Noticias / 14.03.2019

Hace unos días la Guardia Civil presentó un borrador vergonzoso, donde, sin acuerdo ninguno con el resto de las partes involucradas, daba por hecho las mil y una bufonadas. Esto no es nuevo, si cabe la fecha, pues en general los otros esperpénticos borradores siempre se presentaron en época de vacaciones, para así disminuir la posibilidad de reacción de tiradores, coleccionistas, armeros, fabricantes de armas y municiones, cazadores, etc. Parece que esta tormenta ha pasado y que solo resta esperar la próxima, donde volverán los ataques a la civilidad a...