Express Gravex

En .450 Nitro 3” ¼

Esta compañía española de armas finas, rifles express, escopetas y rifles de cerrojo,  fue fundada por Gabriel Romero de Abaroa hace unos ventitantos años. El nombre de la compañía es el acrónimo del suyo, el de su mujer Verónica y la palabra “express”. Su propietario es buen conocedor del tema y desde sus inicios la meta fue la misma, hacer armas de calidad. En cuanto a estética y funcionamiento sus armas se inspiran en la fisonomía británica.

 

El rifle

La báscula es la clave, ya que es la pieza fundamental, y de su fortaleza dependerá el buen funcionamiento del arma en general. Pero, fortaleza no quiere decir cantidad de acero, sino calidad de acero. De hecho, está fabricando unos rifles express con básculas del tamaño de una escopeta 28.

En la actualidad hay muchos fabricantes de básculas, sobre todo en Italia y en algunos países europeos más. Muchas son de gran calidad y otras del montón. Estas últimas son las causantes de que muchos rifles de “medio pelo” tengan unas desproporcionadamente grandes. En el caso de Gravex cada báscula es minuciosamente inspeccionada para que dé lo mejor de sí, sin sumar peso extra al arma.

La pletina recuerda la ola de Rigby en un enssemble con Jeffery. Obsérvese el buen jaspe y los grabados tipo scroll

Estos rifles utilizan un cierre tipo Holland and Holland y, como sello de este fabricante, vemos que las tablas han sido generosamente ampliadas lateralmente y que, después, el grabador saca mucho partido de este bello labio externo. Este detalle no sólo aporta belleza sino que da un apoyo más firme a los cañones.

Sobre el eje del martillo encontramos una pieza que nos muestra si el arma está montada o no,  a la que se ha decorado con una línea de oro para facilitar su visión. Otra seña de identidad es la ola de las pletinas que recuerda a una mezcla de Rigby y Jeffery. El acabado en aquéllas es especialmente bueno y no sólo en las partes visibles, sino que por dentro han sido pulidas o enjoyadas según el deseo del cliente. Muchos de los rifles Gravex se suministran con dos juegos de pletinas a modo opcional.

Otra particularidad de estas armas es la llave lateral de apertura de las pletinas tipo Holland. Algo que sintetizaré como bello y que facilita su montado o desmontado. Asimismo, los grabados de estas armas pertenecen al amplísimo espectro del gusto del cliente, pero suelen llevar detalles florales, tipo english scroll.

También los coscorros han sido reforzados con unas orejetas que encajan en los costados de las recámaras a modo de refuerzo lateral y que robustece el conjunto, para evitar el efecto tijera que se produce al estar los enganches entre los cañones.

Muchos creen que estas orejetas en la báscula no aportan mayor fuerza al conjunto, pero evitan el desgaste lateral de los enganches durante el momento del disparo al disminuir las tensiones que sufren.

La chimaza es de semicola de castor

Profundizando en la idea del fortalecimiento del conjunto báscula/culata, los Gravex llevan rabera larga, la que se incrusta de lleno en la cresta de la culata pasando por la garganta del pistolete.

La mayoría de los rifles Gravex que he visto llevan juego de doble disparador, aunque bajo pedido se puede suministrar un arma con monodisparador. Sobre este tema he escrito muchas veces que, aunque solo una vez he tenido problemas con estos últimos siempre será deseable la opción de doble disparador, ya que la principal ventaja del rifle express es la duplicidad de sistemas y, si elegimos el monodisparador, renunciamos a dicha ventaja.

El primero es articulado y evita el golpe seco de éste contra nuestro dedo durante el retroceso del segundo disparo. Y teniendo en cuenta que el retroceso del .450 3” ¼ no es violento, pero sí que nos mueve, es de agradecer. Su disposición es al traspié facilitando su encuentro nuestro índice.

Los cañones tienen una longitud de 59 cm. y son de configuración  demiblock, como es de esperar en un rifle de esta calidad. Los mismos se recamaran a cualquier cartucho moderno, pero el que he probado lo estaba al .450 3” ¼, como el que probé hace ya mucho cuando escribí mi libro El Rifle expres, un arma diferente.

La culata es recta con un pistolete bien marcado para dar agarre y facilidad en la toma de miras

Particularmente, es un cartucho que me agrada mucho por dos motivos: primero, fue con el que comencé a investigar estas armas, cuando Papá compró un Reilly de este calibre y, segundo, porque es muy fácil recargarlo al ser un calibre .45, pues la industria americana está detrás de él. Por contrapartida, un .470, que aún es un poco más potente, sus proyectiles son escasos, caros y vienen en pocos muy pesos.

El sistema de puntería es el de alza fija y tres librillos y punto de mira de sección redonda, más otro abatible para bajas condiciones de luminosidad rematado en marfil para facilitar su visionado. El alza está montada sobre la lista, mal llamada solista, en cola de milano y tiene corrección gracias a ésta. En ella hallamos un frezado en cola de milano invertida, que permite montar las monturas de un visor telescópico en este caso un Zeiss Victory 1,1-4×24, una excelente opción, aunque la moda actual dice que por lo menos debemos llevar tropecientos aumentos. Pero, bueno, las modas, modas son.

 

Un noble corazón

Con una filosofía tradicional de arma aporta una culata muy recta, en nogal de gran calidad y estacionamiento, aunque esto suele ser opcional.

Su carrillera es cómoda, de buen diseño y nos coloca la cara en su sitio para el visor telescópico. El pistolete es cómodo, más elongado de lo que a mí me gusta, pero esto es algo tan particular como si el helado es de vainilla o chocolate. Tanto en esta pieza direccional y de asimiento, como en la chimaza, el rifle lleva un segrinado o cuadrillado esmerado de 26 líneas por pulgada.

Un excelente grupo de seis disparos a 50 metros

 

En el campo de tiro

Con una recarga que siempre me ha dado buen resultado (80 grains de Tubal 5000 y proyectil Hornady DGS de 500 grains) me dirigí a Canto Blanco en un día apacible, ideal para el tiro. Hice dos disparos para ensuciar los cañones y comencé la prueba. El retroceso muy agradable me permitió pasármelo en grande. Publico un blanco realmente bueno en donde podemos ver seis disparos en un grupo de menos de 37 mm. a 50 metros.

¿Qué más se puede pedir?

 

Nota: agradezco la cesión del material a GRAVEX, C/Ramón Iribarren, 9, 8º, 20280 Fuenterrabía, Guipúzcoa o C/ Francisco Suárez, nº2, 28035 Madrid. España. 696074237

E-mail: armasgravex@yahoo.es

Saúl Braceras

No Comments

Post A Comment

siete + 15 =