Semprio de Krieghoff

Inmediatez y precisión

 

Esta arma impacta por su calidad y buen acabado, tiene un aspecto impresionante y nos hace que deseemos manejarla inmediatamente.

 

Una compañía innovadora

Todas las armas Krieghoff que están en el mercado han sabido ofrecer algo más en el momento de su lanzamiento. De hecho, los rifles express y monotiros basculantes aportaron el sistema de armado y desarmado del percutor, y en los primeros la capacidad de poder modificar la alineación de los cañones.

Ahora, el Semprio, acrónimo de las palabras Krieghoff & Sempert, antigua denominación de la firma, aporta un sistema de corredera invertido que no deja de sorprender al sector.  Creo que es hora de entrar en materia y ver qué nos aporta este nuevo rifle, ya que de él se puede decir que no deja impertérrito a nadie, no sólo por ser de corredera sino que, además, funciona en el sentido contrario al que estamos acostumbrados; es decir, abre hacia delante y cierra hacia atrás; sé que parece complicado pero cuando tenemos el arma en las manos no lo es. Otro aspecto positivo, es que el Semprio ofrece la posibilidad de un rápido desarme, ya sea para viajar o guardarlo. Además, esto que en inglés se denomina take-down, nos da la capacidad de un cambio de cañón muy efectivo. El arma tiene varios sistemas que ofrecen una gran seguridad en su manejo y transporte, gracias a su asa multifunción ubicada en la cresta de la acción. Ésta controla todas maniobras del arma, a excepción del disparo. En su posición trasera se elimina cualquier posibilidad de tiro accidental, ya que el sistema de percusión está desmontado. Al mover dicha asa en el sentido de las agujas del reloj nos permitirá abrir el mecanismo para su carga o desarme (take-down). Si la empujamos con nuestro pulgar cuando está en una posición de a las 12 en punto: armamos el percutor y si la volvemos a presionar lo desarmamos. Como vemos, es muy intuitivo.

Para el transporte, el Semprio nos permite llevarlo en una posición de semi-apertura de la corredera que se logra con la tecla a las 11 en punto en la corredera del lado izquierdo. Dicha tecla encaja en una posición preestablecida y marcada en el cerrojo con una línea roja. Siguiendo con la acción, en ella encontramos unas mortajas para anclar el montaje de nuestro visor, que además permite utilizar varios visores en el mismo cañón para diferentes situaciones cinegéticas. Un inciso: entre las aberraciones del nuevo Reglamento de Armas, esto no podría ser ya que se llevará un registro de visores por cada arma y no está claro si podremos tener uno o más. En pocas palabras, perlas con las que nos regala la Administración y sus funcionarios. La parte inferior de la acción tiene dos acabados básicos: gris mate o negro, y dentro de los opcionales podemos elegir el tipo de grabado, ya sea de fábrica o uno enteramente a nuestro gusto. En cuanto al cargador de petaca tiene una capacidad para cuatro cartuchos estándar o tres Mágnums, opcionalmente podemos adquirir más cargadores.

Como ya he dicho los cañones son intercambiables de forma muy sencilla y sin herramientas. Existe gran cantidad de cartuchos a los que el Semprio está recamarado, particularmente probé uno en .30-06. En caso de cambiar de un cartucho estándar a uno mágnum o viceversa, la sustitución del nuevo cabezal del cerrojo es sensillísimo y lo hacemos con nuestras manos.

El alza y punto de mira fluorescente son para tiro rápido y la primera está recortada por los lados para dar mayor visión al tirador.

En general, todas las culatas que he tenido oportunidad de ver son de gran calidad y tienen un encare muy correcto para personas de talla media. Existen tres grados en la calidad de los escalabornes y, como es lógico, es un opcional. Todas traen una cantonera de goma y como optativo podemos hacerle colocar un reductor de retroceso BreakO. Otro detalle agradable es que las correas se instalan con sólo apretar un botón.

 

En el campo de tiro

Tuve la oportunidad de probar el Semprio en un campo de tiro como debe ser, con 100 metros de distancia y con un jabalí móvil.

Entre los detalles constitutivos de un arma, debe figurar un buen disparador y el Semprio tiene uno excelente, que está regulado de fábrica a 1,250 k.

Su ergonomía se traduce en un retroceso muy suave y una rapidez de recarga que nos sorprenderá y eso que usábamos la munición de Labor fur Ballistik, una compañía que recarga munición especial. Esto último en España está prohibido y fíjese, querido lector, que si esto estuviera permitido muchos tiradores y recargadores avezados se podrían ganar un sobresueldo o un sueldo, si estuviesen en el paro, pero nuevamente nuestros legisladores ante la duda lo prohíben todo. ¡Es una vergüenza!

Me llamó la atención la suavidad de los mecanismos y aunque, como ya advertí, su funcionamiento de carga y descarga es inverso, termina siendo muy intuitivo. Su precisión es llamativa, pues, en general, se tiene que un arma de corredera no lo es tanto como una de cerrojo, esto en el Semprio no encaja, ya que lo es tanto como el mejor de aquel sistema.

Saúl Braceras

No Comments

Post A Comment

16 − 7 =

Click to Hide Advanced Floating Content