Express FN Browning, cal. 9,3x74R

Apreciado por los cazadores de todo el mundo

Se trata de uno de los mejores rifles exprés superpuestos y lleva con nosotros muchos, muchos años. Llama la atención su simplicidad unida a la robustez y extrema precisión, como veremos.

 

Presentación en sociedad 

La báscula B25 utilizada primigeniamente en la escopeta homónima fue diseñada por John Moses Browning, en 1926, y lo hizo para la firma FN, Fabrique Nationale de Bélgica. Sin embargo, debido a la súbita muerte de su creador en el mismo año, la puesta a punto para el mercado, le tocó a su hijo Val Allen Browning (1895-1995). Inmediatamente captó el interés de los cazadores y tiradores (en el caso de la escopeta) de todo el mundo. Sólo hubo una interrupción en la fabricación de estas armas cuando durante Segunda Guerra Mundial la empresa cayó en poder de los alemanes y se destinó al completo a la producción de las de guerra. Con esta mecánica se ha mantenido casi inalterable a lo largo de los años. Sí se han hecho algunas mejoras como la de 1984 cuando salió al mercado la B125 y en 1985 la B325. De hecho, en los últimos 45 años se fabricaron 400.000 B25 en todas sus versiones.

El  rifle

Como vemos en las fotos, el arma impacta en la sensibilidad del enamorado de las armas, es elegante, está bien fabricado y cuenta con características excelentes; en pocas palabras, tiene lo que hay que tener. Pero esto no basta con decirlo, sino que hay que demostrarlo; y así que lo analizaremos en sus partes principales, para después probarlo.

 

El conjunto  de cañones y mecanismos

En cuanto a las miras de hierro de este rifle son las que, por lógica, le corresponden, su alza es abatible y está insertada a cola de milano en la lista y mantiene una ranura con forma de V. En ésta hallamos la base para las monturas del  visor.

La báscula B25 fue otro gran éxito de John Moses Browning

Un acierto en este rifle es que el sistema de mono-disparador mecánico, que aporta una eficacia técnica única, pues da pleno control sobre el mismo. Particularmente, me gusta más el doble disparador, pero al ser éste mecánico, aunque falle el primer disparo se podrá realizar el segundo sin inconveniente alguno. Su suelta es extremadamente corta y muy rápida al doblar el tiro.

Tiene unos cañones largos, de 65 cm., ideal para aprovechar toda la energía de su cartucho 9,3x74R. En la actualidad, estos rifles suelen utilizarlos más cortos, generalmente de 61; no tengo nada en contra de ello, pero los cañones largos son más elegantes al elongar la pieza en su conjunto.

Con complemento a este rifle se le ha montado un visor Swarovski Habicht  de 1,25-4×24 con retícula iluminada. Todo un acierto para la caza mayor en cualquier situación, ya que en una montería o batida podremos utilizar el menor aumento y con sus 4 de máximo se pueden hacer disparos largos para un exprés. En cuanto a la retícula iluminada soy un fanático desde su aparición.

La chimaza está rematada con un schnabel

En la báscula encontramos unos grabados florales de buena ejecución. Aquí encuentro el único elemento discordante, la altura excesiva de esta báscula, que en el modelo 725, de reciente aparición, se ha mejorado al quitarle más de un centímetro. Dicha altura hace que la carga del cañón inferior sea más engorrosa, por ello es que prefiero las armas de cañones yuxtapuestos.

La báscula de este rifle de dos cañones superpuestos es de caja o box lock (mal llamado de “pletina corta” o de “media pletina”, porque carece de pletina de cualquier clase), lleva un eje de pasador transversal por el que bascula el juego de cañones de tipo monobloque. Entre el eje de basculamiento, el pestillo inferior y las altas paredes laterales de la báscula, forman un conjunto de sujeción de los cañones muy robusto. Como es lógico, este rifle cuenta con expulsores automáticos para evacuar las vainas de los cartuchos disparados y dejar libres las recámaras para poder reponerlos. A este rifle le salió hacia 2004  un digno sucesor, me refiero al modelo Érice. Éste aportaba un cañón superior que no está soldado a sus bandas laterales en la parte trasera ni en su extremo anterior;  tiene una arandela cuyo espesor de pared da la separación entre los dos cañones para así regular los puntos de impactos de los proyectiles procedentes de ambos cañones. Se lo acompañaba a este rifle con un juego de varias arandelas de distintos grosores de pared para que, eligiendo la que más convenga, se logre la coincidencia de impactos de los dos cañones al cambiar de munición.

Culata y chimaza

Su diseño es de corte clásico y ambas están hechas con un escalaborne de excelente nogal y bien ajustadas a las partes metálicas. Su acabado es al aceite. La cantonera es de goma roja y su chimaza está rematada en un schnabel que da al conjunto un aire elegante.

El conjunto de culata y delantera aporta al arma un encare rápido y cómodo, como principal característica de un rifle exprés cuya mejor aplicación es el disparo a animales en movimiento a distancias moderadas.

Uno de los mejores grupos a 50 metros con munición RWS Evo de 291 grains

 

En el campo de tiro

La prueba de este rifle la realicé en Canto Blanco, utilizando un apoyo firme. En general, siempre es conveniente afirmar la báscula del arma o interponer entre el apoyo y la chimaza la mano no tiradora. La munición elegida fue la RWSR EVO 18,8G (291 grains), que me parece una excelente opción para todo. Realicé varios grupos de seis disparos (tres y tres con cada cañón) y obtuve un promedio de 42 milímetros entre centros, la cual considero francamente buena. Es un rifle con cualidades más que suficientes para ser un buen compañero de caza, no en vano es muy apreciado por los cazadores de todo el mundo.

Saúl Braceras

No Comments

Post A Comment

19 − uno =