Chiappa Little Sharps

En el mundo existen armas bonitas, ésta es una de ellas

Christian Sharps fue un armero estadounidense, fundador de la Sharps Rifle Co. Su primer desarrollo fue un rifle de percusión con acción descendente, calibre .50 de cartucho combustible y recámara flotante que minimizaba los escapes de gases. La primera patente la obtuvo en septiembre de 1848. El primer fusil de Sharps fue patentado el 12 de setiembre de 1848 y fabricado por A. S. Nippes en Mill Creek, (Filadelfia) Pennsilvania, en 1850.

A partir de entonces realizó varios modelos con llave de percusión para pistones estándar y otros para la cinta fulminante Maynard.

El segundo modelo empleaba el cebador de cinta Maynard y los ejemplares sobrevivientes llevan la inscripción “Edward Maynard – Patented 1845”. En 1851, el segundo modelo fue producido por la Robbins & Lawrence Company, de Windsor, Vermont, quien desarrolló el Modelo 1851 para ser producido en serie.

Fue Rollin White de la R&L Co., la firma que inventó el bloque de cuchilla, que cortaba la base del cartucho de papel, y el mecanismo de auto-montado para el Modelo 1851 “box-lock”. Este es mencionado como el “Primer Contrato”, que fue de 10.000 carabinas Modelo 1851, de las cuales aproximadamente 1.650 fueron producidas por R&L en Windsor.

Ese mismo año se firmó el “Segundo Contrato” por 15.000 fusiles y la Sharps Rifle Manufacturing Company fue organizada como empresa por acciones con un capital de 1.000 dólares, con John C. Palmer como presidente, Christian Sharps como ingeniero y Richard S. Lawrence como maestro armero y superintendente de manufactura. A Christian Sharps se le pagaría una regalía de 1 dólar por cada arma y la fábrica fue construida en el terreno de la R&L de Hartford, Connecticut.

El modelo 1874 es una de los que más réplicas se han hecho, dadas sus ventajas y buena precisión.

Sus armas largas gozaron de mucha fama en el Ejército de la Unión durante la Guerra Civil, ejemplo de esto es que dicho estamento adoptó 80.512 carabinas y 9.141 fusiles. Las primeras armas fueron producidas en la fábrica Massachusetts Arms Co. de Chicopee Falls hasta 1851 cuando estableció la Sharps Rifle Manufacturing Co. en Hartford, Connecticut, hasta 1875.

El Modelo 1851 fue reemplazado en producción por el 1853. Christian Sharps dejó la compañía en 1855 para formar en Filadelfia su propia empresa armera llamada “C. Sharps & Company”; Richard S. Lawrence continuó como armero jefe hasta 1872 y desarrolló los diversos modelos del fusil Sharps y sus mejoras que lo hicieron famoso.

Sin embargo, en aquella época muchas autoridades desconfiaban de las armas de retrocarga porque pensaban que incitarían a sus soldados a malgastar municiones. Además, el fusil Sharps era más costoso de fabricar (tres veces el precio de un Springfield Modelo 1861 de avancarga), por lo que solo se fabricaron 11.000 unidades del Modelo 1859. La mayoría no fueron suministrados o se entregaron a los tiradores de precisión, pero el 13° Regimiento de Reservistas de Pennsilvania (que todavía llevaba la anticuada designación de “regimiento de rifles”) los utilizó hasta que fue disuelto en 1864.

El cierre de bloque descendente ha probado ser uno de los más fuertes, aunque en este Little Sharps no requiera de su fortaleza dado el calibre .22 LR.

A partir de entonces el fusil Sharps fue fabricado por la Sharps Rifle Manufacturing Company en Hartford, Connecticut, siendo empleado en la Guerra de Secesión por los tiradores de precisión del Ejército de la Unión, conocidos popularmente como los “Tiradores de Berdan” o “Berdan sharpshooters” en honor a su líder el coronel Hiram Berdan, quien posteriormente desarrollaría varias patentes de armas de retrocarga.

Un detalle de interés, pues he leído muchas tonterías sobre el origen de la palabra sharpshooter o tirador de élite, es que no deriva del nombre de estas armas, pero sí lo hace desde 1801 a partir de la palabra alemana scharfschütze.

Sharps modelo 1863 Carabina militar

Calibre .50-70 Government, fue muy popular en la caballería de la Unión, siendo suministrada en mayores cantidades que el fusil. Posteriormente,  demostró que su cierre de bloque descendente se adaptaba a las conversiones a los nuevos cartuchos metálicos desarrollados a fines de la década de 1860, por lo que muchas de estas armas fueron convertidas para utilizar el cartucho .50-70 Government, teniendo como principal escenario las Guerras Indias en las décadas que siguieron a la de Secesión. Algunas carabinas empleadas en este último conflico bélico tienen una característica inusual: un molinillo con manivela en la culata. Por mucho tiempo se pensó que era uno de café, pero las pruebas llevadas a cabo con los pocos ejemplares sobrevivientes sugieren que éste no es adecuado para dicha tarea. El actual consenso es que era para moler maíz o trigo. Al contrario del fusil Sharps, la carabina fue muy popular y se fabricaron unas 90.000. Para 1863, era el arma más usual en los regimientos de Caballería de la Unión, aunque en 1864 muchas fueron reemplazadas por carabinas Spencer con depósito de siete cartuchos. A su vez, los confederados produjeron algunas copias del Sharps en Richmond. Su calidad era por lo general baja y normalmente usaba abrazaderas de latón en lugar de hierro.

Obsérvese el cuidado y mimo de Chiappa en la realización de la cantonera.

En 1874, la compañía fue reorganizada y rebautizada “The Sharps Rifle Company”, continuando en Hartford hasta 1876, cuando fue reubicada en Bridgeport.

El Sharps Modelo 1874, que es el que se tomó para el desarrollo por parte de Chiappa del Little Sharps, fue un fusil particularmente popular, que llevó a la introducción de varios derivados en rápida sucesión. Utilizaba una gran cantidad de cartuchos, desde el calibre 10 a 12,7 mm. con una variedad de cargas propulsoras y longitudes de cañón.

El gran diseñador de armas Hugo Borchardt fue quien creó el Sharps-Borchardt Modelo 1878, el último fusil fabricado por la Sharps Rifle Co. Posteriormente, la planta se mudó a Bridgeport, hasta que en octubre de 1881 cerró sus puertas. También fabricó pistolas de bolsillo de cuatro cañones.

 

 

 

 

Fusiles de caza Sharps

La firma Sharps fabricó versiones de caza desde finales de la década de 1840 hasta el final de la década de 1880. Después de la Guerra Civil, los fusiles Modelo 1869 y anteriores sobrantes y convertidos fueron transformados en armas personalizadas. A partir de 1870 la fábrica Sharps produjo los fusiles en varios modelos, pero basados en el 1874 en grandes cantidades para los cazadores comerciales de bisontes y colonos.  Gracias a la fortaleza de su bloque descendente estas armas recamararon algunos de los más poderosos cartuchos de pólvora negra del momento. La Sharps también fabricó versiones especiales para tiro al blanco a larga distancia, que fueron empleadas en las populares competiciones de tiro, Creedmore, a 1.000 yardas.

Entre las películas que muestran las ventajas del fusil Sharps figuran “Billy Two Hats” (1974), “Rancho Deluxe” (1975), “Valdez is Coming” (1971), “Quigley Down Under” (1990), “Up” (2009) y “True Grit” (2010). En “Valdez is Coming”, el personaje interpretado por Burt Lancaster, Bob Valdez, utiliza un Sharps contra los hombres de Frank Tanner a 1.097 m (1.200 yardas).  El Ranger de Texas, La Boeuf, interpretado por Glen Campbell, está armado con un Sharps y lo usa para matar a Lucky Ned Pepper en una famosa escena de la película “True Grit” o Valor de Ley, de 1969.

 

Grupo Chiappa

La fama de estas armas, en su época, ha hecho, que varios fabricantes actuales hayan desarrollado sus propios fusiles, carabinas para tiro y caza basados en el Sharps.

El grupo italiano Chiappa es un emporio de empresas pertenecientes y controladas por la familia homónima. Su origen se remonta a Ezechiele Chiappa, quien fundó la empresa Armi Sport en 1958, creando toda una serie de réplicas de armas históricas, sobre todo de avancarga. Ezechiele, más familiarmente conocido entre los suyos como Oscar, trabajó previamente, durante varios años, en una compañía, en Gardone Val Trompia (famosa localidad italiana de la provincia de Brescia, en la región de Lombardía, con gran tradición armera), donde adquirió las habilidades técnicas y los conocimientos tecnológicos para la fabricación de armas ligeras.

En un principio fabricó un único modelo de pistola de avancarga, concretamente la denominada Corsair Pistol; y en 1962, añadió a su producción la Kentucky Pistol. Luego les seguirían los rifles tipo Kentucky y así todo un plantel de reconocidos modelos clásicos de avancarga. Todos ellos, por supuesto, destinados casi en exclusiva al mercado estadounidense; concretamente fueron manufacturados para las empresas Intercontinental Arms y Levi Arms. Sería en 1987 cuando Rino Chiappa, hijo del fundador, tomó las riendas de la dirección de esta compañía, dando un fuerte impulso comercial y tecnológico a la misma, aunque su padre continuaría junto a él en estas tareas de innovación y gestión empresarial. Se adoptaron nuevos métodos de producción a la fabricación de réplicas de armas antiguas que acortaron tiempos y costes, sin menoscabar la calidad y fidelidad –con respecto al modelo original reproducido– del producto final.

La culata y chimaza son de nogal americano.

 

 

 

 

 

 

De igual forma, a mediados de la década de los 80 del siglo pasado, se creó la firma Kimar, una compañía que se dedicaría a la producción de armas de fogueo, señales y de aire; la cual ganaría, en un breve periodo, una merecida reputación a nivel mundial. De aquel modo, ya con la presencia de estas dos marcas, Chiappa Firearms y Kimar, nació el Grupo Chiappa. De ahí que hoy en día, resulte una corporación industrial que incluye las siguientes empresas: Armi Sport, dedicada a réplicas de armas de fuego antiguas, a las de tiro deportivo y las de defensa personal; Kimar, como decía antes, centrada en las armas de fogueo, señales y las de pequeño calibre, tales como las de aire; ACP, que produce sistemas de entrenamiento por láser; Costa, aplicada a tratamientos de superficies metálicas (pavonado, cromado, niquelado, etc.); y, por último, Chiappa Firearms, Ltd., la filial estadounidense, con sede en Dayton (Ohio), creada para dar apoyo comercial y técnico a los productos de esta corporación italiana dentro de los EE.UU. (su más importante mercado de ventas). Por ello, resulta fácil de comprender que el Grupo Chiappa haya fijado varias localizaciones industriales, tanto en Italia como en los EE.UU., teniendo dicha corporación su cuartel general en la provincia italiana de Brescia, instalaciones que, por cierto, concluyó su remodelación en el 2002, para disponer así de un centro de desarrollo avanzado e investigación (I+D), además de establecer un proyecto de control de fabricación para las armas de la marca Chiappa. En enero del 2007 su filial estadounidense, Chiappa Firearms Ltd., comenzó una reestructuración de su programa de distribución por Norteamérica, permaneciendo su fábrica-representación en los EE.UU., en directa comunicación con sus cuatro clientes potenciales de esta zona geográfica del mundo, para darles una garantía de servicio postventa y de reparación a través de su Custom Shop (tienda del cliente). Dos años más tarde, llegó a trasladarse a una nueva planta, expandiendo así sus operaciones (con la fabricación de productos específicos para dicho mercado), a la citada población de Dayton.

La culata y chimaza son de nogal americano. La culata y chimaza son de nogal americano.

 

 

 

 

 

 

 

Chiappa Little Sharps

A este modelo lo vi por primera vez hará unos tres o cuatro años en la feria de Núremberg, IWA. Me llamó la atención la excelente factura del arma y lo manejable que es, ya que como todos sabemos los Sharps son armas largas y voluminosas. La clave de esto es que el Little Sharps está fabricado a 2/3 del original, por tanto, su cierre y demás piecería es más pequeña y hace las delicias de quien lo posea.

Se halla disponible en los siguientes calibres: .17 HMR, .22LR, .22 Winchester  Mágnum, .22 Hornet, .218 Bee, .30-30 Winchester, 357 Remington Mágnum, .38/55 y .44-40 Winchester. Sin embargo, el Little Sharps cuando fue presentado en la feria IWA de hace unos años, también se lo recamaraba al 9,3x72R.

Si es un amante de las armas bonitas y bien hechas, le recomiendo que se ponga en contacto con la Armería Izquierdo, C/Muñoz Grandes, nº6, 13630 Socuéllamos (Ciudad Real), tel: 926 53 11 46, quien nos la ha dejada para este artículo.

Un arma bella y eficiente.

Como decía, es una maravilla tenerla en las manos, pues todo ha sido realizado con esmero, desde el acabado en jaspe de las partes metálicas, como el cierre y/o la cantonera, los planos perfectos del cañón octogonal, la capacidad de regulación del doble disparador, etc., todo hace que estemos ante un arma que nos deleita.

El disparador sin pelo está regulado a 2 kg. y con pelo lo he regulado a 500 gramos, lo cual es excelente. En el primer caso, debemos bajarlo de los dos kilos a por lo menos 1,5  o mejor 1 Kg. y esto, si somos un poco manitas, los podemos hacer encasquillando la nuez del martillo y si no, nos pondremos en manos de un buen armero.

El cañón octogonal tiene a la anchura de la boca un diámetro en sus planos de 18,6 mm. lo cual lo hace contundente, con un peso total de 3,630 gramos, que nos permite “parar” mejor el arma cuando disparamos a brazo alzado. Desgraciadamente, nuestra legislación cinegética es tan absurda que no permite el uso de los rifles y carabinas .22 LR en caza menor.

Su longitud total es de 1 metro y junto con sus dimensiones reducidas la Little Sharps es más longilínea y resalta su elegancia.

Hacia su boca encontramos el punto de mira, tipo tablón con corrección lateral, gracias a su cola de milano. El Little Sharps está equipado con una mira ortóptica con corrección en altura. A modo de crítica diré que el agujero o luz de ésta es demasiado pequeño y que agrandarlo a 1,75 o 2 mm. no estaría de más. También echo en falta un tornillo Vernier para subir y bajar la regulación, claro está que si le sumamos un alza más compleja el precio final no sería tan llamativo.

La culata y su chimaza es de nogal americano, correcta y que cumple su función; aunque en una arma tan bonita, hubiese preferido un nogal de mejor acabado, a sabiendas de que esto aumenta considerablemente el precio final.

En el campo de tiro

Uno de los blancos conseguidos con la munición Lapua X-act.

Desde hace años he visto que cada vez me es más difícil disparar con armas dotadas de miras ortópticas, pues a medida que voy tirando la visión se va distorsionando y en vez de ver un orificio perfectamente circular empiezo a ver un agujero elíptico, con lo cual tengo más error en altura. De este modo veo cómo los disparos comienzan a escalar en la diana. Pero la suerte hizo que cuando fui a probar el Chiappa Little Sharps me encontré con un gran amigo y tirador de primera, como lo es D. José Luis García Gonzalo, a quien rápidamente se le alegró la vista al verlo.

Se utilizaron dos tipos de munición Lapua: Midas y X-act. Las dos en manos de José Luis fueron muy precisas, pero en especial la X-act dio grupos consistentes de un promedio de 16 mm. Si no quiere gastar dinero ni se acerque por Armería Izquierdo, pero si lo hace sabrá que ha hecho una gran compra.

Nota: agradecemos a Armería Izquierdo, C/Muñoz Grandes, nº6, 13630 Socuéllamos (Ciudad Real), tel: 926 53 11 46, la cesión del material para la redacción de este reportaje.

Saúl Braceras

No Comments

Post A Comment

1 × 4 =