Armas Cortas / 25.08.2020

Para disparar más y mejor Smith & Wesson introdujo en 1935 su modelo 27 en calibre .357 Mágnum basado en uno anterior, modelo 20 38/44 Heavy Duty (del inglés: trabajo pesado), y optimizado en el modelo 23 38/44 Outdoorsman. La clave del éxito se basó en dos aspectos fundamentales: su armazón grande, llamado por el fabricante N, y un nuevo cartucho, el .357 Remington Mágnum, desarrollado por el mayor Douglas B. Wesson y Philip B. Sharp. Rápidamente captó la atención del público, como así también de las Fuerzas de...