Privi Partizan nuevos cartuchos y proyectiles

Renovarse es vivir

Desde la localidad de Uzice, a 200 kilómetros de Belgrado, Servia, Privi Partizan produce y comercializa su cartuchería, como así todos sus componentes,  por separado para suplir al mercado de la recarga.  Esta fábrica elabora un gran abanico de cartuchería deportiva para tiro y caza, abarcando un espectro de armas muy completo, pistolas, revólveres, rifles y fusiles.

La munición de arma larga de Privi se subdivide en cartuchería de caza y de competición. Sin lugar a dudas, la precisión es la meta indiscutible y dentro de la primera, se suma la expansión y la penetración. En su línea de cartuchería metálica utiliza pistones Boxer, pólvoras esféricas y proyectiles adecuados para su función específica.

Gracias a la Armería Izquierdo de Socuéllamos, puedo contarle las novedades de este fabricante de munición.

 

Lo de siempre, lo nuevo  y lo que vendrá

En general, que una fábrica de munición produzca diferentes cartuchos siempre es una buena noticia, pero en el caso del .338 Lapua Mágnum, donde son pocos quienes lo fabrican, más aún. En la versión de Privi, tenemos un proyectil de 16,2 gramos o 250 grains HP BT, que sale a 902 m/s o 2.952 p/s. Particularmente, este peso es la mejor elección para dicho cartucho destinado a reducir a la nada las grandes distancias.

El .338 Lapua Mágnum con proyectil de 250 grains será uno de los más requeridos por tiradores y/o cazadores a larga distancia.

Cabe destacar que es de origen militar, como la mayoría de ellos, y de a poco ha ido calando en la sociedad civil, tanto para competiciones, como para la caza.

El clásico americano, .30-06 Springfield se beneficiará de una nueva aportación, me refiero a la evolución de la popular y exitosa línea de proyectiles GROM con punta monolítica de aleación de cobre y zinc, denominada por el fabricante como Z-GROM. De momento, en el calibre .30”, es decir, tanto para .308, .30-06, y .300 Winchester Mágnum tiene un único peso: 11 gramos o170 grains.

En el .308 Winchester su velocidad inicial ronda los 760 m/s o 2.493 p/s, que lo convierte en una carga ideal para monterías y/o esperas nocturnas, dado el gran poder de choque de sus 170 grains.

En el .30-06 he podido verificar que la velocidad inicial está en torno a las 808 m/s o 2.650 p/s, que para un proyectil de 170 grains le saca mucho rendimiento, tanto para hacer una curva de trayectoria más plana como para aumentar su poder de detención.

Privi aporta un proyectil de 140 grains PSP BT. Interesante opción para quienes quieren obtener las máximas prestaciones de este cartucho.

En el .300 Winchester Mágnum la punta Z-GROM vuela a un promedio de 877 m/s o 2.877 p/s. A esta velocidad, su cola de bote ayuda sensiblemente a su estabilización a más de 200 metros, haciendo a este cartucho idóneo para la caza a larga distancia. La punta Z-GROM conserva aproximadamente 100% del peso del proyectil.

El 7mm-08 Remington, introducido en 1980, nació con un gran destino, pues aunaba las ansias de los fanáticos del 7 mm. con una vaina muy popular: la del .308 Winchester. Su idea era lograr un resultado muy similar al 7×57 y, de hecho, con puntas de 140 grains logra unos 2.860 p/s. Con proyectiles más pesados, el antiguo Mauser Español lo aventaja, pero la carga de caza por antonomasia es ésta, que es la que desarrolló Rigby.

El 7mm.-08 tiene un antecedente en su eterno rival Winchester que fue el .284 homónimo que apareció en el mercado en 1963. Más aún, el 7mm-08 es la copia comercial del wildcat 7mm./308 de 1958. Lo dicho no pretende minusvalorar a este cartucho, todo lo contrario, demuestra el eterno interés en los usuarios de un cartucho corto calibre 7 mm. Porque aunque se han hecho multitud de adelantos en tipos de puntas en función de su rendimiento balístico, las del 7 mm. siguen aventajando al resto.

Los proyectiles GROM, como los de este 7×64 Brenneke, han demostrado su gran valía en cuanto a precisión, expansión controlada (con retención de masa), energía y penetración.

Privi nos lo trae con un proyectil de 140 grains PSP BT, que sin duda será un gran compañero de aventuras para todos sus usuarios, ya que su velocidad inicial es de unos 870 m/s o 2.854 p/s. Datos como éstos nos aproxima a la idea de la gran valía de este cartucho y la carga que aporta Privi. También lo ofrece con proyectil de 120 grains.

Para aquellos que gustan de un 7 mm. más potente, Privi nos presenta su versión del 7×64 Brenneke, con un proyectil contundente y muy preciso, me refiero al GROM de 10,2 gramos o 158 grains que aporta una velocidad inicial de 800 m/s o 2.624 p/s.

Este cartucho fue diseñado por Wilhelm Brenneke en 1917 y posteriormente Remington hizo su propia versión con el .280 homónimo.

Los proyectiles GROM han demostrado su gran valía en cuanto a precisión, expansión controlada (con retención de masa), energía y penetración. Es un proyectil clásico con una envuelta de aleación de cobre y un núcleo de plomo.

Con el 8×56 R Mannlicher se devuelve a la vida a un cartucho que fue reglamentario en el Ejército Húngaro.

Es una buena noticia que un fabricante como Privi cargue el 8×56 R Mannlicher, porque le devuelve la vida a muchos fusiles de antes de la Segunda Guerra Mundial y lo hace con un proyectil de 13,5 gramos o 208 grains Soft Point, que persistentemente ronda los 697 m/s o 2.286 p/s. Teniendo en cuenta que su rendimiento es superior al viejo 8x50R Austro-Húngaro de los fusiles y carabinas modelo 1895 y se aproxima a las capacidades balísticas del 8×57 Mauser. Por tanto, estamos ante un cartucho cinegético de alta valía.

El 8x56R Mannlicher fue desarrollado en 1930 para la ametralladora Solothurn y también se lo conoce como M-31. Posteriormente, Hungría lo adoptó para sus armas de cerrojo rectilíneo Steyr modelo 1895 en calibre 8x50R, herencia del Imperio Austro-húngaro. Nunca fue reglamentario en Austria y en Hungría lo usarían para varias armas, tanto de viejo cuño como los Steyr citados o para el fusil modelo 1935 Huzagol.

Por último diré que no debemos confundir el 8×56 R Mannlicher con el 8×56 Mannlicher -Schonauer.

Con esta aportación, Privi se introduce en el mercado de la caza y de las tiradas de Cowboy Action Shooting.

En cuanto al .45-70 Government, con una carga clásica de 26,25 gramos o 405 grains SJFP, Privi ofrece un cartucho con una velocidad en boca de 407 m/s o 1.335 p/s.; es decir, una carga apta para cualquier rifle de este calibre, inclusive los de pólvora negra como los fusiles y carabinas Springfield Trapdoor modelo 1873. Claro está que si usted utiliza un rifle moderno, podrá recargar con mayor potencia este clásico del Viejo Oeste, pero si la caza en montería es su cometido, no necesita más que la potencia de este cartucho de Privi ofrece.

El proyectil de 405 grains es todo un clásico en el .45-70 Government.

En la actualidad hay muchos rifles recamarados al .45-70, desde los originales Trapdoor pasando por los Winchester de palanca y monotiro, a los Marlin y, por último, al de acción más fuerte: el Ruger nº1. Además, si tenemos en cuenta que la medición volumétrica en agua de este cartucho y del .458 Winchester Mágnum tiene una diferencia de 2 grains a favor del último, en armas como el Ruger se pueden hacer recargas casi tan altas como las del .458. Este hecho viene reflejado en el Manual de Armas y Municiones 4º edición, página 301, y en anteriores encontraremos recargas más suaves para las citadas armas de pólvora negra, pág. 299.

Esta munición en cualquier calibre y en sus diferentes variaciones siempre aportará precisión y el rendimiento esperado.

Nota: Agradecemos a Armería Izquierdo, C/Muñoz Grandes, nº6, 13630 Socuéllamos (Ciudad Real), tel: 926 53 11 46, e-mail: info@a-izquierdo.com y web: www.a-izquierdo.com, las facilidades otorgadas para la redacción de este artículo.

E.R.

No Comments

Post A Comment

tres × 1 =