Monotiro Franz Sodia  7x65R

Un rifle de caza

Ferlach es la cuna de la armería austríaca, allí se han desarrollado los mejores armeros y sus diseños han epatado al mundo. Los por qué debemos buscarlos en que este país centroeuropeo, Austria, está hecho para que sus ciudadanos puedan desarrollarse en sus trabajos sin cortapisas. Allí el estado se escribe con minúscula porque es pequeño y administra el bien común, carecen de organizaciones que impiden el libre desarrollo de las industrias sean fabricantes de pan o de armas. Spain is different. Y así nos va.

Una larga saga de armeros

Todo comienza en 1869, cuando Anton Sodia se trasladó de Unterferlach en Boheiner Feistritz, donde trabajaba como artesano metalúrgico, después de su matrimonio, en 1870, fundó su empresa armera. Tuvo seis hijos, uno de ellos fue Franz, quien se mudó a Ferlach en 1910 para crear su propia compañía en Schulhausgasse 14, donde  produjo rifles de caza de diferentes tipos y modelos. El producto semiacabado se adquiría a la Cooperativa de Armeros de Ferlach.

La pletina es completa y lleva una llave Holland and Holland para desarmar.

Las miras metálicas son parcas.

Durante la Primera Guerra Mundial tuvo que hacer el servicio militar por algunos meses que pasó sin sobresaltos durante la contienda. Pero para el año 1929 la empresa tomó una magnitud tal que le permitió colocarse por cuenta propia. En un gran pabellón colocó la nueva maquinaria necesaria y, a partir de entonces, la producción de las armas de caza se realizaba desde el principio hasta el fin en su propia fábrica. Después del fallecimiento de Franz, en el año 1935, su hijo, del mismo nombre, asumió la dirección de la empresa en la que ya había trabajado al lado de su padre para el crecimiento de la misma durante la crisis mundial económica, que si bien se había iniciado en 1929, durante la década de 1930 aún mantenía a Austria en una grave situación financiera.  Durante la Segunda Guerra Mundial la compañía fue requerida para la industria de armamentos. En mayo de 1945, sobre el final del conflicto bélico, la empresa fue ocupada por partisanos eslovenos y posteriormente devuelta en propiedad a Franz Sodia por las fuerzas de ocupación inglesas. Como anécdota, el comandante de la guarnición inglesa era un cazador apasionado y amante de las armas que permitió generosamente asumir la producción de carabinas de aire comprimido. Pasado algunos años fue autorizado para la producción de armas de todo tipo, que en este caso eran de caza. La demanda acumulada después de la Segunda Guerra Mundial y de la desarticulación de la producción de armas alemanas le permitió a la empresa un gran auge económico, y en 1951 y 1952 se erigieron dos pabellones para albergar nuevas máquinas.

La culata de nogal tiene unas líneas rectas con un pistolete lanzado que elonga toda la línea del arma.

La empresa volvió a crecer en 1958 con otro taller, donde posteriormente se trasladó la escuela para la formación de aprendices y más tarde tuvo otro desarrollo importante con la compra de la parte de un edificio en la ciudad de Salzburgo y la construcción de una armería para atención al público en 1961. Diez años más tarde se adquirió otro edificio con tienda en St. Pölten. El 31 de diciembre de 1973 este conglomerado de fábricas, talleres y armerías se dividió para ser dirigidas por los tres hijos de Franz: Werner Sodia en Salzburg, Klaus Sodia en Pölten y Franz Sodia en Ferlach, siendo transferidas a su propiedad. El primero de enero de 1974, Franz Sodia (3º) asumió la empresa de Ferlach. Entonces la exportación ascendía aproximadamente entre el 70 al 75% de la producción, siendo su destino casi todos los países europeos y a muchos de ultramar. Los clientes eran en mayor parte armeros, tiendas especializadas y revendedores. En el año 1981 la empresa celebró el 110º aniversario con la asistencia de notables personalidades de la economía y política, unidos en un homenaje a los colaboradores. En Agosto del 1981 el Ministro de Comercio Austríaco le otorgó a la empresa la Condecoración de Distinción Estatal, el Decreto para llevar el escudo del Estado Austríaco en el comercio. Los nietos de Franz Sodia (1910-1982) Werner y Reinhold Sodia, con sede en Salzburgo, continúan desde 1989 con la tradición en la producción exclusiva de armas cinegéticas.

 

Un rifle de caza

Lo primero que llama la atención es la esbeltez del arma y podríamos decir que es un ensemble entre dos filosofías de rifle monotiro, la británica con su culata recta y báscula pequeña junto a un segrinado en escamas de pez y un sistema de cierre de doble orejeta, todo muy centroeuropeo. Como la mayoría de los rifles monotiro lleva extractor y nuevamente vuelve al continente para la elección del cartucho que recamara, un muy germano 7x65R.

Volviendo al cierre de orejetas, éste fue desarrollado por Gustav Kersten a finales del siglo XIX o comienzos del XX. Este tipo de cierre es muy sólido, una variante reforzada de la orejeta única de Greener y ha sido muy utilizado por los armeros centroeuropeos. El primero de estos en popularizarlo fue Vierordt & Cie.

Llama la atención que el cañón comience como octogonal y a la salida del schnabel se vuelve redondo. Estos son los detalles que enaltecen un arma.

Utiliza una báscula pequeña tipo del calibre 24, lo cual aligera toda el arma. Sé que estos rifles monotiros parecen endebles por la pequeñez de su aspecto, pero nunca debemos olvidar que la fortaleza y resistencia de algo está siempre basado en la calidad de los materiales y no en la cantidad.

Utiliza doble disparador y como es habitual, además, es regulable. A modo de anécdota diré que he visto hace unos años en la armería Del Águila, de Madrid un express alemán de martillos externos del calibre 8 bore y ambos disparadores eran regulables, como dice un amigo mío: para amantes de sensaciones fuertes.

La pletina es completa y lleva una llave Holland and Holland para desarmar. Como el fabricante le ha dado un tratamiento antioxidante, éstas van en blanco metal, mientras que el cañón, asa de apertura y guardamontes están pavonados en azul profundo. Destacan el grosor del coscorro y el labio de refuerzo de la báscula. Todas estas partes están grabadas con detalles florales.

El cañón es largo, tiene de 66 cm., lo cual ayuda a la combustión de la carga de pólvora y a la elegancia del rifle, al ser más largo. Sobre éste encontramos la media lista con un alza en su mínima expresión y sobre una rampa un punto de mira con bolita de latón.

Es interesante el trabajo, habiendo partido de unos cañones octogonales a la salida del schnabel se vuelven redondos. Estos son los detalles que enaltecen un arma. Evidentemente, la falencia de miras metálicas se compensa con dos visores un Khales  Helia CSX con raíl de 3- a 12x 56 y un Zeiss Diavari Z de rail de 2,3-10×52, ambos utilizan montaje Akah. Llama la atención el doble juego de éstos, pues son muy similares, pero según su dueño, ello evita cualquier avería.

La culata es de nogal, tiene unas líneas rectas y un pistolete lanzado que elonga toda la línea del arma. Como podemos ver por las fotos, es un monotiro longilíneo y por tanto, elegante.

La chimaza tiene un cierre Deeley y está rematada por un schnabel de cuerno de búfalo. Es delgado, lo cual exalta la belleza del arma y, al igual que la culata, lleva un segrinado de escamas de pez. El arma en general es ligera para el cartucho que dispara, 7x65R, pues pesa 2.8 kg.

La chimaza es delgada y está rematada con un schnabel de cuerno de búfalo.

En el campo de tiro

El rifle, que fue finalizado en 1980, está regulado con cartuchos RWS TIG de 177 grains a pedido del cliente que lo utiliza mayormente en todo el mundo para la caza de distintos cérvidos

Dada sus líneas rectas, el retroceso se absorbe con naturalidad y es mínimo. Este rifle es capaz de meter en un círculo de 30 mm seis disparos consistentemente a 100 metros. Poco más se le puede pedir.

Buena caza.

Saúl Braceras

No Comments

Post A Comment

dieciocho − trece =