Remington Golden Saber 9mm. Parabellum

La búsqueda de la perfección

Desde el momento de la aparición de las pólvoras nitro y la consecuente reducción del calibre en armas largas, se fueron abandonando los proyectiles de plomo. No ocurrió lo mismo en la cartuchería de las armas cortas, ni se redujo el calibre  (aún hoy en día seguimos usando el 9 mm., un remedo del .36 de avancarga y el .45 como los más comunes), ni se abandonó el uso del plomo con diferentes aleaciones. No obstante, la utilización de dicho material ha quedado relegada casi en exclusiva a los campos de tiro, donde se busca un proyectil barato. No así en la caza con arma corta, prohibida en España, ni en la defensa de aquellos ciudadanos que deban protegerse de terceros. De esta forma se han desarrollado desde sus inicios a finales del siglo XIX, proyectiles que se expandían con mayor o menor acierto y facilidad. Por error o desconocimiento aún se llama Dum-Dum a las puntas huecas vistas, cuando en realidad los auténticos proyectiles del calibre .303 desarrollados en ese arsenal británico de la India, tenían un cuerpo cilíndrico dentro de una ojiva vacía y de cuatro corte laterales para que éste pudiera expandirse en forma de cruz.

 

Remington Golden Saber 9mm. Parabellum

El diámetro de la punta hueca es de 4,5 mm

Conforme al desarrollo de las amenazas del presente, la ciencia balística se ido poniendo a la par para dotar de elementos defensivos acordes. Para ello se vale de un proyectil con las siguientes dimensiones: longitud 14,5 mm., banda de forzamiento 5 mm., calibre de la ojiva 8,8 mm. y una punta hueca: de 4,5 mm. Este último dato recuerda a las enormes cavidades de los proyectiles desarrollados por Kynoch para el Ejército Inglés en calibre .38 Smith & Wesson y .455 Eley. Está disponible en los siguientes cartuchos: 9mm. Parabellum (124 gr.), -9mm. P. (147 gr.), 9mm. P+P (124 gr.), .38 Special +P (125 gr.) y .45 ACP (230 gr.).

Este cartucho fue diseñado especialmente para las Fuerzas de Seguridad, pues combina una gran cantidad de aciertos, a saber: gran penetración, máxima expansión inteligente, gran retención de masa, estanqueidad completa, menor fogonazo, excelente alimentación y una precisión de concurso. Veamos cada uno de los citados aciertos:

La gran penetración se basa en una aleación compacta del núcleo soldado a la envuelta. Esto aporta un desarrollo conjunto entre ambos elementos hasta que se frena por completo dentro de la gelatina balística, que según nuestras pruebas alcanzó una penetración promedio de 35,7 a unos 1.110 p/s. (338 m/s).

Potente, expansivo y preciso. ¿Qué más se le puede pedir a un cartucho como el Remington Golden Saber?

En cuanto a la expansión, es absoluta, ya que llega casi a doblar su diámetro hasta un promedio de 17,2 mm.  Dicho aspecto  ofrece un gran poder de detención e incapacitación debido a los grandes desgarros. Este aspecto también disminuye los posibles rebotes. La expansión inteligente es aquella que en un cuerpo duro actúa como sólida y en uno blando se expande. El núcleo soldado ofrece, además, una excelente relación de retención de masa próxima al 100%, acentuando de este modo la penetración. De hecho, en las pruebas sólo se observó una pérdida de menos de 1 grain de promedio en sus 124 de peso total.

Tanto el pistón como el engarce ofrecen una estanqueidad total, tanto a la humedad como la una inmersión tipo water resistant.

La excelencia de su alimentación se basa en un diseño correctísimo del proyectil, ayudado por el baño de níquel de la vaina que ayuda más que el latón al ser ás duro.

La disminución del fogonazo se debe a que utiliza una pólvora especial para evitar este problema, que suele actuar en contra de los buenos al detectarse con mayor visibilidad su posición.

La precisión en la diana publicada podemos verla, pues cuatro disparos agruparon de forma excelente y hubo un flyer que se alejó un poco más, pero que estoy seguro que se debió al tirador.

Todo esto hace que la munición de defensa Remington Golden Saber sea la elegida por multitud de cuerpos policiales de élite de todo el mundo, entre ellos España. En los Estados Unidos es utilizada por el FBI y por el Servicio Secreto, aquí, en Alemania, por la Policía de varias regiones como así por el GSG9.

 

Las pruebas

Un excelente grupo de cinco disparos hechos contra reloj.

Durante un día de semana en mi club de tiro hay menos personas, y con el permiso oportuno y la presencia de varios amigos de la Policía de Baviera, iniciamos las pruebas. Utilicé gelatina balística a la que recubrí en su parte frontal con un vaquero y realicé varios disparos a una distancia de 5, 10 y 15 metros. A 5 metros prácticamente duplicaba el diámetro y a 15 lo hacía en un 50 %.

Disparamos cuatro cajas y en ningún momento hubo interrupción alguna o mala alimentación. En cuanto a precisión, hicimos varios blancos a diferentes distancias: 10, 15 y 25 metros; las agrupaciones fueron muy buenas y publico una que podría llamar de tipo promedio.

Para finalizar diré que es una gran ayuda para las Fuerzas de Seguridad.

 

Nota del traductor: esta munición según el Reglamento de Armas de España sólo puede ser usada como de dotación por las Fuerzas de Seguridad (Guardia Civil, Policía Nacional,  Autónomas y Municipales y en general para todos los funcionarios habilitados para portar armas, siempre que sea adquirida por su administración).

Klaus Sigfried

Traducción S.B.

No Comments

Post A Comment

3 + 1 =