J.P. Sauer & Sohn modelo 404 para varmint

Ahora disponible en calibre .222 Remington

El fundador de esta fábrica alemana, Lorenz Sauer, se estableció en Suhl en 1751, cuando dicha ciudad comenzaba a destacarse como el centro armero de ese país. En la temprana fecha de 1811 esta compañía era la primera suministradora de armas para su gobierno. En 1815, Johann-Gottlob Sauer comenzó a dirigir la empresa y en 1835 Johann Paul Sauer se convirtió en el director. En 1840, Johann Paul Sauer y su hijo, Lorenz, crearon la marca comercial J. P. Sauer. En 1881 la firma desarrolló un drilling totalmente nuevo, con el que ganó la medalla de oro en la Exposición Internacional. De esta forma es la empresa armera más antigua del país y que aún se mantiene en el mercado. Tras de sí hay cientos de patentes de armas. La mayor parte de la producción desde su fundación al presente ha sido dedicada a armas deportivas, en especial hacia finales del siglo XIX a rifles express, monotiros y principalmente drillings. No obstante, en diversas oportunidades ha fabricado material de guerra como el Reichrevolver Modelo 1879 y también fusiles Mauser.

Con mi Sauer modelo 80 en calibre 8x68S conseguí en Cahora Bassa, Mozambique, este bushback récord con sus 16,5”

Un caso aparte fue la pistola semiautomática modelo 38, que fue la primer arma de producción masiva y que aportaba un asa a modo de decocker. Recamarada a los siguientes cartuchos, 6,35, 7,65 y 9 mm. Corto, fue muy utilizada por la Luftwaffe y las tripulaciones de tanques.

Después de la Segunda Guerra Mundial, Sauer, Haenel y Merkel fueron combinadas en el consorcio Thälmann Werke, pero dada su fama Sauer mantuvo su nombre. También fue el fabricante de la serie de rifles Weatherby Mark V entre 1958 y comienzos de la década de 1970. Por cierto, estas armas Weatherby siempre han sido muy valoradas por el gran trabajo desarrollado por Sauer. Asimismo, mantuvo una estrecha colaboración con Beretta en 1960, AyA en 1961 y Dynanite-Nobel y Franchi en 1984.

En 1965 la familia Murmann se hizo con el liderazgo de la empresa y en el año 2000 Michael Lüke y Thomas Ortmeier la adquirieron conjuntamente con las empresas Blaser y Mauser. En 2009 se la relocalizó en Isny y en marzo del 2013 se combinaron las instalaciones para las tres compañías citadas.

J.P. Sauer & Sohn modelo 404

Tengo la suerte de poseer en mi armero dos armas Sauer, un monotiro modelo 36 en 8×57 JRS y un modelo 80 en 8x68S, con su cerrojo de acción desmodrónica. Con ambos he tenido muchos lances cinegéticos, tanto en España como en el extranjero y me considero un fanático de la firma de Suhl. Pero con el modelo 404 estamos ante el rifle de cerrojo rotativo más moderno que hay en la actualidad.

Se trata de un rifle con cañones intercambiables en el que los ingenieros de esta firma han trabajado cuatro años en ponerlo a punto. Llama la atención su diseño modular, que aporta las mayores prestaciones del mercado.

Sauer modelo 404 Classic XTA. Aporta una culata sintética regulable

Desde setiembre de este año J.P. Sauer & Sohn ha puesto en el mercado para su rifle modelo 404 la posibilidad de utilizar cartuchos para varmint o tiro como el .222 y el .223 Remington. Dada la eventualidad de cambio de cañones, podemos utilizar nuestro Sauer 404 en un rececho en alta montaña, un lance de caza peligrosa o en una batida con los cartuchos más idóneos y, acto seguido, lo podremos transformar en un rifle para cazar alimañas.

El Sauer 404 nos permite, gracias a su disponibilidad de cartuchos que recamara, pasar de un .375 Holland and Holland a un .222 Remington. Así podremos usar nuestro rifle de caza mayor en uno para el tiro de precisión o de entrenamiento o la caza de pequeños animales, inclusive el corzo. No debemos olvidar que el .222 Remington es un cartucho muy eficiente en la caza, lo único que debemos tener en cuenta con el mismo es el biotopo donde la realizaremos. Esto lo digo debido a que sus proyectiles de 55 y hasta 63 grains se llevan mal con las ramas de los árboles o las densas matas.

Pero, en este eficiente cartucho que se trata de un .30-06 reducido en escala, podremos entrenar a la perfección con nuestra culata y altura y distancias de visor telescópico. Esto es muy importante, pues nos dará el swing necesario para el éxito en la caza de animales mayores.

La magia de poder cambiar con precisión los diferentes cartuchos, no es tal, sino la más alta tecnología armera que nos permitirá estos saltos cualitativos en cuanto a cartuchería disponible en los distintos grupos a través de su sistema modular al poder cambiar el cañón, la cabeza del cerrojo y el cargador.

Es destacable que la cabeza del cerrojo se puede reemplazar con nuestras manos, haciendo retroceder una retenida con el pulgar y empujando la cabeza con la otra mano hacia un costado. Gracias a su llave universal (Sauer Universal Key o “SUS”) podemos desarmar el rifle por completo. De este modo, el Sauer modelo 404 es un punto de inflexión en la industria armera mundial.

A partir de ahora disponemos de los kits de conversión en calibre .222 Remington (el .223 no se puede utilizar en España dada nuestra pintoresca reglamentación). Dicha conversión cuenta con un cañón del citado calibre, una cabeza de cerrojo y su cargador.

Con la llave universal (Sauer Universal Key o “SUS”) podemos desarmar el rifle completo.
Se halla en la anilla porta-correa

De este modo, tendremos a nuestra disposición 17 cartuchos del más alto rendimiento entre las municiones actuales con el mismo rifle y su misma óptica, regulándola adecuadamente en cada caso. Y aquí tenemos algo más que decir sobre el Sauer modelo 404, pues su llave, alojada en su chimaza, no solo sirve para cambiar cañones en segundos y sin otras herramientas sino que, además, nos permite colocar diferentes tipos de culata/guardamanos (estas se venden por separado) para otras tareas en las que deseemos utilizar nuestro rifle.

Me gusta particularmente su cerrojo con armado manual de la percusión que resulta muy silencioso. Esto es ideal durante cualquier lance de caza donde siempre podremos llevar el arma de forma segura con cartucho en la recámara.

El visor se acopla sobre la caja del cerrojo, es el único punto que no me gusta del Sauer 404, pues prefiero que estos se monten sobre el cañón como en los Blaser, y para ello se vale de unas monturas originales Sauer SUM. Las cuales son rápidas y precisas tanto en su puesta como en su desarme.

Tiene un asa grande y seis tetones dispuestos en tres dobles, lo cual permite un giro de apertura o cierre de  60 grados y, como es lógico, acerrojan en la ante-recámara de cada cañón. A su vez, aporta dos extractores de los conocidos como activos para la completa expulsión de la vaina disparada.

El cuerpo del cerrojo está enjoyado y es más grande que la cabeza cambiable para permitir el uso de cualquier tipo de cartucho y que, desde ahora, va desde el .222 Remington hasta el .375 H&H Mágnum. Es destacable que el cuerpo del cerrojo del 404 es más robusto aún que el del 202.

El otro elemento intercambiable es su cargador de petaca monohilera que posee un sistema de retenida que impide su posible extravío. Hasta el momento, en todos los rifles que tengo con cargador de quita y pon, siempre llevo al menos dos cada vez que los utilizo en la caza, por ejemplo, con mi viejo Sauer 80 en 8x68S. A partir del .404 esto no es necesario. En cuanto a su capacidad es de dos cartuchos magnum más uno en recámara o tres más uno en los estándar.

Su disparador es totalmente regulable desde 550 a 1.250 gramos y para ello se vale de un mecanismo, Sauer Quattro, de cuatro posiciones con las que podemos ajustarlo a 550, 750, 1.000 y 1.250 al que accedemos gracias a la llave universal (Sauer Universal Key o “SUS”). Este novedoso elemento nos permite pasar nuestro disparador desde uno de tiro súper sensible hasta uno más resistente para caza en batidas o monterías.

Además, lo podemos modificar en cuanto a longitud de recorrido y en lateralidad y de este modo nuestro dedo índice quedará en la posición correcta para ejercer el disparo. Una excelente idea para aquellos tiradores/cazadores con manos pequeñas o, por el contrario, si son muy grandes, es decir, si se salen de la normalidad.

Este venerable Sauer modelo 36 en 8×57 JRS me ha dado un sinfín de alegrías en la caza. El visor que se halla debajo es de época

Cuatro fueron las versiones de cuando fue presentado en sociedad: dos con culatas de madera de nogal, llamadas Elegance y Classic, la versión Stutzen es bellísima, y dos en versión sintética, Classic XT y Synchro XT. Aquí encontramos que la sinergia del sistema modular se aplica a fondo, ya que como todas las partes son intercambiables, podemos decir que al comprar un rifle con “X” características podremos cambiar a voluntad a cualquiera de las otras versiones.

El modelo 404 cuenta con cañones de 62 cm. para la cartuchería mágnum y de 51 o 56 para la estándar. Como ya he dicho, los mismos recamaran cartuchos desde el .222 Remington hasta el .375 H&H Mg., pasando por grandes aciertos como el 243 Winchester, 7 mm. Remington Mágnum, 8×68 S, etc., sumando un total de 17. Dependiendo del calibre y el modelo, su peso varía entre 2,7 a 3, 26 Kg. Estos valores tan bajos y cómodos, pues se deben a que como los tetones acerrojan en las mortajas que se hallan en la ante-recámara del cañón, permiten que el armazón sea de aluminio aeronáutico.

Sin duda, la introducción del cartucho .222 y .223 Remington (en los países donde esté permitido) es una excelente noticia, pues complementa a la perfección el Sauer modelo 404.

 

Nota: agradecemos la cesión del material para este reportaje a la empresa Excopesa 2000, Ctera. de Carbajosa s/n, 24228 Villacil, León, tel.: 987 215 208. www.excopesa.com y J. P. Sauer & Sohn GmbH – Ziegelstadel 20 – D-88316 Isny -eMail: info@sauer.de – Web: www.sauer.de -Amtsgericht Ulm, HRB 723761

Saúl Braceras

No Comments

Post A Comment

veinte − trece =