Venatum Supreme y Río Especial Ojeo

De Maxam al mundo

El cartucho semi-metálico ha recibido en los últimos tiempos mucha atención de los medios debido a los cambios en las reglamentaciones y su adaptación a los nuevos tiempos, como así también la utilización de pólvoras o deflagrantes que impongan un aumento de velocidad con menor presión, y un sin fin de incorporaciones que los hacen más deseables y mucho más efectivos a la hora de su utilización.

 

Venatum Supreme XXI

Como sabemos, esta línea es la desarrollada por Maxam para los cazadores, mientras que Vinci lo es para tiradores; ambos están basados en un concepto correcto, la máxima calidad. Sé que algunos cazadores suelen decir que les gustan los cartuchos baratos; si usted es de esos está en la revista equivocada y en el artículo desacertado, no siga leyendo. Pero, como creo conocer los gustos de mis lectores, sé que usted lo leerá, porque el cartucho más caro del mundo siempre será lo más barato de cualquier cacería. Tengamos en cuenta que no cazamos todo lo que nos gustaría, más aún, no siempre tenemos la oportunidad idónea para hacer ese tiro que recordaremos mucho tiempo ni la oportunidad de un día caza tan bueno y con mejor compañía. Por todo esto, el cartucho debe ser el mejor.

Estos fueron los cartuchos utilizados durante el test

He tenido la suerte de probar el Venatum Supreme XXI de 30 gramos, con perdigón nº 7 y 70 mm.de longitud. La primera prueba que realicé fue la medición de su velocidad inicial, ya que es fundamental conocer su regularidad. La mayor o menor velocidad inicial no es un tema que me preocupe mucho, siempre y cuando estemos dentro de ciertos márgenes, lo que si me interesa, y creo que es definitorio, es su exactitud. Que todos nuestros cartuchos nos den una velocidad uniforme será la clave del éxito o fracaso de una cacería. De este modo, siempre correremos la mano de una forma similar, porque la velocidad que tardarán los perdigones en llegar a la pieza será la misma.

Por tanto en un día no muy allá, lumínicamente hablando, coloqué mi Chrony y empecé a hacer pruebas abriendo diferente cajas de cartuchos Venatum y comprobando la uniformidad de su velocidad inicial. La escopeta utilizada es una Thomas Bland 12-70 con cañones de 68 cm. con choke de 18,2 (derecho) y 18,5 mm. (izquierdo), un arma de ojeo con sus chokes invertidos para matar recibiendo.

Como sabemos el estrechamiento en la boca del cañón de la escopeta actúa sobre la carga de perdigones para conseguir un plomeo más denso que si éste fuese cilíndrico.

La diferencia externa entre los cartuchos Venatum y Río es su doble culote, o casquillo reforzado en el primero

No obstante, los cañones de este modelo son bastante abiertos y sus chokes largos, iniciándose a unos 10 centímetros de la boca de éstos. Antes de proseguir, me gustaría dejar claro un aspecto sobre los chokes, pues una vez oí a un armero y lo llamo así, no por sus conocimientos sino porque oficiaba como tal,  decir que los mejores chokes se obtenían con un cañón calibre 16 y una recámara del 12. Esto es una barbaridad, es no saber nada de nada, ya que de ocurrir algo así los perdigones que estuvieran hacia la periferia, inclusive por debajo de ésta, se deformarían y volarían erráticamente haciendo una dispersión horrorosa.

Sí, es correcto decir que cuanto mayor sea el grado de choque, más denso será el plomeo. Pero, para que esto ocurra debemos tener en cuenta los baremos que se detallan al pie de esta página.

Como vemos, el máximo estrangulamiento está en torno a un milímetro aproximadamente, por ello la fórmula de aquel supuesto armero falla por todos sitios.

Los ingleses tienen un sistema de medición muy exacta para determinar el grado des choke utilizado en un arma, se trata de colocar a 36,5 metros de distancia una plancha con un círculo con 76,2 cm. de diámetro a la cual se dispara. Entonces, se cuenta el número de perdigones que han impactado dentro, si éstos suman un 40% del total, es cilíndrico; un 50 a 55 es un ¼ choke; de un  55 a 65  es ½ choke; de un 65 a 75 es ¾ choke, y más de un 75% es Full choke, lo que en España llamamos de una estrella. Según su fabricante, Maxam, dan una velocidad inicial de 405 m/s; teniendo en consideración la longitud de mis cañones y los chokes descriptos obtuve una velocidad de 400 m/s, con un error de +-2 m/s, lo cual me pareció muy correcto. De este modo, puedo decir, que los Venatum Supreme XXI son muy uniformes en cuanto a velocidad inicial.

En la plancha de plomeo del Club Canto Blanco de mi amigo, D. Arturo Fernández, se ajustaron maravillosamente a la previsión dada por su choke en cuanto a número de perdigones.

 

Un Río de cartuchos

Si usamos el cronógrafo con una escopeta, debemos disparar desde muy cerca. La vida del cronógrafo va en ello

Esta marca es quizás la más emblemática de la cartuchería española, aportando calidad a los cazadores nacionales como internacionales. Los Río se dividen básicamente en tres familias: Game Load, 41 Oro y Especial Ojeo

Teniendo en cuenta que la escopeta que utilizo es de ojeo, evidentemente usé esta última familia con 28 gramos del 7, que según Maxam obtienen unos 405 m/s en boca. Nuevamente el cronógrafo autentificó velocidades muy regulares de 399 m/s.

 

En el campo de tiro

Con ambos cartuchos obtuve buenos resultados al menos los que yo esperaba, sin ser un gran tirador de escopeta. Observé que repetir los disparos era muy sencillo, dada la escasa relevación del arma, aspecto que entiendo se debe a dos cosas, los chokes de mi escopeta y la pólvora utilizada en ambos cartuchos, PSB y CSB, que maxima la velocidad sin incrementar la presión en recámara reduciendo el retroceso.

 

Nota: Agradecemos la cesión de material para la redacción de este artículo a MAXAM Outdoors Avda. del Partenón, 16, 28042 Madrid. España. Tel.: +34 91 722 02 77 Fax: +34 91 722 01 09. www.maxam-outdoors.com

Saúl Braceras

No Comments

Post A Comment

4 × cinco =