.300 Remington Ultra Magnum

Cuatro cartuchos para un mismo rifle

Un concepto revolucionario para que el cazador o tirador de larga distancia vaya evolucionando con un único rifle. Es por ello que Remington ha desarrollado cuatro cargas diferentes para su .300 Remington Ultra Magnum, de este modo podremos usar en el mismo rifle una cartuchería cargada comercialmente, cuatro cargas que reproducen los siguientes cartuchos: .30-06 Springfield (para cazadores o tiradores nóveles o fauna pequeña, como un corzo), .300 Winchester Magnum y Short Magnum (para usuarios avezados o fauna mediana, como venados) y por último la carga completa del .300 RUM (para usuarios que necesitan cubrir largas distancias en pos de fauna de gran tamaño, como alces, etc.)

 

En el comienzo

El .300 RUM está considerado como el peldaño más alto al que se puede arribar con una excelente velocidad, gran energía y gran precisión

Todos los cazadores y tiradores hemos comenzado con un arma de menor calibre para poder “hacernos” con ella y así dar un paso evolutivo; es decir, comprar un .308 y años después un .300 Magnum. Otros han intentado acortar distancias y, en general, los resultados obtenidos han sido desastrosos. Me explico, si de la nada, es decir, sin haber tenido contacto con un rifle potente, nos compramos un .300 Winchester Magnum lo más factible es que, como mínimo, tengamos problemas de gatillazo (los americanos lo denominan flinch y su acción flinching). Este fenómeno se debe a que, sicológicamente, estamos esperando una coz o patada desmesurada, o sea, nos da miedo. Por ello, en vez de apretar suavemente el disparador le damos un dedazo, esto hace que nuestra precisión se vaya al garete de inmediato. Curarse de este defecto lleva tiempo y necesitamos la ayuda de algún amigo que nos cargue o no, sin decirnos nada sobre el estado del rifle y nos lo pase. Veremos al apretar el disparador que algunas veces saldrá o no el tiro, pero cuando esto no ocurra, nos daremos cuenta si hemos dado gatillazo o no. Y después de bastante tiempo podremos hacernos con el rifle citado.

Los que recargamos tenemos, además, la ventaja añadida de hacer cargas reducidas e ir subiéndolas conforme a nuestra pericia con determinado calibre y arma. En mi caso que, como usted sabe, me gustan los rifles express y, en general, éstos son de gran calibre; por ejemplo, el .577 Nityro y para coger práctica y no perderla le he desarrollado una carga reducida: en vez de 750 grains de proyectil a 2.050 pies/s. lo cargo con 464 grains a 1.900, con lo cual obtengo a 50 metros un punto de impacto idéntico. De este modo, puedo practicar el tiro con este rifle y sus características especiales, como su peso en función del swing. Bien, Remignton, como he dicho lo ha llevado a la práctica en dos de sus cartuchos Ultra Magnum, me refiere al .300 (ver ut supra) y al 7 mm. RUM. En este último lo hace de la misma guisa que el .300, pero lo equipara a los siguientes cartuchos: el I nivel es similar al .270 Winchester, el II es a un 7 mm. Remington Magnum y el III (potencia máxima) lo equipara al 7 mm. STW.

 

Una familia poderosa

De izda.-dcha., comparativa entre el 7 mm. RUM; .300 RUM I nivel; .300 RUM III nivel y el .30-378 Weatherby Magnum

Está compuesta por cuatro calibres: 7mm. ; .300; .338 y .375. El lazo de unión es la utilización de la vaina del .404 Jeffery que les imprime unas cualidades balísticas enormes.

El .300 RUM fue introducido en 1999 y se trata de uno de los cartuchos comerciales más potentes que hay en el mercado, siguiendo la actual moda, es decir, sin suncho, aunque mantiene el sufijo Magnum. Es cómico, pero hasta hace poco un cartucho americano que no tuviera suncho no funcionaba entre los usuarios.

Gracias a su enorme vaina, está en segundo lugar con respecto a su gran capacidad, sólo lo precede el .30-378 Weatherby Magnum -lo sobrepasa en unos150 ó 200 p/s +- (46–61 m/s) de velocidad inicial- y está basado en la vaina del .378 y en la del .460 homónimos, que a su vez deriva de una del .416, pero con suncho.

Su desarrollo se debe a Aubrey White y Noburo Uno de North American Shooting Systems (NASS) firma originaria de British Columbia, Canadá, que comenzó a experimentar con la vaina del .404 Jeffery completa. Lo hicieron en varios calibres, como: 7 mm.; .308; .311; .338; 9.3 mm. y .375. Estos cartuchos fueron conocidos como Imperial o Canadian Magnums. Para éstos se usaron rifles Remington modelo 700 de acción larga y culatas McMillan. A través de varias conversiones se reducía su calibre e incrementaba el ángulo del hombro para evitar los problemas de headspace apoyando todo el cartucho en su hombro.

Para darle una idea, por si no conoce el cartucho .404 Jeffery, su vaina es más gruesa que la del .375 Holland and Holland Magnum. De este modo, los vástagos de Remington Ultra Magnum tienen  más capacidad que el 7 mm. STW y toda la gama Weatherby en .270; 7 mm.; .300 y .340.

Dos empresas se interesaron por estos cartuchos: Remington y Dakota comprando vainas a Noburo. En 1999 Remington lo lanzó al mercado, modificando ligeramente a más el contorno del cuerpo del cartucho para agregarle más capacidad, y redujo el reborde de la pestaña haciéndolo rebated rim para no tener que aumentar el alojamiento de la cabeza del cerrojo de su rifle modelo 700. De este modo, las vainas del .300 RUM. son 0,15 mm. más gruesas que las originales del .404 Jeffery. También las paredes internas son más gruesas.

Esquema de la vaina del .300 RUM

Las diferencias citadas se pueden ver en el esquema del mismo donde vemos que la pared del cuerpo es casi recta, ya que de la base al hombro la diferencia es de 0,64 mm. y el reborde de la pestaña es 0,41 mm. menor que el reborde de la pestaña. Sé que para muchos, entre los que me incluyo, al tener un reborde de pestaña menor que el cuerpo, como el clásico .425 Westley Richards, se puede crear un atasco en la alimentación al sobrepasar el cerrojo el reborde de la pestaña. Remington lo solucionó muy bien en sus rifles modelo 700, al hacer que el culote asome bien para enfrentarse a la cabeza del cerrojo. En el caso del Ruger Nº1 que he utilizado, carece de importancia al ser un monotiro. Pero en todos estos años, desde que la familia RUM salió al mercado nunca escuché que los rifles modelos 700 dieran algún problema.

De este cartucho nació otro, el Remington Short Ultra Magnum o SAUM para proveer al mercado de un magnum corto.

Dakota hizo su propio diseño al recortar la vaina, reduciendo su capacidad, con el .300 Dakota, pero sin reducir su pestaña sin reborde.

El giro de las estría del .300 RUM está al igual que en la mayoría de los calibre .30 en 1 vuelta en 254 mm. ó 10”. La presión es muy alta, ya que en cargas comerciales llegan hasta los 65.000 psi ó 4.500 bares, aunque con 180 suele estar en 3.900 bares .

Remington ofrece en su nivel III los siguientes pesos de proyectil: 150 gr (9.7 g.) a 3.450 p/s (1.050 m/s), 180 gr. (12 g.) a 3.250 p/s (990 m/s) y 200 gr. (13 g.) a 3.032 p/s (924 m/s).

 

Utilización

El .300 RUM es un cartucho desarrollado para largas distancias, como se puede apreciar en la tabla dada, sobre todo en su nivel III, es decir, su máxima potencia. Este cartucho o el .30-.378 Weatherby Magnum son inexcusablemente los máximos exponentes del overbore, es decir, utilizan una gigantesca cantidad de pólvora no proporcional para poder dar más velocidad. Es ideal para animales como el Marco Polo o el argali, que se disparan a grandes distancias y muchas veces con fuertes vientos laterales y diferencias considerables en altura a nivel del mar y con grandes ángulos en horizontalidad.

Dada su gran capacidad en cuanto a energía, se podría usar con proyectiles de 250 y 300 grains en la caza de animales realmente grandes, como el búfalo, pero la legislación y la prudencia lo desaconsejan.

 

En el campo de tiro

Excelentes grupos de tres disparos a 100 metros con los distintos niveles: A) Nivel I, B) nivel II y C) nivel III. Está considerado como el peldaño más alto que se puede arribar con una excelente velocidad, gran energía y gran precisión

 

Utilicé un rifle monotiro Ruger con acción descendente Ruger Nº1 y tres cajas de munición, una por cada nivel, cargadas con 150 (Nivel I)  y 180 grains (Nivel II y III). Lo único reseñable, al margen de la gran precisión obtenida con los tres cartuchos, es el lógico incremento en el retroceso, pero teniendo en cuenta que estamos ante un calibre .30 y el peso máximo que disparé eran 180 grains, tampoco se puede decir que fuese excesivo.

Al igual que el blanco que se ve impreso en las cajas de munición, los tres grupos estuvieron muy próximos, pudiéndose usar indistintamente cualquiera de estas tres municiones hasta los 200 metros.

Una última comparación con el .30-.378 Weatherby Magnum, que no está muy bien considerado en cuanto a precisión, ya que para dar esa cantidad extra de velocidad necesita un free bore excesivo; por tanto el .300 RUM está considerado como el peldaño más alto que se puede arribar con una excelente velocidad, gran energía y gran precisión.

¡Buena caza!

 

Nota: agradezco la cesión de material para este reportaje a Borchers S.A., C/ Industrialdea 22, Guernica. 48300 Vizcaya. Tel: 946.252.029. www.borchers-sa.com

Saúl Braceras

No Comments

Post A Comment

veinte − 10 =