Tanfoglio Force L cal. 22 LR

La ligereza del ser La ligereza del ser

Vittorio Balzi

Tiene el armazón realizado en tecnopolímero y la corredera en aleación ligera: es la Tanfoglio Force 22L, una semiautomática de simple acción nacida como arma propedéutica o entrenamiento para modelos de percusión central y puro tiro de diversión.

La Vista lateral de la Force 22 L es casi indistinguible de la Force 99 Sport en calibre 9mm.; en efecto, el armazón es idéntico y la corredera de la de fuego anular copia perfectamente la de fuego central.

La idea de una versión de fuego anular de pistolas full-size siempre ha sido interesante para los productores de armas y los apasionados, lo mismo se puede decir sobre las conversiones de calibres, que permiten divertirse sin gastar mucho dinero. Si bien la idea es buena, no siempre ha tenido éxito comercial, y traen a la mente pequeños trabajos como las conversiones Colt con recámara flotante y las relativas al Modelo de Service Ace, las conversiones para la SIG P210 y aquellas para las P38.

 

 

 

 

 

 

Probablemente haya habido diversos factores que en algunos casos no han permitido la consolidación de un éxito comercial de grandes proporciones, y entre las razones se encuentra el coste de algunas conversiones. Como prueba de estas suposiciones, basta pensar en la actual proliferación, en los Estados Unidos, de conversores de fuego anular para armas derivadas de la 1911, conversiones que se han basado en las Ciener, disponibles en Europa. La cantidad de muchas de aquellas 22 LR, aún las más potentes, son pocas y pretender hacer funcionar una pistola de percusión anular de grandes dimensiones con corredera en acero es posible. Entonces nos encontramos ante el huevo de Colón, constituido por el uso de la aleación ligera para la corredera, como vemos en todas las conversiones de última generación y sus versiones 22LR de pistolas full-size.

 

Caballo de tiro

Una corredera de aleación cuesta menos que una de acero y no solo en los casos de una pistola derivada de una .45 o de una 9 requiere técnicos virtuosos. Gracias al uso de la aleación para las correderas no han proliferado solo las conversiones para armas del tipo Government Model, dado que las conversiones de fuego anular se proponen en la actualidad para muchas pistolas de mayor éxito, como las Glock, Beretta 98/98 y Tanfoglio.

El seguro que bloquea el sistema de disparo es el típico de las Tanfoglio.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El armazón de polímero ha sido una verdadera revolución que ha importado una drástica bajada de los costes respecto a aquellos de aleación o de acero. Tanfoglio, con sus modelos Force, ha propuesto varios con armazón en tecno-polímero ya en los años 90 del siglo pasado y, justo sobre el final del pasado milenio, nació la Force 22, en la cual se conjugan correderas de conversiones al .22 para sus pistolas con estos armazones.

El punto de mira está insertado a cola de milano.

Cuando nacieron estas pistolas tuvieron inmediatamente un continuo proceso evolutivo basado en el crecimiento del know-how de la empresa, eliminando los defectos tanto estéticos como de prestaciones. También las Force 22 L se han sumado a este proceso evolutivo y las armas actuales más bellas, más seguras y con mayor rendimiento que las anteriores. La 22 L no es tan “sexy” como una 9mm. y esto explica su escaso interés, pero tiene su público. El arma tiene un precio decididamente interesante incluso para una 22 de entrenamiento, dispara bien y divierte, tiene una larga vida útil y es segura. Pero vayamos por parte, creo que estoy llegando a las conclusiones antes de haber hablado de la pistola, así que mejor volver al tema.

 

Solo simple acción

El alza micrométrica es la misma que la de sus hermanas mayores en calibres de fuego central.

La Force 22L tiene un cierre de bloc abierto que utiliza el armazón de las de percusión central.  El desmontaje sigue los mismos procedimientos que los de sus  hermanas, cosa posible debido a que el cañón fijo está vinculado al armazón por el eje de la corredera. El cargador al quedarse vacío no bloquea la corredera, debemos hacerlo manualmente, empujando el asa oportuna. Mientras que en las armas “mayores” el sistema de disparo es de simple y doble acción, en la 22 L encontramos solo simple acción, así como un disparador rectilíneo. Su recorrido es bastante largo (cerca de 7 mm. sobre el ejemplar probado) y ello se debe al hecho de que el sistema de disparo del modelo de fuego anular es una modificación de aquella. Este recorrido largo no es un handicap para el  tiro  ya sea por la tipología de la pistola (y por tanto su uso) o por el hecho de que con un poco de formación no es difícil, si se quisiera aumentar la celeridad del tiro. Un recorrido largo puede ser de ayuda para evitar disparos involuntarios sobre todo si tenemos en cuenta que los usuarios del 22 suelen ser novatos en la práctica del tiro.

 

Buenos resultados

En la pistola que probamos el disparador estaba a unos 2.200 gramos, no obstante su salida era limpia y previsible. La resistencia encontrada al final del recorrido y el hecho de que el sistema de cierre es de bloc abierto, muestra que la suelta del disparo de la 22 L es más bastante buena para este tipo de arma.  Es menester destacar la óptima accesibilidad incluso para manos pequeñas y el confort del conjunto, será porque tengo las manos de esta guisa, pero la empuñadura de las Force es para mí una de las mejores, ya que el índice se posa sobre el disparador naturalmente. Si le agregamos un reducido desequilibrio cuando el martillo cae, es fácil entender cómo con la Force 22 no es difícil llevar a cabo un buen blanco aún en la primera toma de contacto. El cañón de la 22 L es masivo para una 22, el ánima es rayada y la boquilla está bien realizada; es decir, se reúnen todas las premisas para que una pistola dispare decididamente bien, como en efecto ocurre.

El disparador, casi rectilíneo y moderadamente curvado, es idéntico al de las otras Tanfoglio de simple acción.

La Force 22 L tiene una uña extractora robusta similar a las Tanfoglio de percusión central.

 

 

 

 

 

 

 

 

El ejemplar probado ha registrado, a 20 metros y disparando con apoyo, blancos de cinco disparos realmente notables, con la mejor dentro de un rectángulo de 10 mm (1ateral) x15 (altura). Un segundo blanco podría haber sido mejor si no hubiese sido por el quinto tiro fallado por el tirador.

La corredera

Es de aleación ligera de tipo aeronáutico, aunque larga,  pesa 170 gramos, y la munición a una velocidad estándar pueden no tener la cantidad de movimiento suficiente para empujarlo al punto muerto posterior. Si se utiliza munición de velocidad estándar se podrá tener algún problemilla, con las HV, en cambio, todo funciona perfectamente. La preferencia por la HV es una elección del fabricante que ha querido privilegiar la robustez de la corredera y el empleo de municiones de alta velocidad, más satisfactoria para muchos tiradores y la única utilizada para la caza de animales pequeños o varmint en los países donde ésta se halla autorizada.

El alza está inclinada y tiene una terminación anti reflejante.

El cañón es macizo para ser de una 22.

 

 

 

 

 

 

 

La pistola pesa vacía 690 gramos y no tiene sentido compararla con armas de fuego anular que pesan de 200 a 400 gramos más. La Tanfoglio de percusión anular es, y quiere ser ante todo, una pistola de diversión más que una de entrenamiento.

Al igual que sus hermanas de fuego central, también las Force 22 L tiene seguro automático.

La ligereza es uno de sus puntos fuertes, tanto que utiliza cartuchos HV;  el impulso (no hablamos de retroceso, de hecho inexistente) es modesto y no compromete la rápida repetición del disparo.

El cañón de la Force 22 tiene un enganche en la parte inferior posterior que, además de llevar la rampa de alimentación, sirve para conectarlo de forma fija al armazón.

El desarme habitual de la pistola. El desarme habitual de la pistola.

 

 

 

 

 

 

 

 

El cañón pesa 150 gramos, mientras que la corredera 170: cuando disparamos el cañón se mantiene fijo y solo la corredera retrocede, consiguiendo que al disparar el centro de gravedad de la pistola retroceda un poco. Si consideramos un peso en vacío de 690 gramos y uno de la corredera de 170, veremos que la masa en movimiento es contenida respecto a la totalidad. Asumiendo que el recorrido de la corredera es largo para una de fuego anular y que la corredera llega a su punto muerto posterior sin choques importantes, es fácil comprender que cuando decimos que el impulso, no retroceso, es contenido no se trata solo de una impresión sino de un puro hecho.

El cargador presenta el primer cartucho un poco inclinado y con la ojiva casi alineada a la cámara.

Blanco obtenido a 20 metros con apoyo. Cinco disparos con munición CCI Mini-mag.

 

 

 

 

 

 

 

 

Como conclusión, puedo decir que estamos ante una pistola que ha demostrado una confiabilidad superior para un arma de su tipo.

 

Vittorio Balzi

No Comments

Post A Comment

4 × cuatro =