Bueno es hacer un disparo de comprobación. Para ello, y siempre que estemos en la fase de ajuste fino a 100 metros, dejaremos enfriar el rifle durante 5 minutos después de cada tanda de dos disparos, pues los rifles cambian el punto de impacto tras esos dos disparos debido al calentamiento del cañón. Los cazadores, disparamos casi siempre con el cañón frío y en esas condiciones debe estar regulado nuestro rifle, al contrario de los tiradores de precisión, que concursan con el cañón caliente y antes de cada tanda de competición, hacen dos disparos para calentarlo. El porqué de centrar 50 mm alto a 100 metros con la mayoría de calibres medios.

Como ya sabes, estimado lector, la trayectoria de nuestro rifle, es una parábola. Si graduamos como en este caso 45 mm alto a 100 metros, usando el magnífico calculador balístico de la Web de Hornady, comprobamos que:

Ajustado cinco cm. alto a 100 metros.

 

–              A 50 metros, impacta 13 mm por encima del centro.

–              A 100 metros, impacta 46 mm por encima del centro.

–              A 200 metros, impacta 16 mm por encima del centro.

–              A 300 metros, impacta 163 mm por debajo del centro.

–              A 350 metros, impacta 316 mm por debajo del centro.

Lo cual quiere decir, que con esta regulación, como el área vital de un jabalí, gamo, venado, muflón, etc. es mayor de 200 mm alrededor del codillo, podemos disparar hasta los 300 metros sin hacer correcciones en altura para corregir la caída del proyectil. Y créeme amigo lector, 300 metros de los de verdad, en disparos de caza, es ¡¡¡muuuy lejos!!!

Nota: Agradecemos la colaboración de Carlos Mas Safaris, C/ Domingo Riva, 2, 43540 San Carlos de la Rapita (Tarragona, tlfs: +34 964 45 2992 y +34 676 331 871, fax: +34 964 454 735, e-mail: carlosmas@cmsafaris.info – www.cmsafaris.info en la redacción de este artículo.

 

Carlos Mas

No Comments

Post A Comment

3 × uno =

Click to Hide Advanced Floating Content