Alphonse Forgeron

Un armero de Lieja

Lieja ha sido la cuna de grandes firmas armeras, como: Lebeau Courally, Marcel This, Auguste Francotte y una larguísima lista, así como también de Alphonse Forgeron.

Nuestro armero fue el creador de una escopeta conocida como Le Secur, que sin bien aportaba algunos aspectos interesantes en cuanto a su diseño debido a la falta de guardamonte, sus disparadores eran unas pequeñas teclas y sus seguros independientes y funcionan hacia atrás (Patente nº 688.740). Como era de esperar, no tuvo éxito. No obstante, sí lo hicieron sus otras armas, escopetas  (llamémosles normales) y rifles express como el que traigo a estas páginas. Durante el lapso de 1880 a 1932 registró otra patente para un rifle.

 

La época dorada de las armas finas

Obsérvese el grosor de los coscorros

Va desde 1880 hasta 1914, aunque en muchos casos se puede ampliar hasta 1930, pero la irrupción con la Primera Guerra Mundial y su altísimo peaje en vida de grandes armeros europeos, es el motivo que se toma como fecha final 1914.

Alphonse Forgeron figura desde 1880 hasta 1932 en el registro del Banco de Pruebas de Lieja. La firma fue fundada en 1867 (de acuerdo con su publicidad de la época) y su primera dirección fue la Rue Saint Léonard, nº 492 – 494 pasando posteriormente a Rue Adolphe Borgnet 1-5-7 y por último Rue Vigneron 7.

Su principal actividad fue la manufacturación de armas de caza de lujo (rifles y escopetas).

En 18 de octubre de 1902 se registró la marca “Le Forgeron” (del francés El forjador y se adoptó su logo). El mismo lo siguió utilizando su sucesor J. Boulanger, en 1932, y Jacques Pirotte & Fils del 45 Rue Saint Laurent en 1963.

Sus armas utilizaban el acero comprimido Cap (su marcaje era una cabeza de águila), producido por su vecino Henri Joseph de la Rue Jonruelle 62 de Lieja, quien entre 1904 y 1920 registró 4 patentes. Muchas de sus armas fueron distribuidas a través de A. Pallard St. Louis de Marsella y Arenas de Madrid.

 

Una marca para recordar

Los disparadores están colocados al tras pie. El derecho es articulado

Como he dicho, Forgeron hacía armas muy finas de pletina completa y muchas con llave tipo Holland and Holland para cambiarlas, también se dedicó al comercio de armas para las colonias, es decir, para los cazadores profesionales y dueños de fincas. En general, para esta franja comercial utilizó básculas tipo Anson & Deeley, como el rifle que traigo a estas páginas,  un arma esbelta, muy fuerte y, combinando su tipo de cierre con una buena factura, se puede decir que estamos ante un arma bien hecha. Llaman la atención el grosor de los coscorros, como así también, detalles como que el disparador derecho sea articulado, o la calidad de sus encastres entre madera y metal. Es particularmente destacable que casi todos los tornillos llevan un contratornillo alineado.

Los grabados son correctos, dentro de la línea llamada English Scroll.

En su báscula observamos unas tablas muy cortas o al menos llamativamente cortas, que permiten una apertura rápida y un cierre seguro en conjunción con sus largos cañones demibloc.

Su pistolete tiene un buen ángulo aunque ha sido rematado en redondo; por cierto muy de su época

Como cualquier rifle de caza serio emplea expulsores automáticos y más en un cartucho que en su época se utilizaba hasta para abatir elefante, me refiero al 9,3×74 R.

La culata es de un buen escalaborne de nogal; su filosofía es muy británica, sencilla y con un pistolete con un buen ángulo de asimiento, aunque ha sido rematado en redondo; aspecto muy de su época.

El guardamonte está sujeto por un enganche Purdey y en su interior aún puede observarse el jaspeado original.

Alphonse Forgeron fue un gran armero, aunque no disfruta de la fama que debería tener por la calidad de sus armas.

 

Saúl Braceras

No Comments

Post A Comment

5 × 3 =