Kahles LRF Prismático-Telémetro 8×42 y 10×42

Ya está en España

La empresa Borchers, distribuidora en exclusiva de Khales en España, ya dispone de las primeras unidades de estos prismáticos-telémetro de la más avanzada tecnología y que han causado sensación desde su lanzamiento mundial. Para ello se valen de una óptica de gran calidad, como es normal en esta firma, y los avances tecnológicos más punteros.

 

Khales,  una empresa con visión

Y nunca mejor dicho, ya que desde sus comienzos se han dedicado a la óptica con tino y mucho acierto. Y aquellos se remontan a 1898 cuando Karl Robert Kahles unió las empresas Simon Plössl y la Opto-Mechanical de Karl Fritsch en Viena y creó Khales. Desde entonces comenzaron a fabricar visores de altísima calidad.

El paso al mundo de los binoculares en una empresa de visores como ésta fue más que natural, ya que han sabido sumar sus conocimientos en este campo de la óptica para dar al cazador una visión estereoscópica. El paso siguiente fue el dado: dotarlo de un telémetro lasérico para medir las distancias que separan al usuario de su objetivo. Esto en la caza es fundamental, ya que permite aumentar nuestra efectividad en los disparos lejanos, donde la caída del proyectil es más acuciante.

Esta empresa produce desde 2016 los binoculares Helia con su ya clásico acabado color marrón, que le da un toque muy especial y diferente a lo que estamos acostumbrados. Pero ahora han dado un paso al frente cuando en enero de 2018 lanzaron su primer binocular con telémetro. El hecho en sí es una grata sorpresa, pues aúna todos los adelantos técnicos de que se dispone hasta el momento.

 

 

 

 

 

 

 

Los nuevos prismáticos con telémetro RF 10×42 y también en 8×42, atacan dos segmentos diferentes de la óptica de caza. El 8×42 nos da una visión generalista, mientras que el 10×42 sirve para apreciar el trofeo en su dimensión real.  Claro está que con los dos aumentos extra se sacrifica un poco el campo de visión y reduce ligeramente la apreciación de la luz si lo comparamos con el 8×42. Pero, por contrapartida, agrandamos la resolución de la imagen. En pocas palabras, podremos elegir entre un mayor ángulo de visión y un rendimiento superior en bajas condiciones lumínicas o una mejor observación a larga distancia.

Están construidos en aluminio aeronáutico y dan al usuario ese toque agradable, que los americanos denominan “friendly touch” o amistoso.  Llama la atención su ligereza, ya que cualquiera de los dos pesa lo mismo: 880 gramos. Ambos modelos están disponibles en su acabado marrón que tan bien caza con la naturaleza donde se desarrollará principalmente su trabajo.

Destaca su ligereza y ergonomía junto a una nueva funda protectora de Loden y correa de cuero de la firma alemana Waldkauz.

Sus aspectos principales son:

–              Facilidad de utilización hasta 1.500 metros.

–              Pantalla OLED (como la del iPhone 10) de gran resolución y 5 niveles de intensidad, manualmente seleccionados.

–              Función EAC (Enhanced Angle Compesation), medida de ángulo de compensación de caída.

–              Ligereza y ergonomía junto a una nueva funda protectora de Loden y correa de cuero  de la firma alemana Waldkauz.

–              Con tacto antideslizante.

Están construidos en aluminio aeronáutico y dan al usuario ese toque agradable, que los americanos denominan “friendly touch” o amistoso.

–              Menú de navegación y enfoque intuitivo.

–              Medición hasta 1.500 metros o 1.600 yardas.

–              Modo scan.

–              Waterproof, el binocular está relleno de nitrógeno.

–              Batería de larga duración para unas 3.000 mediciones.

–              Se fabrican en 8×42 y 10×42.

Ambos modelos tienen el mismo precio: 1.549 euros.

 

Nota: agradezco la cesión de material para este reportaje a Borchers S.A., C/ Industrialdea 22, Guernica. 48300 Vizcaya. Tel: 946.252.029. www.borchers-sa.com

E.R.

No Comments

Post A Comment

3 × cinco =