Armi Sport-Spencer

El primer rifle repetidor de cartuchería potente, vuelve a la vida

Cuando se habla de rifles de repetición, inmediatamente surgen en nuestra mente el Henry o el Winchester modelo 1866 Yellow Boy, ambos en calibre .44 Henry Flat. Pero, el primero que abrió el camino fue el rifle diseñado por Christopher Spencer en la temprana fecha de 1860. Si bien era un arma con muchas piezas y por tanto cara de producir, en su momento costaba 35 U$S, cuando el salario mensual en 1863 era de 10 U$S, aportaba una cartuchería potente, mucho más que los citados que le sucederían. También cabe destacar que tanto la carabina y, aún más, el fusil eran armas muy pesadas.Todo esto lo ha sabido recrear una de las empresas más importantes del sector, me refiero al grupo Chiappa en su rama Armi Sport.

 

El hombre y su creación

Christopher Spencer nació en Connecticut en 1832 y falleció en 1922. Fue un armero estadounidense que el 6 de marzo de 1860 patentó el sistema de repetición que lleva su nombre para rifles y carabinas. Éste constaba de un depósito tubular alojado en la culata y un cierre de palanca que permitía la retrocarga. El martillo debía montarse a mano más allá del movimiento de la palanca que sólo servía para cargar o descargar el rifle.

Todas sus armas fueron recamaradas a gruesos cartuchos de fuego anular, a saber: .56-46, 56-50, 56-52 y 56-56. Estos tienen una nomenclatura propia, pues el 56 significa el diámetro del cuerpo del cartucho antes de llegar a la pestaña y el segundo guarismo es el calibre, no como he podido leer en un Gun Digest que 56 significaba la carga de pólvora. En el caso del 56-50, que es el que nos interesa, llevaba una carga de 45 grains de pólvora negra  y 350 de proyectil. Todos los cartuchos Spencer llevaban esa carga de pólvora a excepción del 56-56 que llevaba 42.

Aunque el rifle demostró su validez para la época, los militares y en especial el general Ripley, de quien dependía la compra del material del ejército de la Unión, eran reticentes a su utilización por el hecho de que el consumo de munición se disparase. No debemos olvidar que en 1861 el armamento estándar de casi todos los países era de avancarga, con la sola excepción de Prusia, que desde hacía años usaba su fusil de cerrojo y cartucho combustible, Dreyse. Volviendo al hombre y su rifle, cuando ya todo estaba, o al menos parecía, perdido, llegó la ayuda de la más alta instancia, el Presidente Abraham Lincoln, que en diciembre del mismo año encargó su producción.

Un giro en la historia y un final trágico

La primera aparición del Spencer fue en las batallas de Hoovers Gap, Hanover, y en la famosa Gettysburg, donde funcionamiento y eficacia dejó en claro su superioridad. Pero los ejércitos suelen ser demasiado conservadores y tomar la iniciativa cuesta mucho, por ello la fabricación masiva, para su época, se retardó, Spencer pidió otra cita con el Presidente de los Estados Unidos y el martes 18 de Agosto de 1863, a las 2 de la tarde, tuvo lugar en la Casa Blanca. Lincoln estaba en compañía de su hijo Robert y su agregado naval. De allí se dirigieron al Parque del Tesoro, pero el Presidente pidió a su hijo que fuera a ver al Secretario Stanton, del Departamento de Guerra para que les acompañara durante la prueba. Una vez en el parque seleccionaron una tabla de pino de unos 75 mm. de ancho por 1,80 m. de largo como diana y el marino hizo un círculo en uno de los extremos para que sirviera como centro. Spencer cargó el rifle y se lo pasó al Presidente, éste se alejó unos 36 metros, apuntó en posición de pie y disparó. El primer tiro dio a unos 15 cm. por debajo del centro. Se alejó un poco más y volvió a disparar hasta acabar la munición del depósito; esta vez logró un grupo muy próximo al centro. Pasando el rifle a Spencer, dijo: -Ahora le toca probar suerte al inventor. Éste hizo una agrupación aún mejor que Lincoln, quien a su vez le comentó: -Usted es más joven que yo, tiene mejores ojos y nervios más firmes. El agregado naval cortó la madera utilizada para la prueba y se la regaló a Spencer como recuerdo y éste hizo otro tanto con su arma al Presidente. Al día siguiente se volvieron a reunir a tirar. A las dos semanas el general Ripley había sido removido de su puesto y el coronel George Ramsay ocupaba al cargo.

Pintura alegórica del Presidente Abraham Lincoln cuando probó el rifle Spencer

El arma elegida era en calibre 50-52 de fuego anular, tanto en la versión del fusil para infantería como la carabina de caballería con cañón de 55 cm. Así se convirtió en reglamentario en el ejército de la Unión durante y después de acabada la Guerra Civil. Un hecho curioso fue que el asesino del Presidente Abraham Lincoln, John Wilkes Booth en el momento de su arresto y muerte se le encontró una carabina Spencer.

El declive fue inevitable con la aparición de armas como el rifle Henry y posteriormente los Winchester, sobre todo en el mercado civil donde el Winchester Modelo 1866 hacía furor entre tiradores, cazadores y exploradores del Oeste. Por todo ello, la Spencer Repeating Rifle Company de Boston debió cerrar sus puertas y en 1869 se subastó el utillaje y las armas remanentes. El gobierno Turco fue el gran comprador, haciéndose con un paquete de 30.000 unidades. No obstante, desde su aparición fue muy utilizado por cazadores y soldados durante la Guerra de Secesión en ambos bandos dado que era un arma potente y confiable.

 

Hawken-Spencer

Jacob y Samuel Hawken fueron unos armeros estadounidenses de los más reputados entre 1822 y 1863. Ambos hermanos trabajaron en su armería que fundaron en 1821 en St. Louis, Missouri. Eran de rifles de avancarga con llave de percusión para caza, solían tener cañón octogonal de una longitud aproximada de 88 cm. En general, su calibre era grueso y estaba entre el .54 y el .60.

Entre los usuarios famosos de sus armas se cuentan los militares, como: Gral. William Ashley y Gral. Jones, y los exploradores: Mariano Modeno y Kit Carson. Pero, con la aparición del cartucho metálico se modernizaron y adoptando las acciones Spencer creando sus propios rifles como el de John “Liver Eatin´” (del inglés eating significa: comiendo y “liver” hígado; pero en castellano diríamos: come hígado) Johnston, el verdadero Jeremiah Johnson de la película de Robert Redford de comienzos de la década de 1970.

Era un hombre de la montaña nacido el 24 de Julio de 1824 en Nueva Jersey, cerca del pueblo de Little York y su mentor fue Old John Hatcher. Combatió en la guerra contra México en la Marina Estadounidense. John “Liver Eatin´” Johnston era un gigante pelirrojo que en 1847 vengó el crimen cometido por los indios crow contra su mujer, una india cabeza plana, y su bebe nonato. Guardó los huesos de sus seres queridos en una olla que enterró en donde había construido su cabaña que los indios quemaron y a través de los años supo volver a visitarlos. El primer libro con resonancia mediática que se escribió sobre John “Liver Eatin´” Johnston se llamó Crow Killer (Matador de indios crow) y se publicó en 1958, estaba basado en The Old Mountain Man (El Viejo Hombre de la Montaña).

Fotografía de época de un soldado de la Unión cargando su rifle Spencer

Hacia 1863 buscó oro en Alder Gulch, Montana, y 1864 se alistó en la caballería de  Colorado, Regimiento H, de la Unión, donde se aficionó a las carabinas Spencer. Al acabar la Guerra de Secesión, después de la batalla de Little Big Horn, donde murió el coronel George Armstrong Custer, el general Nelson Miles lo contrató como explorador en su campaña de 1877 contra los indios en la zona del fuerte Keogh, Montana.

En 1881, en Coulson, Montana, fue ayudante del sheriff Tom Irvine del condado de Custer. Con el tiempo, Irvine se dio cuenta de que no había presos en Coulson, decidió ir a ver qué ocurría y encontró un pueblo muy pacífico. Al interrogar a Johnston, éste le dijo: “¿Cómo voy a arrestar a alguien en el infierno?, le doy una paliza a los que la necesitan y nunca tengo que arrestar dos veces a nadie”.

Siempre iba armado con su Hawken-Spencer, como arma de defensa y algo más, y un Sharp. Como muchos viejos de la frontera trabajó en el Circo del Salvaje Oeste de “Buffalo” Bill Cody. En otra ocasión Johnston investigaba un tiroteo en el pueblo de Meeteetse, Wyoming, en la que se vio involucrada una prostituta, Belle (Bella) Drury, que tenía un novio, Big Nose (Nariz Grande) George, de quien se cansó y se fue con otro a Red Lodge. Estando en uno de los salones por la noche, se escuchó un disparo que acabó con su nuevo novio. John “Liver Eatin´” se desplazó al local y a poco metros del cadáver encontró el proyectil que después de atravesar el cuerpo rebotó con una pared, era uno del .44. Comenzó a pensar en quienes tenían armas de este calibre, pues conocía a todos los del lugar. Finalmente nadie fue inculpado y menos Big Nose, que tenía una coartada muy sólida.

Belle Drury volvió a Meeteetse para hallar la muerte a manos de unos cowboys borrachos y fue enterrada en su pueblo.

John “Liver Eatin´” falleció el 9 de diciembre de 1899 y fue enterrado en la ciudad de Los Ángeles, California. Después del éxito de la película Jeremiah Johson se descubrió su tumba en Los Ángeles y la ciudad de Cody, Wyoming, reclamó sus restos para ser enterrado junto con nombres más legendarios del Viejo Oeste, ya que esta localidad se ha erigido en el Trail Town (Pueblo donde comenzaba el viaje a California). Cuando sus restos fueron retirados para ser conducidos a Cody entre la multitud que los acompañaron se encontraba Robert Redford.

John “Liver Eatin´” Johnston fue enterrado junto a la tumba de una prostituta de Meeteetse, Wyoming, llamada Belle Drury a quien él conoció en el incidente que costó la vida a su novio. ¿Una coincidencia? De él se dice que mató más indios que todo el 7º Regimiento de Caballería.

 

El Spencer en la actualidad

Esta carabina se la debemos a la firma italiana Armi Sport, fundada por Ezechiele Chiappa en 1958, siendo de los primeros en dedicarse a la producción de armas de réplica. Desde joven había estaba trabajando en el sector armero con gran pasión y sacrificio, pues la Italia de la posguerra no era la potencia industrial de hoy.

En 1987, Rino Chiappa se hizo cargo de la empresa dándole un gran impulso comercial en el área de innovación tecnológica y así nació la firma Kimar dedicada a las armas detonadoras y otras. En la actualidad el Grupo Chiappa está compuesto por: Armi Sport (réplicas, armas de tiro y defensa), Kimar (detonadoras, armas de señales y pequeño calibre), ACP (sistema de entrenamiento por láser), Costa (tratamiento de superficie en metales), Chiappa Firearms Ltd. (filial estadounidense radicada en Dayton para el apoyo técnico y comercialización de sus productos).

La carabina Spencer modelo 1865 ha sido manufacturada por Armi Sport siguiendo de forma muy cuidadosa todos sus detalles, para concluir con una fiel copia del original. La única diferencia es que estas armas nuevas son de fuego central en vez de anular, es por ello que el cartucho actual se llama 56-50 Taylor y mantiene la idea de Spencer en cuanto a la denominación. También se la produce en .45 Long Colt, pero la que traemos es en 56-50 Taylor. Utiliza un cargador tubular oculto en su culata, tiene una capacidad total de 5+1 cartuchos. Su cañón es de 20” (50,8 cm.), con una longitud total de 93,9 cm. y en su mecanismo de cierre se le ha dado un acabado de jaspe.

Por su parte, la culata es de nogal y, como podemos ver en las fotos, es un arma bella y bien hecha.

 

En el campo de tiro

Excelente grupo de tres disparos a 50 metros

La munición lleva una carga de 35 grains de pólvora negra FFFg y 350 grains de proyectil calibre .50 de plomo. Es un disparo auténtico, ésos que dan placer, pues aunque recio, no castiga. Evidentemente, también se puede recargar, si no está amparada con la licencia AE, con pólvora nitro, y así evitar la limpieza exhaustiva. Su dueño, sin embargo, utiliza pólvora negra, aunque se deba duchar con la carabina para limpiarla…El amor es así.

Con cualquiera de las cargas utilizadas es un arma que podemos usar en montería, ya que en esta disciplina cinegética los disparos son a corta distancia y el grueso proyectil calibre .50 tiene un estupendo poder de detención. La salida del disparador es franca y permite hacer tiros muy buenos. Las alzas, que a priori parecen muy simples para el tiro, tienen unas luces muy buenas como para hacer agrupaciones cerradas. Prueba de ello es la diana que publico.

Para cargarlo debemos colocar su martillo en medio monte, giramos 90º el pestillo del cargador tubular en el sentido de las agujas del reloj y lo retiramos. Dejamos caer los cartuchos dentro del agujero de la culata, metemos el cargador tubular y giramos en sentido inverso para fijarlo…, y ya está.

Saúl Braceras

No Comments

Post A Comment

4 × cuatro =