AR-15

La plataforma perfecta

Todo comenzó con el Colt Modelo M-16, un fusil de fuego automático y semiautomático adoptado primigeniamente por las Fuerzas Armadas de los EE.UU., hacia 1962, aunque la gran producción comenzó en 1963, empujada por la guerra de Vietnam. Su calibre original, el .223 Remington o, posteriormente, 5,56×45 OTAN, levantó ampollas dentro el sector militar y civil, ya que se escribieron cientos de artículos que se resumen en una idea: los Estados Unidos irá a la guerra con un rifle que no utilizaríamos en caza mayor.

El tiempo demostró que el cartucho 5,56 con la munición OTAN desarrollada en Bélgica, la SS-109, sigue siendo fronterizo para caza mayor, pero sí lo es para la guerra. Evidentemente, éste lleva muchos años en servicio y le han salido competidores con mayor poder de penetración, detención, etc.; pero que se salen del concepto original. De hecho, se han visto cartuchos del 6,8 mm., y en cualquier momento descubren el 7×57 o su versión corta, el 7-08, o el mismísimo .243 Winchester, pero que será lo suficientemente distinto como para crear nuevas patentes y nuevos contratos. No seré yo quien esté en contra de nuevos retos, pero en el terreno militar creo que el 5,56 OTAN cumple con los requerimientos de una guerra convencional y que para unidades especiales se debe usar toda la panoplia de armas, valga la redundancia, especiales.

Pero lo dicho es para el sector militar, para el civil las necesidades son otras y creo que la plataforma AR-15 ha sabido ponerse a la altura de los más exigentes.

 

Del M-16 al M-4

En 1961 Colt compró los derechos de producción y comercialización del AR-15 a la Armalite División de Fairchild Engine & Airplane Corp. que, al ser adoptado por el ejército de los EE.UU., fue rebautizado como M-16. Existen varias versiones con distintas configuraciones, como: carabina, ametralladora ligera, fusil de asalto pesado, fusil de competición, etc. Comenzó su fabricación a partir de 1961 hasta la adopción del M-16 A2. Este último es similar al anterior a diferencia del paso de estría, que permite utilizar la munición OTAN desarrollada en Bélgica, la SS-109. Un modo sencillo de diferenciarlo con el anterior es la forma del guardamano, en el M-16 es cónica y en el M-16A2 redonda.

 

Del M-16 surge su versión civil: que recupera el nombre primigenio de AR-15, y la liberación de la patente de Colt ha servido para que nuestro sector se haya llenado de clones de gran calidad. Por otro lado, el M-16A2 evolucionó en una versión más corta, conocida como carabina M-4, y que mantiene su mismo cartucho el 5,56 × 45 mm OTAN. Con unos 370 mm. de cañón y una culata telescópica es un arma muy compacta. Esta carabina M4 es, actualmente la más utilizada por las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos en sustitución del fusil M16.

El M4 permite montar el lanzagranadas M203, a su vez es capaz de disparar en fuego semiautomático y ráfaga de tres, al igual que el M16A2 y M16A4; en tanto, que el M4A1 puede hacerlo en fuego semi-automático y totalmente automático, como el M16A1 y M16A3.

 

Armas de uso civil

Como es lógico, los civiles no podemos acceder a armas como los M-16 en sus distintas variantes militares ni a las correspondientes a las carabinas M-4, pero sí a toda una panoplia basada en los AR-15, como los fabricados por la empresa DPMS Panther Arms™, aunque con un cartucho más que llamativo, el .300 AAC® Blackout®. Éste que ya ha sido tratado en la revista Armas y Municiones, no es nuevo para sus lectores.

Un .300 Blackout está pensado para funcionar correctamente en un AR-15 y en sus cargadores STANAG.

Sus siglas DPMS significan Defense Procurement Manufacturing Services (del inglés Servicios de Manufacturación de Adquisiciones para Defensa) Panther Arms™. Esta empresa fue fundada por Randy Luth en 1985 y desde entonces está afincada en St. Cloud, condado de Stearns, Minnesota. Su producción se basa exclusivamente en armas del diseño AR-15, tanto para el mercado civil como para el militar. El 14 de diciembre de 2007, DPMS Panther Arms™ se incorporó al grupo inversor Cerberus Capital Management que, uniéndose con Bushmaster International, Remington Arms y Cobb Manufacturing, Marlin, Para-Ordnance, H&R y un largo etcétera, que se integra en un grupo de fabricantes de armas de fuego conocido como Freedom Group.

 

 Del 5,56 al  .450 Bushmaster  pasando por el .300 AAC® Blackout® 

La gran afición que tienen los tiradores norteamericanos a la plataforma M-16/AR-15 ha hecho que se desarrollen gran cantidad de cartuchos de múltiples usos. Dicha afición viene, entiendo yo, de parte de todos los que han pasado por las filas de su enorme ejército y que se acostumbraron al uso de estas armas. Es lo mismo que ocurrió después de la Primera Guerra Mundial, cuando los soldados que volvieron del frente deseaban tener rifles deportivos como el Springfield en .30-06.

El .450 Bushmaster tiene una vaina recta que encaja perfectamente en la plataforma AR-15.

Comenzando por el .300 AAC® Blackout®,  pretende paliar los inconvenientes del cartucho 5,56×45 mm OTAN para las unidades especiales militares y su armamento silenciado, y en el caso de su uso civil nos coloca ante un cartucho con mejor balística que un 7,62×39 o el clásico .30-30 Winchester. Ha sido desarrollado por la AAC (Advanced Armament Corp.)  y Remington, para dotar a la plataforma M-16 /AR-15 con sus cargadores STANAG, un cartucho calibre .30.

He tenido oportunidad de comprobar que el .300 Blackout® con proyectiles de 125 grains en un AR-15 Panther Arms con cañón de 46 cm (16”), sobrepasa ligeramente al 7,62×39 mm. a distancias superiroes a los 200 metros y todo esto con munición comercial.

De hecho, la firma Remington fabrica una gran variedad del cartucho .300 AAC® Blackout®, tanto en su versión con velocidad normal (125 grains OTM “Open Tip Match”), las subsónicas, como la de 220 grains OTM Subsonic. Y dentro de la línea UMC Ammunition, con proyectil CTFB (Closed Tip Flat Base) de 115 gr, como con la Premier Match con proyectil OTM, de 125 gr.

La munición Remington Premier Match de 125 grains SP es de las más utilizadas en el .300 Blackout.

Cartuchos Remington Premier Match de 125 grains SP y dos con puntas OTM del mismo peso.

 

Comparativa, de izda-dcha.: .300 Blackout con punta de 125 grains SP y OTM, .222 Remington con punta de 55 SP y FMJ, 7,62×39 mm con punta de 125 grains SP y 150, .308 Winchester con punta de 150 grains SP y 150 FMJ.

 

Por su lado la firma Bushmaster de Portland dice que: “sus rifles y carabinas sirven para defender la libertad alrededor del mundo.”  Teniendo en cuenta que han sido probadas y aprobadas en cualquier tipo de clima o biotopo, es fácil entender este lema.

El cartucho .450 Bushmaster fue desarrollado en función del concepto Thumper o Machacador, esbozado por el desaparecido coronel, Jeff Cooper. De este modo, se unían dos conceptos acertados: un arma, como el AR-15 y un cartucho de grueso calibre (.44 o .45”). Pero, fue Mr. LeGendre quien se ocupó de desarrollar dicho cartucho al que denominó .45 Professional, en calibre .452”, para utilizar proyectiles de arma corta que expanden mejor a la velocidad inicial del mismo que si usase los de arma larga en .458”. Ésta es la razón del cambio de calibre.

La bocacha-apallamas del Panther en .300 Blackout es muy eficiente en cuanto a evitar el relevamiento, que de por sí es escaso.

Otra diferencia que se estableció con el tiempo fue que los cartuchos .45 Professional tenían una longitud de la vaina, de 44,9 mm, y después de varias pruebas se los acortó a 43,1 mm. dando lugar al .450 Bushmaster. Su vaina es recta y se acomoda bien a la plataforma del AR-15.

En la actualidad hay mucha oferta para dotar a este cartucho de proyectiles como los Remington Accutip o los Hornady de 250-grain punta aguzada SST Flex-Tip bullet.  En función de munición comercial para el .450 Bushmaster, encontramos que  Remington y Hornady dan buenos y diversos productos.

En el caso de Remington una de las mejores opciones es la de 250 grains Accutip y que además de dar grandes prestaciones es fácil encontrarla en España, por ser Borchers su importador.

La munición Remington con 250 grains de proyectil alcanza unos 690 m/s (2.100 p/s), es decir, que lo coloca aproxima al  .444 Marlin y al .45-70 Government.

A modo de remate, diré que en relativamente pocos años hemos pasado de un fusil “con el que iríamos a la guerra, pero no lo llevaríamos de caza” a invertir esta frase, ya que con sus cartuchos como el .300 AAC® Blackout®  o el .450 Bushmaster podemos cazar desde jabalíes a osos y alces.

Esto no es un milagro, sino una demostración clara del tesón de la gran industria americana, que derriba cualquier muro o valla que se interponga. Desgraciadamente, en España no somos capaces de hacer algo así y hemos permitido que reglamentaciones restrictivas acabasen con nuestra industria armera que daba muchos puestos de trabajo.

 

Nota: agradezco la cesión de material para este reportaje a Borchers S.A., C/ Industrialdea 22, Guernica. 48300 Vizcaya. Tel: 946.252.029. www.borchers-sa.com

 

José Cid

 

No Comments

Post A Comment

trece + once =