Pistolas Bergman

Abrieron un camino y hoy siguen recordadas por los coleccionistas

A finales del siglo XIX la convulsión en cuanto al desarrollo de armas estaba servida. Las creaciones surgían a diario, era la edad de oro de la mecánica, como hoy lo es de la informática.

Todo estaba por hacerse y… se hizo.

 

Un hombre de negocios

Theodore Bergmann (1850-1931) era descendiente de industriales cerveceros en Spessartdorf, Alemania. De joven trabajó en una fábrica de hornos y desarrolló el gusto por la metalurgia.

Michael Flürscheim (1844-1912) había comprado la fábrica de armas Eisenwerke Gaggenau Gesselschaft en 1873 y hacia 1879 Theodore Bergmann, con 29 años de edad, ingresó como gerente. En el último cuarto del siglo XIX, la Eisenwerke Gaggenau Gesselschaft había construido estructuras metálicas, puentes, raíles, hornos, alambreras, bicicletas y armas.

Flürscheim compró en 1878 la patente para una pistola de aire comprimido y rediseñó otras hacia 1880. La pistola de Flürscheim era una copia de la Haviland and Gunn, patentada en Estados Unidos en 1872.

La primera decisión de Theodore Bergmann en esta empresa fue la compra de una patente de un rifle de caza a Henry Quackenbush en 1884, para 1891 la firma producía armas de caza propias y de terceros. El 20 de abril de 1892, se decidió por fabricar una pistola semiautomática y adquirió la patente suiza 5.030 a nombre de Otto Brauswetter, poniéndola a nombre de la Eisenwerke Gaggenau Gesselschaft.

Sobre la Brauswetter sólo se sabe que se fabricaron algunos prototipos en calibre 7,5 mm. Suizo para probarse, en 1882, ante el Ejército Suizo en contra del revólver helvético de igual calibre, pero cayó en el olvido.

Esta pistola fue dada a Louis Schmeisser para su mejora y se la recalificó como modelo 1894. Pasó sin pena ni gloria, aunque era un arma que ofrecía un buen funcionamiento, a pesar de las deficiencias del cartucho calibre 5 mm. Bergmann sin ranura de extracción. No olvidemos que la reducción del calibre que tanto éxito tuvo en las armas largas, en las cortas fue desastroso.

Hacia 1893 Bergmann compró una serie de patentes para aprovechar las ideas de Louis Schmeisser y crea Bergmanns Industriewerke, aunque algunos autores dan la fecha como 1895. Pero teniendo en consideración varias actuaciones empresariales, es evidente que la firma funcionaba desde antes.

La pistola modelo 1894, también conocida como Bergmann-Schmeisser y posteriormente como Bergmann Nº 1, estaba bien construida, pero la falta absoluta de todo sistema mecánico de extracción no le hizo ganar muchos adeptos. Tenía un largo total de 280 mm. y cañón de 135. Se basaba en una vaina totalmente cónica, sin ranura de extracción, basándose en que la presión de los gases la impulsaba hacia atrás, junto con el cierre y, al chocar con la parte superior del primer cartucho del almacén, saltaba hacia fuera. Este sistema no dio los resultados que debían y sentenció a la pistola. No obstante, hacia la década de 1950 Beretta sacó una pistola .22 LR de la misma guisa y obtuvo igual resultado en ventas. En versiones posteriores se introdujo una uña extractora junto a un botador y el cartucho fue dotado con ranura ad hoc.

Las pistolas Bergmann fueron fabricadas también por otras firmas como Valentin Christoph Schilling, Pieper y Bayard en cantidad, pero en general tuvieron poca aceptación. La línea de cartuchos para las mismas no tuvieron éxito debido a la dificultad producida por su falta de canaleta de extracción; sólo tuvieron aceptación los 9 mm Bergmann-Bayard que daría lugar al 9 mm. Largo en España.

Bergmann Nº 2 en calibre 6,5 mm. Bergmann. En este modelo aún se mantenía la carencia de extractor

La pistola Bergmann Nº2 fue fabricada por V.C. Schilling, de Suhl, para Theodore Bergmann en 1896. Estaba basada en la Bergmann-Schmeisser modelo 1894 ó Nº1, pero el calibre era algo mayor, aunque insuficiente para cualquier uso práctico: 6,5 mm. Bergmann, aunque también se la recamaró al 5 mm. Aún mantenía su diseño sin ranura de extracción. Conservaba el muelle por debajo del cañón y llevaba un cargador delantero como la Nº 1 de 5 cartuchos y se cargaba con peine. Tuvo eal misma aceptación comercial que la Nº 1, pues seguía sin expulsor, basándose en las vainas Bergman cónicas sin la ranura citada.

La Bergmann Nº3 también fue fabricada por V.C. Schilling de Suhl para Theodore Bergmann en 1896; muy similar a la anterior en calibre 6,5 mm. Bergmann, cargador delantero de 5 cartuchos se cargaba con peine, pero este modelo, al igual que los siguientes, tenía expulsor y utilizaba cartuchos ad hoc.

La Bergmann Nº 4 es una variante de la Nº 3 recamarada a un cartucho más potente en 8 mm. y mantenía la ranura de extracción. A este cartucho la DWM lo designó como nº 451. Fue fabricada en 1897 y su número de serie va del 2.300 al 3.000.

La Bergmann Nº5 ó Modelo 1897 ó Modelo Militar estaba cubierta con la patente alemana nº 98.318 del 10 de marzo de dicho año. También fue fabricada por V. C. Schilling, de Suhl, para Theodore Bergmann en 1896; muy similar a la anterior en calibre 7,8 mm. Bergmann, un cartucho casi tan poderoso como el 7,63 mm. Mauser. Fue la primera en adoptar un cargador de petaca delantero con capacidad para 5 cartuchos. Estaba dotada de culatín y fue probada por el Ejército de los Estados Unidos, como podemos intuir, sin éxito. Sólo se fabricaron unas 800.

La Bergmann Modelo II, calibre 6,35 mm. Browing corresponde a una serie de pistola de bolsillo iniciadas con la Modelo 2, y que no debemos confundir con la primera ni con la Nº2

La falta de aceptación de estas pistolas hizo que Bergmann entrase a reconsiderar su negocio, pero en 1899 apareció la Nº 6, que era un híbrido entre la Nº 4 y 5. Se la recamaró al 8 mm. Bergmann, similar en potencia al 7,65 mm. Browning y la DWM llamó a esta cartucho como nº.460. Dos de estas pistolas fueron probadas en Suiza en 1900. Nuevamente en 1901 fue rediseñada sumándole más similitudes con el modelo 1897 ó Nº5 y se cambió nuevamente su calibre al 7,5 (DWM nº 460ª y al 7,65 mm. o Nº 8.

La Bergmann-Simplex fue una pistola semiautomática similar, aunque más pequeña a la Bergman Nº6, calibre 8 mm., probablemente fabricada por V. C. Schilling, de Suhl, Alemania, como así otros. Llevaba un extractor montado en el lado derecho, martillo a la vista. El seguro estaba bien diseñado en el lado izquierdo y al alcance del pulgar en un tirador diestro. Se calcula que unas 4.000 pistolas de este modelo fueron fabricadas.

La pistola Bergmann-Mars fue diseñada por Louis Schmeisser y patentada por Bergmann. Fue producida por V. C. Schilling, de Suhl, para Theodore Bergmann en 1896, muy similar a la anterior, calibres: 7,65 mm.; 7,8 mm. Bergmann, 9 mm. Bergmann y al 11,35 mm. para interesar al Gobierno Británico, pero no tuvo éxito. Tenía un cargador de petaca delantero de 5 cartuchos, expulsor y cierre calzado para admitir la potencia de su cartuchería. Introducida en 1903, fue la antecesora de la Bergmann-Bayard bajo licencia en 1907 de la Anciens Etablissements Pieper, quien la bautizó como Bergmann-Bayard. El 5 de septiembre de 1905 el Gobierno español compró 3.000 pistolas para evaluar.

La Bergmann-Mars fue la antecesora directa de la Bergmann-Bayard

Sobre este modelo cabe agregar que también se envió a los Estados Unidos para la famosa prueba de 1906 en calibre 11,35 mm., pero hubo un problema con la aduana americana y la munición no llegó y no se probó. En 1907 se envió nuevamente a este país, pero recamaradas al .45 ACP, como Bergmann había probado sus pistolas con munición alemana y la que se usó en la prueba americana era de su Arsenal de Frankford, el martillo demostró no tener la fuerza suficiente como para percutir el pistón americano y las Bergmann fueron eliminadas de la prueba.

Como sabemos, Bergmann siempre tuvo unas instalaciones demasiado pequeñas para la fabricación de sus armas, de ahí que V. C. Schilling fuera su mayor fabricante, pero en 1904 fue comprado por la firma Heinrich Krieghoff, que tenía otros planes de producción, y una vez finalizados los contratos con Bergmann en 1905 terminó su fabricación. Esto fue terrible para el contrato de las 3.000 pistolas con España y sólo pudo enviar menos de 1.000 para su evaluación. Entonces hubo de vender dicha transacción a Anciens Établissements Pieper de Herstal, Bélgica, para que se hiciera cargo del resto, quien a su vez estaba desesperada por conseguir nuevos negocios al perder el contrato del Gobierno Belga a favor de Fabrique Nationale. Dado el costo de las herramientas y maquinaria, Pieper también exigió a Bergmann que si se concluía un contrato con España, se haría cargo de la producción.

Pistola Bergmann-Bayard modelo 1908 reglamentaria en el Ejército Español

Con las pistolas ya en España, la Comisión de Experiencias de Artillería las evaluó y solicitó varios cambios que la rediseñaron, quedando finalmente una pistola que pasaría a la historia como Modelo 1908 Bergmann-Bayard. El cambio más significativo fue la introducción de un desconector para evitar que el arma se ametrallara y una retenida del cargador de mayor tamaño. Su número de serie comenzó a partir del 1.000 al hacerse reglamentaria en el ejército. Este cartucho sería la base para uno de igual dimensiones, pero de mayor potencia, el 9 mm. Largo. Es importante destacar que con estas pistolas no se puede disparar el cartucho 9 mm. Largo, ya que a pesar de que son iguales externamente, la presión del segundo es demasiado fuerte.

La pistola Bergmann-bayard fue un arma excelente, muy bien construida y de un funcionamiento exquisito. Estaba a la altura de muchas de su tiempo, a pesar del uso de cargador delantero, pero no olvidemos que Mauser lo siguió usando en sus pistolas C96 hasta 1912. Estuvo en uso hasta la adopción de la pistola Campo Giro en 1916 y después pasó a la policía hasta la Guerra Civil, junto con otras armas.

Tanto las pistolas del contrato español como las civiles de este modelo, llevan la siguiente inscripción:

 

ANCIENS ETABLISSEMENTS PIEPER.
HERSTAL-LIEGE.
BERGMANN’S PATENT

 

Bergmann-Bayard modelo 1908 calibre 9 mm B-B. En esta pistola ya se llevó a cabo el recorte para introducir los dedos y asir el cargador

En 1910 la pistola Bergmann-Bayard, fue enviada para su evaluación a Gran Bretaña y a Dinamarca; sin conseguir interesar a las Fuerzas Armadas de Su Graciosa Majestad, sí lo logró con los daneses, quienes pidieron 4.840 pistolas con algunas modificaciones, como: un desconector simplificado, cachas de madera de mayor tamaño, etc. Finalmente fue adoptada como Bergmann-Bayard modelo 1910. Los números de serie del contrato danés corrieron del 6.000 hasta aproximadamente 11.000. Pieper también la produjo para el mercado civil, dotándola de funda-culatín de madera. Estas armas llevan un número de serie a partir del 12.000 hasta el 13.000.

Con la Guerra del 14, Alemania invadió Bélgica haciéndose cargo de la producción de armas de Anciens Etablissements Pieper en Herstal, y continuó la fabricación de las Bergmann Bayard para sus tropas. El número de serie de éstas es a partir del 15.000; cuando finalizó la guerra, siguió la producción nuevamente bajo la tutela de sus dueños belgas con el número 17.000. Después de este conflicto los daneses necesitaban recambios para sus pistolas, pero Pieper no pudo ofrecérselas y comenzó la fabricación de éstas en Dinamarca. Estas armas llevan cachas de Trolit (un plástico derivado de la celulosa) de mayor tamaño que las originales de madera. Se las redenominó como Modelo 1910/21, se produjeron 900 pistolas e iban marcadas HÆRENS TØJHUS. El Trolit no dio buenos resultados y al romperse las cachas se las ponían de madera.

Mientras se producían en Dinamarca estas armas Modelo 1910/21, entre 1924 y 1925 se fabricó la modelo 1904, que iba marcada como HÆRENS RUSTKAMMER.

 

Pistolas de bolsillo

La primera de esta serie fue anterior a la Primera Guerra Mundial, estaba basada en la Browning modelo 1906 y se la conoce como Modelo 2, al igual que ésta se la recamaró al 6,35 mm. Browning y a muy pocas al 5 mm. Bergmann. Estas últimas son muy apreciadas por los coleccionistas.

A la Modelo 2 le siguió la 3 en 6,35 mm., que básicamente era igual pero tenía una empuñadura, corredera y cañón más largos. Fue producida entre 1910 y 1916.

Posteriormente, apareció la Bergmann Modelo II, calibre 6,35 mm. Browning que no debemos confundir con la Modelo 2 (en arábigo) ni con la Nº2. Se la recamaró al 6,35 mm. y algunas al 7,65.

Theodore Bergmann falleció en 1931, pero la empresa siguió su producción con la pistola Bergmann Special Model, fabricando por primera vez un arma semiautomática de doble acción. Fue construida por Menz para Theodore Bergmann Erben, Suhl, Alemania, entre 1937 y 1939. Calibre 7,65 mm. Browning, cargador de petaca monohilera de 7 cartuchos. También, se conoce a esta pistola como Mens PB Special.

De Bergmann se habla usualmente como un inventor, pero en realidad fue más un hombre de negocios.

Saúl Braceras

No Comments

Post A Comment

cuatro × 4 =