Sipp 9,3x74R

Vos passions méritent l’excellence

(Su pasión amerita la excelencia)

 

Ese es el lema del maestro armero  Jean-Jacques Sipp, y toda su vida y trabajo ha girado en torno a él. Se trata de uno de los grandes armeros franceses, que al igual que muchos de ellos en España no son muy conocidos, simplemente, porque ambos países vivimos de espaldas. En el año 1977, me encontraba en Estrasburgo y, caminando por esta bella ciudad, encontré una armería. Me llamó la atención la calidad de las armas que se exponían en sus escaparates. Entré.

 

Un mundo de calidad supina

Lo primero que desertó mi curiosidad fue un rifle con cerrojo Mauser 98, en el cual las bases tipo Akah no estaban soldadas, sino que eran parte de la acción. Era la primera vez que veía algo así. Pour le debout, como dicen los franceses, no estaba nada mal. Después me centré en un par de rifles express del calibre 8×57 R y del 9,3x74R, como el que traigo a estas páginas.

Vista de la Armería Sipp en Estrasbrugo

Ante mis preguntas (siempre fui muy “preguntón”) se presentó Jean-Jacques Sipp, a quien le llamó la atención que un chico de 21 años se interesara tanto por sus armas. Sus palabras fueron más que elocuentes “en Sipp todas las armas que hacemos son importantes, sin importar su precio, son excelentes.”

 

Treinta ocho años después

El equipo de la armería se compone de ocho armeros titulados y especializados. Sus diplomaturas provienen de las mejores escuelas de armería de Europa: Ferlach, Lieja y Saint Etienne. Todos están bajo la dirección del maestro armero, Jean-Jacques Sipp, quien aporta sus conocimientos y sensibilidad para hacer que cada una de las armas que salen de esta empresa sea única, tanto funcional como estéticamente.

Lo dicho redunda en que, en Francia, como también en Centro Europa, la mención del nombre y/o marca Sipp sea sinónimo de calidad, fiabilidad y competencia. Todo esto ha hecho que, el  n°12 de la rue du 22 novembre de Estrasburgo, Alsacia, sea un lugar de peregrinaje para los entendidos en la materia. Como es lógico en una armería de este nivel, tocan todos los segmentos de las armas de caza, desde rifles de cerrojo y monotiro para la alta montaña a express y de cerrojo para batidas o de grandes calibres con la mira puesta en África.

 

La excelencia siempre ha sido la meta

Desde su creación en 1932 por Camille Sipp, la armería se destacó en su determinación por hacer rifles de caza de gran calidad y precisión. Desde entonces iniciaron la producción de rifles express y/o monotiros con cañones intercambiables. Para dar un dato más ejemplificador: en 1947 produjeron los primeros rifles de cerrojo en Francia, calibre .300 Weatherby Mágnum. Entre 1954-55, una báscula de perfil muy bajo para sus armas de doble cañón. En 1967 un sistema para cambiar cañones sin herramientas en rifles Mauser modelo 66, que a su vez fue perfeccionado en 1992 para el modelo 66 S.

Un poco antes, en 1968, Jean-Jacques Sipp, maestro armero diplomado en Ferlach, toma las riendas del negocio familiar para perpetuar la imagen de seriedad y calidad de firma creada por su padre, hasta la fecha.

Express Sipp

Lo primero que llama la atención es la belleza de su madera escogida de un escalaborne de nogal de gran calidad. Mantiene, como es de esperar, una fisonomía tradicional con una culata muy recta. Lleva una carrillera cómoda, con buen diseño y que pone al tirador en su sitio. Esto es fundamental en un arma que será utilizada en monterías y batidas, donde el disparo a tenazón y contra reloj es la moneda de cambio.

El pistolete tiene un ángulo muy correcto y agradable, que engancha bien la mano para un asimiento firme, mientras que la fina chimaza nos servirá para dirigir el arma. Sobre esta última se ha realizado un segrinado excelente de 26 líneas por pulgada. El conjunto báscula/culata está fortalecido por una rabera larga que, atravesando la garganta del pistolete, llega hasta la cresta.

Al decir express Sipp sintetizo el sumun de la armería francesa y europea. Dicho de otra forma, Sipp se halla en el centro de los grandes armeros de este continente.

Se ha iniciado el grabado. Es interesante destacar como, de a poco, van tomando forma los diferentes ornatos que realzarán el arma

Al comenzar la disección del arma no digo ninguna novedad, si hago especial hincapié en que la báscula es la pieza fundamental en un rifle express. Y al igual que varios fabricantes, Sipp destaca por utilizar básculas del tamaño de una escopeta 28, que hace de sus rifles unas armas manejables y ligeras. Éstos utilizan un cierre con dos enganches inferiores y uno superior, tipo Greener. A su vez, las tablas han sido generosamente ensanchadas en su lateralidad. Como he dicho en otras oportunidades, este detalle no sólo aporta belleza sino que da un apoyo más firme a los cañones.  En el eje del martillo encontramos una pieza que enseña al usuario si el arma está montada o no. Y hablando del sistema de percusión, este express Sipp lleva en sus pletinas muelles traseros, que como sabemos, son más resistentes que los delanteros, y al ser más cortos tienen una respuesta más rápida, acortando el lock time. Aquí hay que hacer un paréntesis en cuanto a su juego de disparadores, donde el derecho nos permite regularlo a voluntad. Su disposición es al traspié, facilitando su encuentro con nuestro índice. Si tenemos en cuenta que al disparador derecho regulable le sumamos el aumento de la velocidad de respuesta en la percusión, se refuerza notablemente la precisión intrínseca de un arma.

Los grabados han sido realizados por mi amigo, Don Vicente Alberdi, que desde mi punto de vista es el mejor grabador de España. Se han utilizado estilos diferentes, ya que las pletinas llevan grabados de jabalíes (derecha) y venados (izquierda) y una inglesina de oro las recorre en todo su perímetro, mientras que en la parte inferior de la báscula abundan los detalles florales, tipo english scroll. El oro se ha vuelto a utilizar en algunos pequeños detalles a modo de tres gotitas en la báscula hacia la punta de cada pletina, como un hilo que bordea el asa de apertura, que porta la iniciales del dueño y, también, en la leyenda del calibre del arma sobre la lista que une sus cañones. Los coscorros han sido decorados con hojas de roble con un toque germánico, no olvidemos que Alsacia ha sido intermitentemente francesa y alemana.  De hecho, el dialecto alsaciano es descendiente directo del alemán. Sus cañones son largos para aprovechar toda la energía del cartucho 9,3x74R y mantiene una configuración de ensamblaje tipo demiblock, como siempre esperamos en un rifle de esta calidad. Esto es por convención, ya que el ensamblaje monoblock es tan bueno como éste, pero en las armas finas siempre se ha utilizado el primero.

Se le ha montado un visor Zeiss Victory Varipoint M de 1,1-4×24

El sistema de puntería es el de alza fija y punto de mira de sección redonda. El alza está montada sobre la lista en cola de milano y tiene corrección gracias a ésta. En ella hallamos las monturas para el visor telescópico Zeiss Victory Varipoint M de 1,1-4×24, que entiendo es una excelente opción, a pesar que en la actualidad, los cazadores parecen decantarse por llevar sepetecientos aumentos. Nada tengo que objetar al uso de más aumentos, pero en un arma fina no es agradable romper sus agraciadas líneas con un elemento óptico monstruoso.

 

Final a toda orquesta 

El express Sipp sintetiza todo el saber armero de Francia, en él se conjuga la belleza con una acertada tecnología y, como no puede ser de otra forma, con una precisión fuera de toda duda. También quiero destacar el enssemble franco-hispano en cuanto a los grabados de Don Vicente Alberdi, que suman prestigio a tan acreditado rifle.

Nota: agradezco la cesión del material para la confección de este artículo a Armurerie Sipp, Maître Armurier Jean-Jacques Sipp, 12 rue du 22 Novembre, 67000 Estrasburgo, Francia. Tel: 03.88.37.54.44, Fax : 03.88.37.54.45. E-mail : moc.semra-ppis@tcatnoc

Saúl Braceras

No Comments

Post A Comment

18 + dieciocho =