Escopeta Pardus Mod. CS

Una semiautomática a la moda

El proceso de integración de las escopetas semiautomáticas en España fue uno de los más rápidos. Las ventajas que éstas aportan son innumerables, pero me inclino por facilidad de adquisición del blanco debido a su único cañón, rapidez y escaso retroceso, fiabilidad extrema y gran potencia de fuego.

Una escopeta sencilla, robusta y fiable.

Pardus CS

En caso de desarme, el sistema de disparo sale al completo con el arco de guardamonte.

Su sistema de seguridad es el de siempre y actúa sobre el disparador.

 

 

 

 

 

 

 

 

Su semiautomatismo se basa en un sistema de recuperación por válvula de gas. Esta forma de funcionamiento es más suave que las demás y básicamente aporta las mismas ventajas y fiabilidad, pero hace un tiro más cómodo. Y es el responsable de minimizar el retroceso en gran parte.

Lo más llamativo de esta escopeta semiautomática es su culata sintética con una terminación de camuflaje. A modo de broma, le recomiendo que tenga cuidado cuando la apoye contra algún árbol, pues puede que encontrarla le sea difícil. El estampado es Next G-1 Vista y para entendernos, recuerda al Mossy Oak; es decir, un bosque boreal.

Obsérvese el acabado Next G-1 Vista que recuerda el Mossy Oak.

 

 

 

 

 

 

 

 

La culata es bastante recta, con lo cual disminuye el relevamiento tras el disparo y sirve para doblar bien éstos. La chimaza es gruesa, para mí en demasía, pero sé que gran cantidad de usuarios las prefieren de este modo, pues les da mayor sensación de seguridad al encararlas.

Choques tipo Britley, la Pardus CS incluye tres: 1-3-4.

Su cantonera es de goma sintética muy mullida, un complemento ideal al sistema de semiautomatismo para rebajar el castigo del retroceso, sobre todo, con los cartuchos del 12/76 o 3” Mágnum. Sobre este tema, el calibre, quiero hacer un inciso, ya que me adelantaría a decir que para nuestras modalidades de caza no lo veo necesario. Sí, por supuesto, si vamos en pos de gansos en el norte de Europa, donde realizaríamos tiros largos y se necesita una potencia extra para abatir dichas aves. Cuenta con un cañón de 71 cm y lleva incluido tres choques 1-3-4. De estos datos podemos sintetizar que obtendremos unas prestaciones bien altas, como así también, buenas opciones de tiro en distancia y poder de concentración en la perdigonada, en casi todas las situaciones de caza. Su cambio o sustitución es sencilla, como en todos aquellos que utilizan el sistema Britley. Con éstos es importante ajustarlos correctamente para disminuir los residuos de pólvora, que son muy abrasivos en las roscas; asimismo, debemos limpiarlos cada tanto. Tampoco está de más hacerlo con toda la escopeta y en especial con la válvula de gases. Lo digo porque sé que hay cazadores y tiradores muy renuentes a ello y después lo pagan en el campo con interrupciones durante el tiro.

Sobre su cañón encontramos una solista ventilada rematada en un mirín. Es interesante en la actualidad el doble uso de las solistas, pues en ellas podemos montar fácilmente ayudas ópticas como los visores de punto rojo.

La culata recta disminuye el relevamiento y la cantonera de goma sintética hace otro tanto con el retroceso.

Este tipo de acabado sintético es muy resistente a los rayones y el uso en general.

 

 

 

 

 

 

 

 

Me gusta su pistolete con un ángulo bastante cerrado y que sirve para enganchar bien la mano tiradora y, teniendo en cuenta que las escopetas de esta guisa tienen un único disparador, sería una tontería utilizar aquellos rectos que permiten correr la mano.

Es un arma ligera para su tipo, ya que su peso aproximado es de 3,200 Kg descargada, por ello será una compañera de caza excelente.

La chimaza es gruesa, pero esto es del gusto de gran cantidad de usuarios, pues les da mayor sensación de seguridad al encararla.

Su precio recomendado es de 599 euros.

¡Buena caza!

Nota: agradecemos a Armería Izquierdo, C/Muñoz Grandes, nº6, 13630 Socuéllamos (Ciudad Real), tel: 926 53 11 46, la cesión del material para la redacción de este reportaje.

José Cid

 

 

No Comments

Post A Comment

veinte − veinte =