Tumbler

Un elemento necesario

La recarga de munición requiere de algunos pasos obligatorios en cuanto a material y otros que podríamos llamar superfluos. Dicho esto, sé que muchos dirán que la limpieza exterior e interior de las vainas corresponde a la segunda categoría. Particularmente, por el contrario siempre he creído que lo bien hecho bien parece, pero además de las cuestiones estéticas, las hay reales como la limpieza del oído, sobre todo si usamos pólvora negra. De la limpieza de aquél depende un aspecto importante para su correcta colocación, cosa que no ocurrirá si están sucios. De ser así los fulminantes quedarán salidos, ocasionando encasquillamientos en un arma semiautomática o, directamente al estar fuera, no encenderán ante el golpe del percutor, debido a que el yunque del pistón no se apoya en la base del oído.

Para la limpieza interna y externa de las vainas existen varios aparatos que veremos, pero en este artículo le toca el turno a los más comunes, llamados tumbler. Estos son unos recipientes vibradores que, gracias a la acción de elementos como el aserrín de la cáscara de la almendra y tiempo de vibrado, las dejan como nuevas.

 

Algunos consejos

Este recipiente con forma de calabaza es donde meteremos el aserrín de cáscara de almendra y las vainas sucias

Estos hacen todo el trabajo y, dependiendo de cada modelo, lo harán en un menor o mayor tiempo, pero lo harán a la perfección, quitando todo tipo de suciedad. Su trabajo lo puede dejar haciéndose por sí sólo mientras hace otra cosa, ya que suele llevar tiempo el que se remueva toda la suciedad.

Debe tener un sitio preestablecido para la colocación del tumbler, pues debido a sus vibraciones puede hacer caer cosas que se hallen, por ejemplo, sobre estantes.

Puede colocar diferentes tipos de cartuchos juntos, ya que después los deberá sacar y ordenar, pero de esta forma ahorra tiempo y energía eléctrica. Particularmente, coloco una cantidad de vainas hasta un poco más de la mitad del recipiente (ya con el aserrín) y dejo el tumbler en funcionamiento.

Debido a la diferencia de modelos será usted quien deberá, cada tanto, revisar cómo va el trabajo y así saber que para “x” cantidad de vainas ha necesitado “x”  tiempo.

Buenas y seguras recargas.

 

MUY IMPORTANTE:

NUNCA, JAMÁS; introducir en un tumbler munición cargada, esto es PELIGROSÍSIMO, pues la vibración deshará los granos de pólvora cambiando su velocidad de quemado y transformará a la más lenta en una súper rápida ocasionando un grave accidente como la voladura del arma.

 

Puedes comprarlo en https://a-izquierdo.es/limpia-vainas-por-vibracion/limpia-vainas-frankford-quick-n-ez.html?search_query=limpiavainas&results=6

 

Pedro Urquiza

No Comments

Post A Comment

once + catorce =