Hämmerli Sp20 RRS .22 y .32

Una plataforma de tiro para ganadores

Hay nombres inspiradores y que con su sola mención nos transportan a una época o un sitio, es el caso de Hämmerli que inmediatamente nos lleva a un campo de tiro. Evidentemente, por muy buena que sea una pistola no nos convertirá en un campeón, pero sí nos ayudará a mejorar, y no olvidemos que nuestra competición más importante es contra nosotros mismos.

 

Una pistola para ganar

En un amplio y cómodo maletín de material sintético negro nos llega esta Sp20 RRS en calibre .22 LR junto a los útiles de limpieza y un segundo cargador, ambos tienen una capacidad de seis cartuchos. En otro más pequeño hallamos su conversor al .32 Smith & Wesson Wadcutter y, nuevamente, encontramos un segundo cargador (con capacidad para cinco cartuchos).

Evidentemente, esta pistola fue pensada para disparar el .32 S&W y por ello su cargador de 5 cartuchos al ser trasladada al .22 LR nos da el número raro de seis cartuchos, cuando en competición son sólo cinco. No obstante, en estos cargadores de material sintético de alto impacto viene reflejado si cargamos cinco o seis.

En un rápido examen vemos que la acción corre por dentro de una camisa que lleva integrado un Sistema de Reducción de Retroceso (del alemán Rüstockss-Reduzier-System) que asegura un funcionamiento suave en cada disparo y un municionamiento extremadamente rápido, lo cual advierte de su excelente mecanizado y pulido. La Hämmerli Sp2O RRS posee un amortiguador regulable, pudiendo se ajustado el recorrido y la sensibilidad gracias a un tornillo. La regulación básica del amortiguador se hace girando completamente hasta el tope el tornillo en sentido horario, seguidamente, gire hacia atrás 2,5 vueltas aproximadamente. A modo de recomendación, si dispara con munición suave sólo apriete 1 vuelta en sentido horario desde el ajuste básico. De ser munición más fuerte afloje 1 vuelta en contra de la agujas del reloj desde el ajuste básico. No obstante, y en ambos casos debe procurar que el amortiguador pueda seguirse moviendo.

La Hämmerli Sp20 es una habitual de los campos de tiro, ya que está pensada y desarrollada para esta actividad deportiva. Se trata de una pistola de dimensiones considerables con una longitud total de 300 mm., una altura de 150 y un ancho de 50.

Con sólo verla podemos advertir que el reparto de masas se inclina hacia la boca del cañón que, en conjunción con su empuñadura ergonómica, facilita el asimiento y parado del arma, dos aspectos fundamentales para conseguir puntos. Estas cachas estoy seguro que servirán para un gran, gran porcentaje de tiradores gracias a la comodidad y seguridad de adhesión que proporciona su picado. La Sp20 tiene cuatro tipos de empuñadura para tiradores diestros: M, L y XL y para zurdos: L.

Con el cañón con sus 123,4 mm. de longitud, en cualquiera de sus dos variantes o calibres, nos viene un contrapeso que acentúa lo dicha ut supra. Sobre éste encontramos un punto de mira prismático (tres caras de diferente ancho: 3,2; 3,6 y 4 mm.) que nos permite una mayor personalización del arma y en conjunción con el alza que, además de las correcciones de coordenadas clásicas, nos permite la regulación de la luz. De este modo, el alza y el punto de mira nos proporcionan una gran cantidad de regulaciones. Las correcciones del alza nos consienten 5 mm. por cada clic a 25 metros y tenemos un radio de miras de 220 mm.

A pesar de la camisa por donde discurre el mecanismo de cierre y recuperación, la ventana de expulsión es muy amplia, aspecto positivo, pues soluciona muchos de los posibles problemas encasquillamientos.

 

Conversión calibre .32 Smith & Wesson Wadcutter

Entre los accesorios para el sistema .32, encontramos: corredera completa cal. 32, bloque del cañón cal .32, rampa de alimentación del cartucho junto con pasador, dos cargadores cal. 32. Para montar el conversor .32, lo mismo sirve para el del .22 LR: 1º) descargue el arma, 2º) abra la corredera y asegúrela con la retenida de la misma, 3º) afloje los tornillos Allen de la boca, 4º) extraiga hacia delante bloque del cañón, 5º) afloje la corredera y extráigala hacia delante. 6º) afloje el tornillo, 7º) afloje la empuñadura del armazón de la pistola, 8º) introduzca la rampa de alimentación de la corredera y asegúrela con el pasador, 9º) vuelva a montar la empuñadura y apriétela con el tornillo, 10º) introduzca la corredera del cal. 32 y asegúrela con la retenida de la corredera, 11º) introduzca el bloque del cañón con el cañón del cal.32 y fíjelo con los 3 tormillos, es imprescindible utilizar los 3 tornillos.

Nota: es imprescindible engrasar, no aceitar, ligeramente el cierre .32, incluida la junta tórica.

 

Haciendo puntos

No tuve que tocar el disparador, pues viene con una tensión en la primera etapa de 550 gr. y en la segunda de tan sólo 450 en calibre .22 LR, dándonos la ocasión de competir en las disciplinas de ISFF. En el .32 Smith & Wesson Wadcutter es de 680 gr. en ambas. El disparador que trae es de material sintético, pero bajo pedido podemos colocarle uno de metal que permite regularlo a voluntad. Entre otras ventajas, aporta la posibilidad de intercambiarlo con otros de la firma, como así también con infinidad de accesorios pensados para el tiro y la comodidad del tirador. Básicamente, es de dos etapas bien definidas.

Al ser un arma de concurso y pensada para un uso entre profesionales o al menos muy habituada al tiro deportivo, esta pistola carece de seguro.

En cuanto acabamos la munición del cargador el arma queda abierto y sin deseamos bloquear al corredera lo haremos manualmente a través de su botón de retenida. Las pruebas en calibre .22 las realicé con munición Lapua Center X y obtuve los  resultados que pueden verse. Con el conversor del .32 Smith & Wesson Wadcutter también usé esta marca con proyectiles de 98 grains y el fruto es obvio.

José Cid

No Comments

Post A Comment

20 − quince =