AERON CZ B101

Calidad a un precio ajustado

La pistola AERON CZ B101 está fabricada en la República Checa, en la ciudad de Brno, por la casa AERON s.r.o., siguiendo las últimas tendencias  en la producción de armas para competición; de bonita estampa y buena factura, está diseñada, especialmente, para  el tiro de competición en la modalidad de “Pistola Aire Comprimido 10 metros de la ISSF” (normativa de la Unión Internacional de Tiro).

Las pistolas neumáticas modernas que se utilizan en este tipo de modalidad, suelen utilizar depósitos de aire comprimido separables y recargables a partir de botella suministradora, compresor manual, compresor eléctrico, etc., en general a partir de cualquier fuente de aire a presión capaz de suministrar los 200 bares de presión necesarios para hacer funcionar el arma.

Una pistola declarada como “de Competición”, necesita cumplir unas características mínimas para ser considerada como tal, así, diremos que:

  • Debe tener un cañón de calidad suficiente como para agrupar en un solo punto todos los disparos con el arma montada en un banco de tiro, un  cañón de calidad Match en calibre 4,5 mm.
  • Debe tener un disparador regulable, de peso muy fino, también regulable, que permita al tirador “sacar” el disparo sin necesidad de hacer esfuerzos importantes que se traducen en “gatillazos” que terminan en desviaciones del disparo, un disparador de competición en un arma neumática debe tener dos tiempos, regulables los dos, y el peso total de ambos tiempos no debe exceder de los  500 gramos mínimos permitidos en esta modalidad de tiro.
  • La empuñadura de la pistola debe ser anatómica, a ser posible de madera, con buen estudio de la forma de la mano humana para que permita su utilización por parte de todos, o casi todos, los tiradores sin necesidad de realizar modificaciones importantes en ella; además, deberá tener una talonera regulable en altura para adaptar la empuñadura al ancho de la mano de cada usuario.
  • El sistema de puntería, debe ser de guión de poste cuadrado, a ser posible regulable en anchura y altura, mira trasera con ventanilla rectangular también, a ser posible, regulable en anchura y altura con posibilidad de regular, también, en altura y deriva, micrométricamente todo el conjunto de la chapilla.

Las armas de calidad incorporan a su vez algunas funciones accesorias como el “tiro en seco” para entrenamiento y aprendizaje  o la velocidad de salida del balín modificable.

La AERON CZ B 101 cumple toda la normativa especificada aquí y, además, se presenta en dos versiones, formato sénior y formato júnior (algo más corta y ligera). El tamaño de la pistola es el correcto para entrar en una caja de árbitros de la ISSF.

El arma, en la mano, se muestra bien equilibrada, con una tendencia positiva a mantenerse quieta en la postura de tiro, la colocación del dedo es cómoda, llega con facilidad al disparador y permite un “toque” del mismo sin movimientos angulares, la cola del disparador se puede desplazar a lo largo de una guía soporte, lo cual permite una colocación correcta de la yema del dedo sobre él, su tacto es acanalado.

La “salida” bien realizada del disparador dará, si se ha apuntado correctamente, un tiro de alta puntuación.

La pistola está terminada en color negro mate para evitar reflejos no deseados, el cañón en pavón negro, se inserta en el cuerpo del arma, sin más, quedando sujeto con dos tornillos de cabeza Allen en su parte superior y amortiguado por una junta de goma lo que permite extraerlo, en caso de necesidad, sin demasiada complicación.

La bocacha delantera incorpora un deflector para evitar reelevaciones con la salida del aire a presión del disparo; en la misma bocacha, en su parte alta, se encuentra situado el punto de mira, regulable en su anchura por el sistema de prisma partido girable que también permite su desplazamiento lineal para modificar la distancia de miras de la pistola. El punto de mira puede ser elevado sobre su base para regular el tiro en altura.

La colocación de la bocacha en el propio cañón se realiza por simple inserción quedando fijada al mismo mediante un tornillo de cabeza Allen de grandes dimensiones y cabeza oculta.

El sistema de carga de balines se realiza mediante depósito del proyectil en la bandeja de entrada a la recámara del cañón, para que esta bandeja quede libre se debe levantar la palanca de carga del cerrojo en el ángulo que la misma permite lo que hace retirar el vástago del cerrojo asociado a la misma, el cual actúa de obturador del balín en el cañón. La acción de bajar la palanca del cerrojo hace que el vástago de obturación empuje el balín dentro de la recámara y lo sitúe correctamente en ella.

Ubicado en el mismo cuerpo del arma, algo más delantero, se encuentra el sistema de tiro en seco, que no es más que un botón o pasador que actúa de un lateral a otro permitiendo o impidiendo que el martillo interno golpee la cabeza de la válvula o no y con ello se produzca la salida del aire comprimido o no. Este botón/pasador, debe ser SIEMPRE, accionado con la palanca de carga de balines levantada, para hacerlo pasar de un lado a otro, de otra manera no será posible realizar la acción.

El sistema de disparo está montado en un cassette independiente y separable del arma, con los tornillos de regulación a la vista. El cassette va insertado en el cuerpo de la pistola y debe ser montado por especialista, permite su regulación totalmente desde fuera, así, podemos regular el recorrido del primer tiempo y su peso, el recorrido del segundo tiempo y su peso, salida del fiador y posición de la cola del disparador. El cassette es un aparato sofisticado y preciso que debe ser manejado con cuidado. Todo el sistema se encuentra protegido por un pequeño guardamonte separable situado en la parte baja del cajón de mecanismos del arma.

La empuñadura de la AERON CZ B101 permite su regulación en altura y en lateralidad; el movimiento en ángulo de elevación es muy útil, pues permite regular la altura del punto de impacto del balín en el blanco, así, haciendo que el ángulo de separación entre el cuerpo del arma y la empuñadura sea mayor o menor modificaremos la altura del punto de impacto de tal forma que si el ángulo es cerrado 100% (no existe separación entre la madera y el metal) el tiro será lo más alto posible con esa unidad de pistola para una colocación de mira trasera fija, y si el ángulo está situado en su máxima apertura (mayor distancia entre la madera y el cuerpo metálico del arma) el punto de impacto será lo más bajo posible para esa unidad de pistola con una mira trasera fija, por lo tanto, el rango de funcionamiento de la regulación en altura de este arma es enorme permitiendo su uso incluso a tiradores con defectos visuales especiales.

La empuñadura de la pistola AERON permite, también, la regulación en lateralidad, 5º que no son pocos para semejante variable y que sirven para modificar el punto de impacto en deriva actuando en sentido inverso a la modificación que hagamos.

La forma de la empuñadura, en su parte izquierda, presenta un pico en la madera que sirve para, una vez correctamente alojado en la palma de la mano, hacer que el tiro sea válido en lateralidad. Realmente, si la mano del tirador no está correctamente situada en una empuñadura anatómica difícilmente las agrupaciones podrán ser buenas. Una de las partes más importantes de un arma de competición radica en su empuñadura, la AERON posee una buena con un excelente estudio anatómico, lo cual proporciona una estupenda ventaja sobre armas que tan sólo presentan empuñaduras universales sin postura.

El punto de mira delantero permite, mediante la colocación en una posición u otra (aflojando el tornillo que lo sujeta situado en la parte frontal del arma encima de la boca de fuego) regular las luces laterales que vamos a ver cuando situemos la pistola en posición de tiro, luces grandes o pequeñas darán unos resultados u otros según la calidad del tirador y punto de mira correctamente enrasado con las chapas laterales del alza trasera dará una mejor o peor agrupación en altura, depende también de la calidad del tirador, en general, como el arma permite todas estas regulaciones podremos adaptarla a nuestro gusto, cosa importante.

Los cilindros de aire comprimido que usa la pistola AERON están fabricados por la misma casa constructora del arma, por lo menos la marca aparece en ellos. Están provisto de un manómetro indicador de la presión interna del depósito y una numeración en la escala de colores para indicar hasta dónde debe llegar la aguja indicadora, el manómetro es práctico para saber la presión de aire que nos queda y por lo tanto, groso modo, el número de disparos que tenemos disponibles. Es bien claro que ninguna pistola o carabina que usen este sistema de propelente por botella rellenable de aire comprimido funciona fiablemente por debajo de los 80 bares de presión, el fabricante no garantiza disparos regulares por debajo de esa presión.

La AERON, como arma de competición moderna que es, incorpora en su mecanismo de admisión de aire a presión un sofisticado regulador de anillos para que la presión del aire sea, teóricamente, exactamente la misma en cada disparo, independientemente de la presión que tengamos en el depósito suministrador (cilindro de aire comprimido del arma). Digamos que el regulador admitirá mayor o menor volumen de aire en función de la presión que suministre el cilindro, de tal manera que a menor presión por efecto del agotamiento de la misma debido a los disparos realizados, el regulador permitirá un volumen mayor de aire para conseguir que la velocidad del balín se mantenga constante por efecto del impulso de una porción de aire comprimido de mayor o menor volumen en función directa a la presión del mismo. Este aparato es sumamente delicado y no debe ser manipulado sin conocimientos especiales.

Los balines a usar con un arma de este tipo, han de ser, inexcusablemente de alta calidad, carece de sentido utilizar un estupendo cañón Lothar Walther de calidad Match como el que monta la pistola con balines de poca calidad. También han de ser, todos, perfectos, con el mismo peso y todos deben responder a un diseño que haga que la agrupación de nuestra pistola dependa únicamente de la calidad del tirador.

La AERON CZ  B101 viene  presentada en un maletín de plástico rígido de tipo, digamos, convencional (común a muchas armas del mercado) con forma interna para el arma y los elementos.  Junto con la pistola viene un libro de instrucciones para el despiece, unas llaves Allen para ajuste de la empuñadura y demás elementos, un destornillador de buena factura, el conector de carga de aire comprimido y una junta de goma de repuesto.

La terminación de la pistola es buena y suficiente para tiradores que dentro del mundo del tiro quieran empezar la modalidad con un arma de suficiente calidad y ajustado precio. Se ven muchas de esta marca por los campos de tiro españoles, con muchos tiros encima y funcionando correctamente. Son duraderas y fiables, su calidad se mantiene dentro de un estándar medio más que suficiente para empezar y llegar a cotas altas o muy altas; realmente esto depende del tirador que la maneje no del arma, pues la prueba de banco que acompaña a la AERON indica un cañón capaz de realizar agrupaciones mono-agujero a 10 metros, lo demás depende del usuario sin duda.

J.J.V.

No Comments

Post A Comment

2 + 18 =

Click to Hide Advanced Floating Content