Colt Competition Model

La leyenda vive y ya está en España

Una visita a una armería o un campo de tiro cualquiera en Europa o los Estados Unidos y un observador avezado comprobará que la 1911, sigue siendo uno de los modelos más empleados después de más de cien años después de su primera aparición. Sin embargo, pocas de estas pistolas de moderna manufactura, llevan el potro rampante en su corredera, y es que desde hace más de dos décadas, las Colt Government Model, son “Rara Avis”, en gran medida debido a la mala gestión de sus directivos que, teniendo en la mano el producto original, fabricado por métodos tradicionales de forja y con una calidad de ejecución netamente superior al resto de sus competidores, no han sido capaces de dominar un mercado, que en justicia les pertenece.

Fruto de esta mala gestión, donde unos pocos se hacían ricos a costa del esfuerzo de la compañía y sus leales trabajadores, Colt pasó por varias quiebras controladas, la más reciente hace un año, que esperamos que ya sea la última.

El punto de mira es Novak en cola de milano de .180 de altura. La barra de fibra ofrece gran luminosidad.

De la mano de Paul Spitale, vicepresidente de la compañía, gran conocedor y aficionado a las armas, la factoría ha pasado por una seria reorganización interna que incluye además de nuevas inversiones en maquinaria y desarrollo de nuevos productos, la actualización de la gama de pistolas 1911 con objeto de adaptarlas a los gustos y necesidades del usuario del siglo XXI. Aparecida a finales del año 2016, la Colt Competition es el estandarte de estas pistolas adaptadas a los nuevos tiempos. Este nuevo modelo ha tenido tan buena acogida  que dichas mejoras, conocidas como “Series XE”, se han aplicado al resto de la gama 1911, desde la Defender, pasando por las LW Commander o las Delta Elite de 10mm Auto.

Competition Model, diseñada por y para los tiradores

Planteada por Mark Redl, tirador oficial del equipo Colt, una auténtica leyenda en el mundo del IPSC y la IDPA en los EEUU, la Competition nace para batir a la Springfield Armory Range Officer (RO), un modelo casi desconocido en España, pero que llena los clubs de tiro americanos. Al contrario que la Springer RO, la Colt Competition es un producto auténticamente americano, fabricado al cien por cien en Hartford, CT, USA.

En esta foto podemos observar el gatillo de aluminio tipo Videki y el mencionado rebaje en el armazón para subir el asimiento del arma y las nuevas cachas G10.

Construida sobre la base de un armazón y corredera forjado del conocido modelo Government Model, la nueva pistola presenta unas excelentes miras destinadas al tiro de acción. Hablamos de un punto de mira de fibra óptica en cola de milano y una nueva alza trasera ajustable del tipo Low Mount, desarrollada por Novak para este modelo. Las pistolas llegadas a España vienen con un punto de fibra azul, pero se suministra con repuestos en verde y rojo.

Otra innovadora característica, es el “Sistema de Recuperación Dual”, desarrollado por mi buen amigo Brent Turchi, por aquel entonces director del Colt Custom Shop, para la Colt M45A1 de los Marines. Este nuevo sistema permite  reducir el retroceso de manera muy ostensible, a la vez que alarga la vida de los muelles hasta los 10.000 o 15.000 ciclos de disparo, algo importante en un arma militar, quizá no tanto en una de uso civil, donde el cambio de los muelles cada 2.000 o 3.000 disparos, es de obligado cumplimiento. Por cierto, la guía de este nuevo sistema, no es compatible con los tradicionales sistemas de recuperación.

Las Colt Competition están equipadas con un cañón National Match de acero inoxidable, en este caso de 9mm.

Dentro de la corredera, encontramos un cañón Colt “National Match”,  fabricado bajo forja en acero inoxidable, en este caso de 9mm Parabellum. Como he podido comprobar durante mi reciente visita a la factoría, estos cañones de tiro se producen aparte y son probados antes de ser instalados en las pistolas, debiendo pasar las mismas especificaciones de precisión que las pistolas M45A1 que se producen para el USMC.  Estos cañones se producen actualmente en .45 ACP, .38 Colt Super Auto y, por supuesto, en 9mm Parabellum, que cada día goza de más popularidad entre los usuarios de las 1911 en los EEUU, en especial en las competiciones de IDPA. Con respecto al ajuste de dicho cañón con la corredera, que es la base de la precisión en una pistola del tipo 1911 donde es esencial que todo vuelva a la misma posición tras cada ciclo de disparo, dicho ajuste es correcto. En Colt han hecho su trabajo.

Observo con satisfacción, que la firma sigue fabricando sus pistolas bajo las especificaciones originales de John M. Browning, esto se traduce en que hay un ligero juego entre corredera y armazón, necesario para ofrecer una fiabilidad garantizada bajo cualquier circunstancia ambiental o de suciedad. No en vano las Colt son las únicas 1911 del mercado que funcionan nada más salir de la caja, sin necesidad de periodo de rodaje.

El gatillo es de aluminio, no de plástico como sus competidores; el clásico estilo Videki, con tres agujeros tan de moda hoy en día, ofrece regulación de su recorrido. Tal como viene de fábrica, el recorrido del disparador está perfecto. Con respecto a la presión de éste, está en torno a las 4 libras, lo que no está mal para un producto de fábrica, pero tratándose de una pistola deportiva, podía estar ajustado a 3 libras, que es mi peso preferido y creo que el de la mayoría de los usuarios de pistolas 1911.

Para ofrecer un mejor empuñe, lo más alto posible, aminorando el retroceso y ofreciendo un mejor control del arma, el armazón tiene un rebaje situado justamente detrás del inicio del arco del guardamonte. Esta característica se ofreció por primera vez en el año 1992, en las entonces conocidas como “Enhanced Model” y se continuó ofreciendo en las ahora desaparecidas series XSE, así como en las Gold Cup Trophy.

El acabado es pavonado Dulite mate, el mismo que lleva décadas empleando Colt en todas sus pistolas. Los modelos inoxidables llegarán en breve.

El seguro de empuñadura, conocido en España por el término “rabera”, es de diseño Colt, basado en el modelo de Smith & Alexander, para mi gusto el mejor y por delante de los diseños de Wilson Combat y Ed Brown, está perfectamente ajustado al arma.

Otro diseño propiedad de Colt es el seguro de aleta, del tipo Combat, perfecto para uso táctico o de defensa; igual es algo estrecho para uso en IPSC, en cualquier caso, es de fácil sustitución.

El brocal del cargador está ligeramente mecanizado para facilitar su inserción rápida, es el mismo corte que la firma lleva haciendo en todas las pistolas, menos en las reproducciones de WWI por casi dos décadas, realmente funcional.

Un punto criticable, quizá el único, es que Colt siga suministrando estos y otros modelos Series 80 con un alojamiento del muelle real (dorso de la empuñadura) de polímero. Llevo más de dos décadas coleccionando y tirando con pistolas Colt y tengo que reconocer que jamás he tenido un problema con dichos alojamientos, pero en una forjada y mecanizada, el polímero sobra, ya tenemos bastante con las cachas. Lo primero que hago tras ver un alojamiento de este material, es cambiarlo por uno de acero y eso es lo que he hecho.

Precisamente un punto fuerte de este modelo son sus peculiares cachas, fabricadas en polímero G10, hoy tan de moda, que ofrecen un perfecto agarre sin molestar en la mano, con un picado de 25 líneas por pulgadas, pero el color azul, es muy discutible.

El martillo está mecanizado sobre una barra forjada. Apreciamos nuevos elementos, como el alza ajustable Novak, y el nuevo seguro de empuñadura tipo Smith & Alexander.

 

 

 

 

 

 

 

 

Para el final, he dejado el cargador, fabricado por Metalform, el suministrador oficial de cargadores para la compañía del potro rampante. Es de acero inoxidable y ofrece nueve cartuchos del 9mm. En el mercado hay cargadores monohilera de 10 cartuchos con base de polímero. Por qué Colt y otros fabricantes sirven sus armas con cargadores de nueve cartuchos de 9mm, está justificado por la fiabilidad, no por el coste como primeramente podríamos pensar. Como todas las pistolas de la marca, el arma viene con dos cargadores de dotación.

El acabado externo es espartano pero funcional, es el clásico pavón Dulite, en este caso mate. Por cierto que en breve llegarán a España los modelos en el clásico acero inoxidable.

En la prueba de tiro, la nueva Competition se portó muy bien. Siguiendo mi costumbre, desmonté el arma en su despiece básico y tras limpiar la grasa protectora externa de fábrica (G96), apliqué grasa TB-25 en los raíles de la corredera y armazón, así como los tetones del cañón.

El desarme del arma es el de toda la vida, observen el sistema dual de recuperación que alarga la vida útil del muelle y reduce el retroceso.

La munición empleada fue la Sellier & Bellot de 124 grains, de punta blanda, la única que tenía a mano,  que no agrupó mal,  como se puede ver en las fotos, pero indudablemente esta munición no es la más adecuada.

En cuanto a  fiabilidad, por supuesto a prueba de toda duda, no se produjo ni una sola interrupción. La verdad, es que lo que más me interesaba era comprobar las bondades del nuevo “Sistema de Recuperación Dual”, que realmente funciona, reduciendo el retroceso de forma efectiva.

 

 

 

Dos décadas después  volvemos a tener distribuidor oficial de Colt

En esta foto se aprecia el mencionado rebaje justo detrás del arco del guardamonte que permite empuñar el arma más arriba y con ello favorecer un mejor control.

Han tenido que pasar dos décadas, para volver a tener un distribuidor oficial de Colt en España, y es que gracias al esfuerzo de los amigos de Armería Martínez, la gama completa de armas cortas Colt para el año 2017, desde las diminutas pistolas Mustang, pasando por el nuevo revolver Cobra de Doble acción, las Delta Elite XE de 10mm Auto, Defender XE 9mm, LW Commander XE 9mm, Competition Models, M45A1 de los Marines en el nuevo acabado IONBOND, sin olvidar los míticos revólveres Colt Single Action Army “Peacemaker” (que debido a su reducida producción anual, poco más de 1.000 unidades al año, son casi imposibles de localizar incluso en los EEUU) o dos series limitadas en pavón e inoxidable de la clásica 1991 en 9mm, son una realidad al alcance de todos los aficionados españoles.

Ha sido un proyecto largo y laborioso, del que he sido testigo en primera  línea, un esfuerzo que se verá ampliado a finales de año con la llegada de los primeros AR15 en 9mm, las nuevas pistolas Gold Cup Trophy en 9mm para tiro de precisión, así como una serie limitada y producida en exclusiva para el mercado español de la M45A1 en cerakote negro y, por supuesto, en calibre 9mm.

Toda la amplia gama de Colt para el año 2017, desde las nuevas
Defender XE pasando por los míticos “Peacemaker”, están ahora al alcance de los aficionados españoles.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Todo ello sin olvidar las novedades que nos esperan para el año 2018, donde ya puedo adelantar que en Hartford hay varios proyectos muy adelantados. Se habla de  un nuevo revólver de doble acción de armazón mediano, posiblemente basado en el mecanismo de doble acción del nuevo Cobra y con apariencia similar al mítico Python, así como una pistola de 9mm de alta capacidad.

La prueba de tiro, realizada a mano alzada a 25 metros.

Tal y como me decía mi amigo Matt Fehmel, responsable de ventas internacional de Colt´s Manufacturing Company LLC, cuando me recibió en la factoría de Hartford, hace  unos meses,  “The Legend is alive”, “La Leyenda vive”.

 

Nota: Agradezco la cesión del arma a Colt Spain-Armería Martinez, de Valladolid. www.coltspain.com

Javier y César García Rodríguez

No Comments

Post A Comment

20 − 7 =