Alexander Henry cal. .360

Un rifle para un rey

Alexander Henry fue un armero escocés establecido en 12 South St. Andrews st. de Edimburgo. Fabricó todo tipo de armas de caza y tiro de gran calidad, hacia 1870. Nacido en la localidad de Leith en el año 1828, a la edad de 17 años se trasladó a Edimburgo a trabajar como aprendiz de Thomas Mortimer. En 1852 fundó su propia compañía, Alexander Henry, la cual a su muerte pasó a llamarse Alexander Henry Ltd y, posteriormente, Alexander Henry & Co. Las armas que produjo eran de una altísima calidad, las cuales, en un principio daba a conocer en las competiciones en las que participaba, ya que se trataba de un tirador excelente que mostraba in situ la calidad y precisión de sus productos. Su nombre ha traspasado los tiempos y las fronteras a raíz de su patente sobre armas rayadas, su forma de estriar fue adoptada por el gobierno Británico junto con la acción Martini, lo que dio origen a la saga de los Martini-Henry. También dejó su huella en las municiones, ya que el cartucho utilizado por el ejército en los primeros rifles, un  proyectil del .450 con envuelta de papel, fue desarrollado por nuestro hombre entre 1855 y 1856 en colaboración con el Coronel Boxer.

Exploró todo el campo armamentístico, desde las armas de chispa a las de percusión, pasando por las pistolas de Howdah (utilizadas en la India para la caza del tigre); pero sus grandes piezas fueron los rifles express, desde los primeros de martillos externos hasta los hammerless sidelock con pletinas diseñadas por él mismo, aunque los más destacados por su creación superior fueran los primeros con cierre Jones de pólvora negra. Muchas de sus armas se vendieron en la armería Rodda de Calcuta.

Cuando las armas eran obras de arte

Así puedo caratular a este “Double Mini Express”, como le llamaban en su época. Su calibre es el .360 2 ¼”, muy utilizado en su tiempo para animales de la talla del corzo en Europa y de los antílopes negros en la India. También en África fue utilizado como rifle para antílopes pequeños del tipo de los duikers. Sus características balísticas son comparables a las de un .357 Maximun actual y era la versión británica del 9,3x72R.

Fue fabricado en 1883, a mi entender, los comienzos de la época más bella para las armas. Lo más impactante es el trabajo de los grabados en oro que la decoran por doquier. Son grabados sobre animales y detalles florales.

Un estuche de piel con las esquinas rematadas en latón lo contiene, junto con los elementos de limpieza, aunque hay algunos que faltan como los de recarga, que solían acompañar a estas armas. Está forrada en fieltro en color rojo vino. El maletín ha sufrido más los embates del tiempo que la propia arma. Sus cañones son de acero de Damasco y tienen siete estrías. Su longitud es de 66 cm. (26”). A pesar de ser un arma hecha en Edimburgo, Escocia, tiene las marcas del Banco de Pruebas de Londres. Sobre éstos encontramos un alza de dos librillos (150 y 200 yardas) con una hoja fija (100). Sobre la solista lleva en oro la inscripción “Alex. Henry. Edinburg and London”.

Lleva un asa superior con dos cierres inferiores. Cabe destacar que la presión del cartucho no ameritaba más robustez en éstos.

En las pletinas encontramos nuevamente la marca de Alex Henry. Lleva seguros de martillos, éste es un aspecto muy importante, porque las armas de esta guisa, durante el transporte, tienen el peligro de montarse ligeramente, sin llegar al medio monte y ni mucho menos al recorrido completo, pero aún con eso si el enganchón se suelta de pronto, puede hacer fuego. Y lo sé porque mi nombre se lo debo a mi padre y él fue bautizado como Saúl, porque poco antes de nacer, su tío se mató al subir a un coche de caballos en una cacería, cuando se enganchó uno de los martillos con la capota.

La culata merece una mención aparte, pues se trata de un escalaborne de nogal, presumiblemente francés, de gran calidad. Es destacable la buena ejecución de la carrillera y del pistolete que acaba coronado por un colotro de acero con un monograma en oro.

No se tiene conocimiento del dueño original, pero en la subasta de Hermann Historica salió con una base de 15.000 euros, la cual sobrepasó con creces.

Nota: agradezco la cesión del material para la confección de este artículo a Hermann Historica, Linpunstraße 16, D-80335 München, Tel.: +49 (0) 89 – 54726490. Fax: +49 (0) 85-47264999. E-mail: contact@hermann-historica.com. www.hermann-historica.com

Saúl Braceras

No Comments

Post A Comment

11 − 8 =