Express Marcel Thys et Fils, .375 H&H Flanged

De Bélgica para el mundo

Marcel Thys fue un armero belga contemporáneo, fundador de la firma homónima en 1958 en Crisnée. Desde siempre he admirado a este gran genio de la armería fina, cuyas armas han sido merecedoras de un sinfín de elogios por parte del público especializado, así como de su competencia británica y europea continental.

En su estuche de roble y piel, más la funda, con los accesorios

Fue, sin lugar a dudas, uno de los mejores armeros del mundo y hace tiempo, hablando con un gran armero francés que tenemos afincado en Madrid, PhillipeTillier, me comentó que Marcel Thys había sido su maestro en la Escuela de Armería de Lieja. Este artesano belga casi contemporáneo, que falleció hace unos años, fundó en 1958 la firma homónima y su antigua dirección era Rue de Villers 8, 4367 Crisnée, Bélgica. Durante varios años fue el director de la Escuela de Armería de Lieja, un instituto de renombre internacional, fundado por la Unión de fabricantes de Armas en 1897. En la actualidad se lo denomina Instituto Comunal de Enseñanza Técnica León Mignon. El nivel alcanzado por esta institución ha hecho que en los últimos años tres de sus alumnos hayan recibido el prestigioso premio Mejor Obrero de Francia, y para que los franceses lo otorguen a un belga, será por algo. Desgraciadamente, Marcel Thys falleció hace unos años, con la desgracia añadida de una enfermedad mental.

 

Algunos datos sobre la marcha

Su nombre fue siempre sinónimo de rifles express de gran calibre, como el que traigo a estas páginas. Se trata de uno en calibre .375 H&H Flanged. Antes de proseguir con el arma, me gustaría decir algo sobre el cartucho, generalmente incomprendido. Y entre quienes no lo comprendieron en su momento, figuro yo. Cuando era joven me parecía una tontería haber desarrollado este cartucho por la misma empresa que hizo el .375 Holland and Holland Mágnum, que es más potente y fácil de conseguir en el mundo entero. Existe entre ambos una ligera diferencia de rendimiento balístico, donde el Flanged es ligeramente menos potente y, por supuesto, está la pestaña y unos 2,29 mm. más de longitud con respecto al Mágnum con culote zunchado.

Cuando uno es joven cree que al conocimiento se llega de forma rápida y los años demuestran que esto no es verdad. A mí me llevó tiempo salir del error, porque decididamente no entendía el porqué de estos dos cartuchos. Cuando con el tiempo tuve la suerte de tenerlos y probarlos exhaustivamente, me di cuenta que el .375 H&H Mágnum es quizás el mejor cartucho para un rifle de cerrojo que, gracias a su trayectoria tensa y gran energía cinética, nos permite abatir desde pequeños antílopes a los Cinco Grandes. Pero en rifles basculantes suele presentar un problema a la hora de abrir para recargar el rifle, ya que la mayor presión hace que la apertura sea recia, dado que los culotes de los cartuchos están literalmente clavados contra los coscorros, por tanto, se resiste y esto hace que recargarlo en velocidad sea una tarea ardua.

Un rifle bello y esbelto

Lo dicho no ocurre con la versión Flanged que Holland and Holland diseñó específicamente para rifles basculantes, porque tiene una presión en recámara ligeramente inferior, lo suficiente como para que se pueda recargar con facilidad y rapidez.

Evidentemente, la empresa de Bruton Street sabía y sabe lo que hace, pero algunos fabricantes europeos continentales han obviado esto y prácticamente cargan ambos cartuchos a igual velocidad. A pesar de esto, los 2,29 mm. de longitud extra del Flanged, siguen atenuando la presión en recámara.

De hecho, el .375 Flanged con un peso de proyectil de 300g, con una presión en recámara de 18 toneladas, disparado en un rifle con cañón de 71 cm. obtiene una velocidad inicial de 2.425 p/s y una energía de 3.930 lbs/p2, mientras que su versión zunchada o Mágnum con igual peso de proyectil y longitud de cañón, obtiene los siguientes datos: presión en recámara 19,5 toneladas, una velocidad inicial de 2.525 p/s y una energía de 4.082lbs/p2. Para facilitar el entendimiento: entre ambos media una diferencia de 1,5 toneladas de presión en recámara, 100 p/s de velocidad y 152 Lbs/p2 en contra del .375 H&H Flanged. No es mucho, pero lo suficiente como para que un rifle express funcione de forma óptima. Otro sí digo: los animales, como no llevan cronógrafo, no advierten la citada merma.

 

Un express especial

En un estuche de roble  forrado en piel y con una funda de protección, además de todos sus accesorios, se nos presenta este Marcel Thys. Al igual que muchas armas continentales han seguido al pie de la letra las directrices de diseño británicas.

Posee varios adelantos que mejoran su funcionamiento, como que en el seguro, que se halla en la garganta, encontramos otro que a su vez lo reasegura. Teniendo en consideración que su denominación es políticamente incorrecta, lo redenominaré como anti-porteador. El motivo de este reaseguro es para evitar que durante las largas marchas, los porteadores solían (y suelen) jugar con el seguro de garganta y cuando el cazador  cogía o coge el arma para usarla no sabía en qué posición se hallaba. Este ingenio simplemente se atraviesa en el camino del seguro y no permite desactivarlo.

Lleva una báscula amplia, tal vez un poco grande para las que se fabrican en la actualidad, pero esto aporta unas tablas anchas donde verificar el cierre de los cañones. Hablando de éstos, una anécdota, están fabricados en la Cooperativa de Ferlach, Austria, no en Bélgica. Tienen una longitud correcta de 64 cm., lo cual teniendo en cuenta que si lo comparamos en longitud total con un rifle de cerrojo con la misma longitud de cañón sería con una carabina con 52 cm., ideal para cazar.

Los coscorros, bellamente grabados, son gráciles, como deben ser en un arma de gran calidad

Sobre éstos encontramos un alza fija para 50 metros y dos librillos para 75 y 100. Y como complemento o mejora, un visor Swarovski de 1,25-4×24 Habicht PV de raíl con retícula de círculo iluminado. Lo une al rifle un montaje Akah al uso. La utilización de visores con raíl logra que el visor esté muy bajo, pegado a los cañones, mejorando en encare del arma.

Los pletinas son del tipo Holland and Holland y van, junto con la báscula, profusamente grabadas. La derecha lleva un leopardo encaramado a una rama, un león en la sabana en la izquierda y en la parte inferior de la báscula, hallamos un kudú en medio de grabados florales. Y hablando de ésta, destacan notablemente los coscorros, bellamente cincelados, por su gracilidad. Tiene una rabera larga, que ofrece vistosidad y un refuerzo considerable para la unión del conjunto culata-báscula. Para finalizar con la parte metálica diré, que el juego de disparadores está colocado al traspié y que el arco guardamonte está decorado con un springbok.

La culata es muy británica, ha sido hecha a partir de un bello escalaborne de nogal francés. Tiene buen pistolete para coger con energía al rifle que está rematado por un colotro, exquisitamente grabado, que lleva un punto de mira extra. Su larga chimaza que, como sabemos, sólo sirve para dirigir el arma, aporta un cierre de asa giratoria. Es, como advertí, un rifle express corto, aunque tal vez un poco pesado, 4,75 k, y más si sumamos el visor. Particularmente, prefiero en este calibre un  peso de 3,5k.  Sin embargo, es cómodo de utilizar, cae muy bien a mi complexión física, al tener una culata recta atenúa mucho el retroceso y, sobre todo, su relevación al doblar el disparo.

 

En el campo de tiro

El .375 H&H Flanged tiene un inconveniente: que ni por asomo tiene la divulgación mundial de su hermano Mágnum. Por tanto, las opciones de encontrar munición son pocas y siempre dentro de la Unión Europea. En la actualidad se pueden conseguir cartuchos producidos por Kynoch (Kimanco), Holland and Holland, aún de la desaparecida firma alemana Wolfgang Romey, y tal vez alguna más…

Utilicé munición Kynoch de 300 grains SP, con la cual puede hacer unos cuantos disparados, no muchos, por razones obvias.En todos estos, las parejas de disparos no se distanciaban más de 5 cm. a 50 m., lo cual está muy bien y por debajo de la normativa europea de 6 cm.

Estos rifles de gran calidad mantienen su alto valor en las subastas internacionales… no podía ser de otra forma.

Saúl Braceras

No Comments

Post A Comment

4 × cuatro =